• Caracas (Venezuela)

BBC Mundo

Al instante

Cómo la tecnología puede evitar estampidas humanas

Miles de peregrinos participan en el Hajj cada año formando densas multitudes / BBC Mundo

Miles de peregrinos participan en el Hajj cada año formando densas multitudes / BBC Mundo

Ser aplastado por una turba desesperada es una forma de morir cruel e innecesaria

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Y sin embargo, en pleno siglo XXI, sigue ocurriendo con frecuencia. Recientemente, una estampida en un festival hindú en el estado indio de Madhya Pradesh mató a 115 personas.

La tristeza dio paso a la indignación cuando los medios señalaron que una mejor gestión del evento podría haber evitado la tragedia.

¿Podría la tecnología tener un papel en asegurar que estos desastres no se repitan?

En la peregrinación musulmana Hajj, que tiene lugar en octubre, las autoridades utilizan programas que analizan a la multitud en tiempo real. Son programas que no sólo identifican problemas, sino que también son capaces de predecir si va a haber una concentración excesiva de gente.

El software llamado CrowdVision suministra datos sobre la cantidad de personas, densidad, distribución y flujo de una multitud, una información que es analizada por personal militar, la policía y otros gestores de multitudes.

El comportamiento de la masa

El programa partió de un análisis de imágenes tomadas durante la estampida que se produjo durante la peregrinación Hajj en 2006, según explicó Anders Johansson, uno de sus cofundadores.

Gracias a las imágenes se dio cuenta de que se producen ciertos patrones de comportamiento, que si se identifican con anticipación pueden evitar un mal mayor.

En 2007, su sistema se instaló en la Meca y desde entonces sigue controlando el movimiento de los peregrinos.

Pero algunos son más escépticos sobre el papel de la tecnología a la hora de evitar este tipo de tragedias.

El profesor Keith Still, quien asesoró a las autoridades locales en este aspecto en las peregrinaciones Hajj entre 2001 y 2005, afirma que ésta debe ir acompañada de un buen plan de gestión.

Según dijo a la BBC, tecnologías anteriores a CrowdVision incluso habrían tenido un papel en la tragedia de Hajj en 2006.

"Las firmas de tecnología ofrecieron a los saudíes nuevos sistemas que confiaban en forma excesiva en la tecnología. Se colocaron muchas señales digitales para orientar a la multitud, pero fue un desastre".

Para él, el valor de CrowdVision reside en su capacidad de contar de forma precisa cuántas personas están en un evento, pero esto tiene sus limitaciones.

"Si necesitas rastrear la capacidad, estas herramientas son estupendas. Sin embargo, eso dista de ser un sistema de gestión de riesgo", señaló.

Protestas callejeras

Ciudades de todo el mundo están cada vez más superpobladas. La ONU estima que en 2050 la población mundial será de 9.000 millones de personas, y que 70% vivirá en ciudades.

Al mismo tiempo, cada vez hay más personas en multitudes. Espectáculos musicales y deportivos a gran escala están a la orden del día, así como las grandes pantallas que trasmiten eventos en lugares públicos para que quienes están afuera puedan seguir también la acción.

Por otro lado, son más frecuentes las protestas callejeras espontáneas, gracias a la proliferación de las redes sociales y los teléfonos inteligentes.

Así que la tecnología que controla a estas multitudes va a ser cada vez más relevante, opinan los analistas.

Entender cómo se mueve la gente en la ciudad ayudará a diseñar sistemas de transporte y mantener a la gente a salvo del peligro ya sea natural o humano", afirma Joe Dignan, de la firma de análisis tecnológico Ovum.

Ya se trate de multitudes que se concentran para protestar, para celebrar o sólo para entretenerse, la situación puede ponerse fea en un instante.

Tecnologías como las de CrowdVision emplean mapas de calor para identificar los puntos de peligro incluso cuando la multitud fluye bien y en relativa calma.

Por ejemplo, en el caso de los festivales de música, estos mapas de calor permitieron identificar que los organizadores quizás cometen un error al colocar al personal de control en el frente de la masa.

"Los mapas sugieren que los problemas estaban en realidad en medio de la muchedumbre", afirma Fiona Strens, cofundadora de la empresa.

"Si el personal tuviera tabletas con información en tiempo real, podrían ver exactamente dónde necesitan estar", explica.

Humanos impredecibles

Semejante solución no parece muy realista en casos como la estampida que ocurrió en el estado indio de Madhya Pradesh.

Al parecer, ésta se desencadenó debido al rumor de que un puente que la gente estaba cruzando iba a colapsar, lo que generó una oleada de pánico.

Ese mismo puente se construyó precisamente para evitar una estampida, ya que siete años antes varios asistentes fueron aplastados cuando cruzaban el río.

Esto demuestra que, aunque un evento se planifique con cuidado, no se puede predecir el comportamiento humano.

Puede que la tecnología ayude pero tan sólo será parte de la solución, asegura el profesor Still.

"La mejor forma de evitarlo en un futuro es la educación en seguridad en multitudes".

Contenido relacionado