• Caracas (Venezuela)

BBC Mundo

Al instante

El tratamiento para la hiperactividad puede reducir el crimen

Los medicamentos ayudan a reducir los problemas de concentración e impulsividad

Los medicamentos ayudan a reducir los problemas de concentración e impulsividad

Las personas con trastorno por déficit de atención con hiperactividad (TDAH) involucradas en crímenes tienen menos probabilidad de volver a delinquir si reciben medicamento, revela un estudio

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Estudios previos han mostrado que la gente con TDAH tiene más posibilidades de cometer delitos que la población general.

Los investigadores del Instituto Karolinska, en Estocolmo, afirman que si se ofrece a estos individuos un mejor acceso a medicamentos se puede reducir el crimen y ahorrar dinero.

En el Reino Unido, 3% de los niños han sido diagnosticados con TDAH, y un 50% de éstos continúan con el trastorno en su vida adulta.

Las personas con el trastorno enfrentan problemas de concentración, hiperactividad e impulsividad.

Los cálculos sugieren que entre 7 y 40% de los individuos en el sistema de justicia criminal podrían sufrir TDAH y otros trastornos similares, aunque en muchos casos no se ha reconocido formalmente la enfermedad.

Los científicos del Karolinska analizaron los datos de más de 25.000 personas con TDAH en Suecia.

Encontraron que aquéllos con el trastorno tenían más probabilidad de cometer crímenes (37% de hombres y 15% de mujeres) que los adultos sin la enfermedad (9% de hombres y 2% de mujeres).

Vida organizada

El estudio, publicado en New England Journal of Medicine (Revista de Medicina de Nueva Inglaterra) encontró que cuando la gente tomaba medicamento tenía entre 32 y 41% menos probabilidad de resultar convicto por un crimen que cuando estaba sin tratamiento por un período de seis meses o más.

El doctor Seena Fazel, uno de los autores del estudio, afirma que los medicamentos pueden reducir las decisiones impulsivas y permitir que la persona organice mejor su vida, lo cual conduce a que permanezca en un empleo y mantenga una relación.

Otro de los autores, el profesor Paul Lichtenstein, afirma: "Se dice que aproximadamente entre 30% y 40% de los criminales con largas sentencias tienen TDAH".

"Si sus posibilidades de volver a delinquir pueden reducirse en 30%, esto claramente tendría un efecto en los números totales de crimen en muchas sociedades".

Por su parte, el profesor Philip Asherson, psiquiatra y presidente de la Red de Adultos con TDAH del Reino Unido, quien no estuvo involucrado en el estudio, señala que "deseamos que la gente pueda tomar decisiones propias y tenga responsabilidad personal, nadie los está forzando a tomar fármacos".

Según el experto, cuesta entre US$150 y $470 al mes tratar con medicamentos a una persona con TDAH, y si se toman en cuenta los costos de desempleo y del sistema de justicia criminal, estos "superan muy por encima" los costos del tratamiento.

Pero advierte que se deben tomar en cuenta los efectos secundarios de los fármacos utilizados, como la Ritalina.

"Ni que pensarlo"

Andrea Bilbow, fundadora del Servicio Nacional de Información y Apoyo del Trastorno de Déficit de Atención, comenta: "Por supuesto, hay muchas personas con TDAH en la población que no están involucradas en crímenes".

"Pero para algunos individuos con el trastorno, si no se les trata ellos mismos se tratarán con drogas en la calle".

"Referir a un adulto a los servicios de especialistas puede costar unos US$2.400. Si comparamos esta suma con la cantidad de dinero que podríamos ahorrar si mantenemos a la gente fuera de una prisión, no tendríamos ni que pensarlo", dice.

Los investigadores analizaron una variedad de crímenes, desde delitos menores hasta crímenes violentos, y en todos encontraron una reducción cuando la gente tomaba medicamentos.

Los autores reconocen que cuando se ofrecen tratamientos la persona también recibe más atención de otros servicios de apoyo y esto, dicen, podría también contribuir a la reducción de la conducta criminal.

La profesora Sue Bailey, presidenta del Colegio Real de Psiquiatría, recibe positivamente el estudio. Expresa que "en una era en la que prevalecen las terapias psicológicas, esto nos recuerda que la medicación puede también tener un impacto positivo".

Los autores del estudio afirman que el TDAH puede existir junto con otros trastornos, como los conductuales, y por eso es necesario llevar a cabo más investigaciones para entender mejor cómo éstos contribuyen a la conducta criminal.

Los investigadores creen que el hallazgo de su estudio puede aplicarse a muchos otros países donde las tasas de TDAH en los niños y de la medicación que se receta son similares a las de Suecia.