• Caracas (Venezuela)

BBC Mundo

Al instante

El último paseo del Endeavour enoja a algunos vecinos

El trasbordador Endeavour cumplió 25 misiones espaciales / BBC

El trasbordador Endeavour cumplió 25 misiones espaciales / BBC

Se talaron 400 árboles para trasladar el transbordador espacial por las calles de Los Ángeles hasta el museo donde quedará en exhibición. Los residentes se quejan, pero los organizadores prometen reforestar la zona afectada

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

.
Medioambiente, tecnología, Endeavour, Los Ángeles, transbordador espacial, NASA, California Science Center

Serán los últimos 20 kilómetros de viaje para un vehículo que lleva recorridos 198 millones de kilómetros: el transbordador Endeavour, ya retirado de su labor en el espacio, será trasladado desde el aeropuerto de Los Ángeles a un museo de esta ciudad, donde quedará en exhibición permanente.

Un tramo corto por tierra firme para una de las naves más complejas jamás construidas por el hombre no parecería ser una empresa problemática. Pero la llamada 'Misión 26' del Endeavour -después de las 25 cumplidas en el aire- desveló a ingenieros y urbanistas por muchos meses y generó protestas de los vecinos.

Para llegar a su nuevo hogar, el Centro de Ciencia de California (CSC, en inglés), el transbordador espacial deberá transitar por las calles angelinas, donde se han talado 400 árboles para abrirle paso.

La decisión causó enojo en los barrios afectados del sur y el sureste, donde los latinos y afroamericanos son mayoría.

'No hay razón para destruir el medio ambiente. Porque aunque planten nuevos árboles, van a demorar en alcanzar la altura que tenían los que quitaron', le dijo a BBC Mundo Adalia Washington, que vive en la zona desde hace 20 años.

Los responsables del proyecto obtuvieron de la alcaldía los permisos de tala, para abrirle paso a un gigante metálico que tiene la altura de un edificio de cinco pisos y un peso superior a 77.000 kilos.

En respuesta a los reclamos, han prometido que plantarán '2,5 árboles por cada uno removido': un total de mil plantas, con una inversión de US$2 millones que también contempla talleres para niños sobre cuestiones ambientales y otras actividades comunales, según le comentó a BBC Mundo el vicepresidente del CSC, William Harris.

A paso lento

Tras 20 años en servicio y 299 días en el espacio, el Endeavour cumplió su última misión en 2011, que marcó el cierre del programa de transbordadores de la agencia espacial estadounidense, la NASA.

A la hora de decidir el destino de la nave, el organismo evaluó propuestas de distintos institutos interesados para declarar ganador al CSC, donde se está construyendo un pabellón especial para exhibirlo.

'Mientras tanto tenemos un espacio temporario pero a medida. California es un segundo hogar para la flota de transbordadores, un estado clave para su desarrollo y construcción, y es lógico que uno (de los cinco transbordadores del programa) termine sus días aquí', opinó Harris.

Así, el Endeavour comenzó su viaje final hace algunas semanas, cuando cruzó el país de costa a costa montado sobre un avión Jumbo 747. El 21 de septiembre aterrizó en Los Ángeles y fue recibido por una multitud, después de sobrevolar varios parajes icónicos, desde el cartel de Hollywood a Disneylandia.

Ahora, el tramo final se hará en dos días, desde el 12 de octubre, a una velocidad inusual: 3 kilómetros por hora... después de haber roto la marca de los 27.000 km/hora cuando salía de la atmósfera.

Viajará a bordo de una plataforma de arrastre de 160 ruedas, que se utiliza para trasladar barcos o puentes, y hará múltiples paradas por cuestiones técnicas: la más espectacular se anticipa será al toparse con el puente de una autopista. Como su altura no permite pasarlo por debajo, deberá ser cargado por sobre la carretera con la ayuda de un camión especialmente diseñado por una compañía automotriz.

Verde perdido

En el camino, la nave deberá sortear semáforos y postes, cables de luz y otros obstáculos, bajo la mirada de centenares de policías y de un público que se estima alcanzará las 'decenas de miles', según los organizadores.

'El diseño del recorrido fue un rompecabezas que llevó casi dos años de trabajo. Removimos cien postes de luz, además de los 400 árboles. Nadie quiere quitar un árbol, pero era la única manera', dijo a BBC Mundo Jorge Plá, presidente de la empresa de ingeniería Cordoba Corporation, que participa de la operación.

En la recorrida que hizo BBC Mundo por varias de las avenidas afectadas, se divisaron las bases de troncos de eucaliptos y ficus, cortados al ras de la tierra y marcados con conos plásticos naranjas para evitarle un posible tropiezo al transeúnte ocasional.

También se hallaron postes de madera para el cableado urbano, apilados a los costados de las calles a la espera de recuperar sus funciones (y su posición vertical habitual) tan pronto el Endeavour pase de largo.

Karl Morgan, miembro del concejo local, reclama que el operativo de remoción de árboles se hizo sin considerar que el barrio tiene muy baja densidad verde.

'No se trata de destruir para que pase el transbordador. Esto afecta a una comunidad de color que ha sido desoída en reiteradas ocasiones en el pasado', señaló a la prensa este vecino.

Muchos recuerdan que en estos barrios, donde se asientan familias de bajos recursos, se realizaron expropiaciones y traslados para levantar tramos de autopistas en los años '60.

Sin embargo, hay quienes opinan que la llegada del vehículo espacial agrega un atractivo turístico a la zona.

'Nos merecemos tener este transbordador aquí y verlo pasar será un espectáculo. Ya prometieron que van a poner árboles nuevos y, digámoslo, el problema de la falta de verde en esta zona no es culpa del Endeavour', le dijo a BBC Mundo Óscar Juárez, que gerencia un local de comida en la esquina de las calles Crenshaw y Martin Luther King, donde se hará una celebración especial para recibir al transbordador.