• Caracas (Venezuela)

BBC Mundo

Al instante

Los trabajadores de Corea del Norte "esclavizados" en Rusia

Decenas de miles de norcoreanos trabajan como "esclavos" en Rusia | Foto: BBC Mundo

Decenas de miles de norcoreanos trabajan como "esclavos" en Rusia | Foto: BBC Mundo

Los empleados norcoreanos son baratos, confiables y me dan los resultados que espero, explicó un promotor ruso 

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

En la región del Lejano Oriente ruso hay un "boom" de la construcción, pero los trabajadores que lo sustentan no son rusos: llegan de la totalitaria y secretista Corea del Norte.

Viven en complejos cerrados y, según grupos de derechos humanos, son trabajadores esclavos enviados por el régimen de Kim Jong-un.

El país asiático se enfrenta a su peor sequía en el último siglo y Naciones Unidas ha alertado de que puede producirse una gran hambruna.

North Koreans

Una de las formas que tiene el régimen de conseguir el tan necesitado efectivo es el trabajo en el extranjero, así que el presidente Kim Jong-un ha aumentado el número de brigadas enviadas fuera.

Decenas de miles de norcoreanos trabajan de esta forma en Rusia, muchos en el sector de la construcción.

Es muy difícil hablar con ellos. Les da terror decir algo inadecuado: tienen familias en Corea del Norte.

"No nos dieron opción, teníamos que venir. Yo hubiera preferido quedarme en mi país", le dijo uno de estos trabajadores al periodista de la BBC Stephen Sackur.

"Venimos, trabajamos y volvemos", añadió.

Si se les pregunta cuánto dinero se paga por su trabajo, esta es la respuesta.

"No lo sé. ¿Cómo podría saberlo? No recibimos un salario".

En la ciudad rusa de Vladivostok, algunos proyectos constructivos pagados con dinero público se han levantado con participación de trabajadores norcoreanos.

Son baratos y confiables. A los promotores rusos les sale a cuenta no hacer preguntas.

"Tengo un trabajo para hacer y ellos me dan los resultados que espero", le explicó a la BBC Alexei Birukov, promotor de la zona.

"Yo cerré los ojos hace tiempo y esto ya no me interesa", dice Birukov, tras ser preguntado por las denuncias de los grupos de derechos humanos que apuntan que estos trabajadores están en condición de esclavitud.

Ley internacional 

Los promotores rusos, como Alexei Birukov, consiguen mano de obra barata.

Los trabajadores que aprovechan el viaje para escapar y piden ser reconocidos como refugiados en Rusia son devueltos de forma rutinaria al régimen norcoreano.

"Es ilegal, por supuesto. Tienen derecho a pedir estatus de refugiados", dice Svetlana Gannushkina, de la organización de derechos humanos Citizens Assistance.

"Moscú está violando la ley internacional de derechos humanos", asegura.

Hasta el momento no se conocen reacciones del gobierno ruso a estas alegaciones.

Trabajadores norcoreanos que lograron huir y organizaciones de derechos humanos denuncian que miles de norcoreanos trabajan en condiciones similares en otros países extranjeros.

No sólo en Rusia, sino también en fábricas chinas, en obras en Birmania y Medio Oriente o construyendo monumentos en África.

Al enviar brigadas de trabajadores al extranjero, Kim puede conseguir moneda fuerte mientras su pueblo vive al borde de la hambruna.

Estos trabajadores están atrapados en una zona crepuscular: temporalmente fuera de la pesadilla totalitarian de Corea del Norte y, sin embargo, todavía bajo el control de Kim.

Muchos en Rusia, al parecer, están dispuestos a ponerlos a trabajar y mirar para otro lado.