• Caracas (Venezuela)

BBC Mundo

Al instante

¿Qué significa que los independentistas hayan logrado la mayoría en las elecciones en Cataluña?

La coalición "Junts pel Sí" se comprometió en poner en marcha un proceso que desembocaría a la independencia de Cataluña en un plazo máximo de 18 meses | Foto: BBC Mundo

La coalición "Junts pel Sí" se comprometió en poner en marcha un proceso que desembocaría a la independencia de Cataluña en un plazo máximo de 18 meses | Foto: BBC Mundo

Más de 5 millones de catalanes estaban llamados a las urnas este domingo en elecciones al parlamento regional, que los partidos separatistas presentaron como un plebiscito rumbo a la independencia de España

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

En este contexto, las fuerzas partidarias de la independencia lograron la mayoría absoluta en el parlamento catalán, aunque no consiguieron el 50% de los votos.

Se abre un escenario incierto aunque los independentistas se sienten legitimados para seguir adelante con la ruptura con España.

Tras conocerse los resultados de los comicios los partidos unionistas hicieron hincapié en que los independentista no han logrado más de la mitad de los votos, lo que demuestra que la mayoría de los catalanes está en contra de la separación.

Con una participación del 77,5% superó por 10 puntos a la registrada en las elecciones regionales de 2012.

Ganadores y perdedores

El líder de la coalición separatista "Junts pel Si" (Juntos por el sí) Artur Mas - que consiguió 62 escaños del total de 135 miembros del parlamento - aseguró que estos resultados suponen un mandato para buscar la independencia.

La segunda fuerza política fue el joven partido de centroderecha "Ciutadans" (Ciudadanos) que obtuvo 25 escaños, el triple que en los comicios regionales de 2012, consolidándose como el principal partido de la oposición.

Esta formación, que se presentará por primera vez a nivel nacional en las elecciones de diciembre, ha logrado el voto de los ciudadanos descontentos con fuerzas tradicionales como el Partido Socialista de Cataluña y el conservador Partido Popular (PP).

Si bien el PSC perdió impulso al lograr solo 16 escaños, aguantó mejor el tirón que el PP, que sufrió un descalabro al lograr solo 11 diputados de los 19 que obtuvo en 2012.

Sí... pero no

"Los catalanes han votado sí a la independencia", dijo Artur Mas, quien considera su proyecto separatista legitimado.

No obstante, la oposició sostiene que la mayoría rechazó el separatismo.

Para lograr el control del parlamento autonómico "Junts pel Sí" necesitaba alcanzar los 68 escaños.

Esto significa que tendrá que aliarse con el otro grupo que promueve la independencia, la formación radical de izquierda Candidatura d'Unitat Popular (Candidatura de Unidad Popular, CUP), que obtuvo diez representantes.

"Junts pel si" aseguró en su programa que de ganar las elecciones pondría en marcha un proceso que desembocaría a la independencia de Cataluña en un plazo máximo de 18 meses.

Los votos de lacoalición independentista sumados a los de la CUO obtuvieron el 47,9% de los sufragios.

¿Qué viene ahora?

Diálogo, mucho diálogo. Con este panorama político es probable que vengan semanas de negociaciones.

Y es que no va a ser fácil que se logre un acuerdo de gobierno ya que el primer obstáculo que tendrán que superar los separatistas será encontrar puntos comunes.

Por un lado "Junts pel Sí" es una coalición que abarca un espectro de partidos de diverso signo político, incluido un partido democristiano, mientras que la CUP es un movimiento de izquierda radical.

De hecho la CUP decidió no formar parte de la coalición y ha mostrado su rechazo a que Artur Mas -un político conservador- sea presidente del gobierno regional.

El mayor tropezón para los independentistas sería no lograr formar gobierno con mayoría absoluta si no se pusieran de acuerdo.

Entre las dificultades que tendrán que superar también está el hecho de que la Constitución española no permite que las regiones se separen.

El plan unilateral de independencia incluye la creación de nuevas instituciones catalanas, una Constitución propia, un banco central y un sistema judicial.

El futuro

Hay analistas que consideran que los malos resultados del PP son una muestra de que la estrategia del gobierno de Mariano Rajoy ha fracasado.

Pese a ello, el Partido Popular mandó un mensaje de tranquilidad a través de las redes sociales asegurando que seguirá "garantizando la unidad de España".

El gobierno de Rajoy se ha opuesto a la celebración de un referéndum, argumentando que es contrario a la Constitución española y ha asegurado que hará uso de todos los recursos legales a su alcance para evitar el proceso de secesión de Cataluña.

No obstante, una victoria tan contundente para los independentistas en el parlamento regional, es un claro revés para su gobierno a tres meses de que se celebren las elecciones generales y da argumentos a aquellos que creen que el gobierno central debería haber estado más abierto al diálogo.

El sentimiento independentista aumentó durante la crisis económica que está atravesando España, que dejó cifras de desempleo de dos dígitos.

En los últimos meses se ha extendido el temor de que la articulación territorial de España pudiera afectar a la confianza en los mercados y la recuperación económica del país.