• Caracas (Venezuela)

BBC Mundo

Al instante

¿Qué son los tics y cuándo hay que preocuparse por ellos?

Con frecuencia el estrés y la ansiedad pueden hacer que los tics empeoren, señalan los especialistas / Cortesía

Con frecuencia el estrés y la ansiedad pueden hacer que los tics empeoren, señalan los especialistas / Cortesía

Si el tic se vuelve más severo e impide que la persona pueda llevar su vida diaria, debe acudir al médico

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Me desperté y a las pocas horas empezó el tic. Sentía que el párpado superior de mi ojo izquierdo se movía rápidamente. Ya han pasado varios días y el tic sigue, viene y se va.

A veces desaparece por horas, pero regresa en intervalos breves. No es la primera vez que me pasa, pero sí es la primera vez que lleva varios días. ¿Debería preocuparme?

"Un tic en el ojo del tipo pestañeo o guiño o extensión de los músculos internos del ojo con mirada hacia arriba u otros lados es simplemente un síntoma más. En ocasiones es común aunque puntual que adultos sientan una especie defibrilación en el párpado no perceptible desde fuera", le explicó a BBC Mundo María Pilar de Castro Manglano, doctora de la Clínica Universidad de Navarra, en España.

"Este fenómeno suele acontecer ante el cansancio físico, agotamiento o falta de sueño y no constituye ningún trastorno en sí mismo ni puede decirse que es un tic", señaló De Castro.

El descanso, de acuerdo con la especialista en Psiquiatría y Psicología Clínica, es en muchos casos la solución.

De acuerdo con De Castro Manglano, si el tic del ojo es "muy molesto para quien lo padece, intenso y persistente" es necesario hacer un diagnóstico certero y tratarlo con medicación específica o métodos psicoterápicos.

Realmente, el movimiento en mi párpado no es molesto ni doloroso, sólo inesperado.

Simples y complejos

En su capítulo dedicado a los tics, el sistema nacional de salud del Reino Unido (NHS, por sus siglas en inglés) es enfático: "Si su tic es leve y usualmente no interfiere con su vida diaria, quizás se dará cuenta de que no es necesario seguir ningún tratamiento".

Y es que todo depende del tipo de tic que se está experimentando.

"Los tics son contracciones rápidas, repetitivas e involuntarias de un grupo de músculos. Aunque en muy raras ocasiones son dañinos, algunos tics pueden interferir severamente con la vida diaria", indica en NHS.

Los tics pueden ser motores, es decir, que provocan movimientos corporales como contracciones faciales o encogimiento de los hombros, explica la organización británica.

También pueden ser fónicos o vocales como gruñir o aclarar la garganta.

"El paciente suele notar una sensación de 'aviso' que precede al tic y suelen notar cierto alivio tras el tic", indicó De Castro Manglano.

El NHS los clasifica como simples o complejos:

"Los tics simples, como el parpadeo o toser, tienden a suceder rápidamente y pueden incluso pasar desapercibidos. Los tics complejos, como las muecas faciales o repetir un sonido, tienden a ser más lentos y podrían parecer intencionales".

La institución recomienda acudir al doctor cuando el tic: "Ocurre regularmente o se vuelve más frecuente o severo; está asociado con problemas emocionales o malestar físico o está acompañado de estados de ánimo o comportamientos preocupantes como ira, depresión o hacerse daño a sí mismo".

Trastorno de Gilles de la Tourette

De acuerdo con De Castro Manglano, el tic es en sí mismo un síntoma de trastornos más específicos como el trastorno de Gilles de la Tourette.

"El síndrome de Tourette es un trastorno neurológico que se caracteriza por la aparición de tics, movimientos o vocalizaciones involuntarias, rápidas y repentinas que se producen repetidamente de la misma manera", señala en su página web la Asociación Tourette de Estados Unidos.

El primer síntoma, explica la organización, es un tic facial que se puede manifestar con parpadeos rápidos o contracciones bucales.

"Los sonidos involuntarios tales como carraspeos y aspiraciones, o tics de los miembros, pueden ser signos iniciales. Para una minoría, el trastorno comienza de manera abrupta con varios síntomas de movimientos y de sonidos", señala la organización.

Los trastornos que tienen entre sus síntomas los tics comienzan generalmente en la infancia.

"Hay factores que favorecen y podrían explicar el inicio de los tics: la herencia genética (tener familiares con tics), tener bajo peso al nacer o problemas durante el embarazo, el haber padecido una infección por estreptococo del grupo A beta hemolítico", indicó la doctora.

"Existen fuertes evidencias de su relación con anomalías en los ganglios basales y en el sistema corticoestrial talámico-cortical a nivel cerebral pero se desconoce si es la causa o la consecuencia", señaló la especialista.

Estrés

De acuerdo con el NHS, "con frecuencia el estrés y la ansiedad pueden hacer que los tics empeoren".

Por eso, señaló De Castro Manglano, tratar la causa del estrés permitirá que los tics bajen su intensidad y duración.

El cansancio es definitivamente otro factor de influencia, pero también lo es el hecho de ser conscientes del tic y la preocupación de que otros lo noten.

"El tic es un síntoma común, frecuente y tratable. Lo importante es no tener miedo y conocer la causa para poder poner solución", señaló De Castro Manglano.

Después de todo parece que no hay razón alguna para preocuparme.

De hecho y cito a la doctora De Castro Manglano, lo mejor es que me vaya a descansar.