• Caracas (Venezuela)

BBC Mundo

Al instante

El sórdido caso del niño de 8 años acusado de matar a una bebé

bebe

Vigilia por la muerte de Kelci Lewis en Birmingham, Alabama | Foto: Al.com

La víctima fue hallada inconsciente en su cuna con varios golpes en la cabeza  

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Un niño de 8 años se convirtió en una de las personas más jóvenes en ser acusadas de asesinato en Estados Unidos.

El menor, quien no ha sido identificado, es el principal sospechoso de matar a golpes a Kelci Devine Lewis, una bebé de 18 meses, porque no paraba de llorar.

La niña fue hallada inconsciente en su cuna, el pasado 12 de octubre, en Birmingham, Alabama, con visibles golpes en la cabeza. También tenía lesiones internas.

"Esta es una de las investigaciones más terribles que he visto en más de 30 años de carrera", aseguró A.C. Roper, jefe policial de Birmingham.

La madre de la niña, Katerra Lewis, la dejó con otros cinco niños, de 2, 4, 6, 7 y 8 años, para irse a un club nocturno con el otro adulto de la casa.

Cargos contra la madre

Ahora la mujer de 26 años enfrenta cargos por homicidio. Se encuentra en libertad, tras pagar una fianza de 15.000 dólares.

Lewis no vivía en la casa donde murió su hija; se encontraba allí temporalmente.

Un niño de 6 años, que fue testigo de la golpiza fatal, fue clave para determinar lo sucedido.

El menor acusado del crimen está bajo cuidado de la agencia de bienestar infantil de Alabama. Su caso se procesará través del sistema de la corte familiar.

No existe una edad mínima para ser juzgado en el estado de Alabama.

Poco se sabe del menor, pero un oficial de la policía indicó que está psicológicamente afectado por lo sucedido.

"Creo que va a requerir algún tipo de asesoramiento intenso para los próximos años", dijo Sean Edwards, portavoz de la policía de Birmingham.

"Va a necesitar algún tipo de intervención extrema".

Dudas sobre el proceso judicial

Tobie Smith, abogado de la Sociedad de Ayuda Legal de Birmingham y codirector del Centro de Defensa de Menores en el Sur, cree que habrá "muy serias dudas sobre si un niño de 8 años de edad tiene la capacidad racional para el proceso contra él".

"Van a tener que echar un vistazo a ver si esto es más una cuestión de la culpabilidad de los padres que de culpabilidad del niño", agregó en declaraciones al diario National Post.

Kim Dvorchak, directora ejecutiva del Centro Nacional de Defensa de Menores, también considera que el menor no debería ser enjuiciado.

"Los niños no están realmente preparados para un sistema judicial, y nuestro sistema judicial –incluso nuestros sistemas judiciales juveniles– no están diseñados para niños muy pequeños", opinó, en declaraciones al diario.

De continuar el proceso, el niño de 8 años se sumaría a una lista de menores juzgados por asesinato en Estados Unidos.

En 1999, Curtis Jones, de 12 años y su hermana Catherine, de 13, fueron declarados culpables de asesinato por matar con premeditación a un familiar que los abusaba sexualmente. Ambos salieron este año de la cárcel.

Y en 2001, Lionel Tate, entonces de 13 años, se convirtió en el primer menor en ser condenado a cadena perpetua, por la muerte de una niña de 6 años.

Su condena reavivó la controversia sobre la aplicación de la justicia en Estados Unidos en casos criminales que involucran a menores.