• Caracas (Venezuela)

BBC Mundo

Al instante

La televisión: ¿espejo esquivo o el último bastión racista?

La televisión: ¿espejo esquivo o el último bastión racista? / BBC Mundo

La televisión: ¿espejo esquivo o el último bastión racista? / BBC Mundo

Vivo en un país que, visto a la volada, uno pensaría que está bien integrado. Tenemos un presidente y una primera dama mestizos. Un congreso que es completamente representativo de nuestra diversidad cultural. Por donde uno vaya en las calles, la población es mayoritariamente mestiza. Sin embargo, cada dos por tres hay un incidente racista que nos hace hervir la sangre. ¿Qué está pasando?

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Pasa que es un tema que no lo tenemos resuelto. Hemos negado tanto una parte de lo que somos que la ciudad enfermó.

Por más que haya señales de que esta plaga va en retirada (por una cuestión más bien demográfica), no cabe duda que el psicoanalista Jorge Bruce tiene razón cuando dice que "el racismo continúa siendo una experiencia que contamina las interacciones cotidianas de los peruanos".

Hace unos años él escribió un libro sobre este tema, "Nos habíamos choleado tanto", y uno de sus capítulos se refiere a un aspecto que quiero comentar hoy día: el de los medios de comunicación. En particular, la televisión. Porque la lógica dice que si vivimos en un país diverso, este país debería poder verse reflejado en sus propios medios. ¿Cierto?

No hace mucho escribí una columna en la que cuestionaba a una conocida tienda cuya campaña para el Día de la Madre estaba centrada en una sola imagen: la de una modelo bellísima, delgadísima, rubísima.

En su momento pensé que esa sería una de varias imágenes. Pero no. Fue la única de toda la campaña, durante varias semanas. Y es entonces cuando uno tiene que pensar que ahí hay algo que no está bien.

¿Responsabilidad social?

Después leí el libro de este psicoanalista y resultó que no era la primera vez que se cuestionaba el hecho ni la misma empresa.

Ya eran años que se venía repitiendo el mismo patrón, como lo describe él en su libro:

"...se entregaron dos antipremios a la publicidad más discriminadora. Se trataba de aquella propalada por las dos tiendas por departamentos que más presencia publicitaria tienen en el Perú: los grandes almacenes Saga y Ripley (…) En ambos casos se les señaló la insistencia en recurrir a modelos en sus catálogos de distribución masiva, los cuales no resultaban en absoluto representativos de la mayoría de clientes..."

Ambas empresas han negado repetidamente una intención discriminadora, y muestran otro tipo de campañas donde hay variedad de rostros.

En todo caso, no son las únicas con este patrón. Cuando una empresa quiere proyectar una imagen de calidad para sus productos su publicidad, inexorablemente, no incluirá rostros que todos identificamos como peruanos.

Y pienso, si este es un país que está tratando de dejar sus taras del pasado.Si es un país cuyo desarrollo económico les ha traído nueva confianza a sus ciudadanos. Si hay una creciente clase media que busca verse reflejada en los nuevos espacios que va consiguiendo, ¿los medios de comunicación no deberían acompañar ese proceso?

Me pregunto qué pasaría con el niño, la joven, que crece mirándose en un espejo que no refleja su imagen sino otra. ¿Sería una persona sana?, ¿podría desarrollar todo su potencial?, ¿qué pensaría de sí misma?

La representación visual es un punto importante en la creación de ciudadanía. Es la que legitima modelos. Es la que ayuda, o no, al fortalecimiento del tejido social. ¿Por qué no lo estamos haciendo?

Ya sé que no es elegante hablar de estos temas.

Alguna vez me han llamado acomplejado por plantearlos en público. Pero en algún momento hay que hacerlo, porque en este escenario ¿quién es el acomplejado, o quién está de atar?

El que reclama imágenes normales de su ciudad, o el que se empeña en creer y hacer creer que vive en otra realidad.

El espejo es todo suyo.

Un proyecto de la revista estadounidense National Geographic busca las rutas que siguieron nuestros ancestros desde que salieron de África hace 60.000 años, a través de muestras del ADN de voluntarios.

El periodista peruano Javier Lizarzaburu es uno de ellos y durante dos semanas nos estará contado su experiencia.