• Caracas (Venezuela)

BBC Mundo

Al instante

¿Cuáles son los países con más sanciones internacionales ahora que se levantó el castigo económico a Irán?

El programa de misiles de Irán sigue provocando sanciones por parte de EE.UU., pero con un alcance mucho más limitado / Foto: BBC Mundo

El programa de misiles de Irán sigue provocando sanciones por parte de EE.UU., pero con un alcance mucho más limitado / Foto: BBC Mundo

Las sanciones impuestas por Naciones Unidas, Estados Unidos y la Unión Europea a Irán por cuenta de su programa nuclear fueron levantadas durante el fin de semana

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Aunque la decisión de EE UU de imponer casi inmediatamente nuevas sanciones –de alcance mucho más limitado– no termina de sacar al gobierno de Teherán de la lista de países que enfrentan castigos internacionales.

Los progresos de Irán, sin embargo, ciertamente lo alejan de la cabeza de la lista en cuestión.

Porque otros programas nucleares, así como acusaciones de apoyo al terrorismo o la represión interna son algunos de los factores por los que países como Corea del Norte, Sudán y Siria son objeto de sanciones mucho más drásticas.

BBC Mundo te recuerda los principales países que enfrentan restricciones y castigos internacionales.

Corea del Norte

Hay un amplio abanico de sanciones contra Corea del Norte que penalizan su programa nuclear así como abusos a los derechos humanos.

Eso supone que casi todas formas de ayuda, actividad financiera y comercio con el país están prohibidas.

Antes del supuesto ensayo de una bomba H en enero, Corea del Norte había realizado tests atómicos en 2006, 2009 y 2013, año del que datan las últimas sanciones del Consejo de Seguridad de la ONU.

Y después del supuesto último ensayo, varios diplomáticos prometieron buscar nuevos castigos para el gobierno de Kim Jong-un.

La aplicación de sanciones más severas, sin embargo, dependerá en buena medida de China, el mayor aliado de Pyongyang y con derecho a veto en el Consejo de Seguridad.

Siria

Durante décadas Siria ha sido objeto de sanciones de Naciones Unidas por su supuesto apoyo a grupos terroristas.

Y a eso se le suman castigos posteriores por la represión de civiles y su manejo de la crisis de refugiados.

El programa de sanciones impuesto por Estados Unidos y la Unión Europea contra Siria es uno de los más amplios de todos e incluye un embargo sobre material que podría ser usado para la represión interna, así como una prohibición de comerciar con el país por petróleo y derivados.

También hay sanciones en materia de inversiones, actividades financieras y transporte.

Libia

El Consejo de Seguridad de Naciones Unidas ordenó sanciones en contra de Libia en febrero de 2011 por causa de violaciones de derechos humanos.

Las mismas incluyen un embargo de armas y otro material bélico, así uno sobre el equipamiento que podría ser usado para la represión interna.

La comunidad internacional también inspecciona ciertas embarcaciones y se aplican restricciones para frenar la exportación ilegal de crudo.

Se han congelado también activos económicos y financieros.

Sudán

Las sanciones contra Sudán llevan en vigor desde 1997, cuando se acusó al país de apoyar los intentos de desestabilizar a los gobiernos de la región.

Estados Unidos impidió entonces a las compañías sudanesas usar dólares para dificultarle así el comercio internacional.

Los efectos de las sanciones, sin embargo, se vieron limitados porque China se convirtió en uno de los principales socios del país africano, vendiéndole armas y comprando gran parte de su petróleo.

Aunque eso no impidió que EE UU impusiera nuevas sanciones en 2006 por causa de la violencia en Darfur, un zona de Sudán donde operan varios grupos rebeldes.

En esa oportunidad el entonces presidente de estadounidense George W. Bush describió las acciones de Sudán como un "genocidio".

Rusia

Estados Unidos y Unión Europea impusieron un paquete de sanciones sobre personas y empresas rusas en respuesta a la anexión de la Península de Crimea en 2014 y la crisis del Este de Ucrania.

EE UU y UE también se fijaron como objetivo activos claves de la economía rusa que están conectados con la elite gobernante.

Rusia contragolpeó prohibiendo la importación de ciertos productos alimenticios desde la UE, EE UU y otros países.

Ucrania

Las sanciones de EE UU y UE se centran en altos dirigentes y organizaciones involucradas en la revuelta separatista pro-Rusia en el este de Ucrania y en Crimea, un territorio que Rusia reclama como territorio propio desde un controvertido referéndum en 2014.

Rusia, por su parte, ha aplicado sus propias sanciones a varios productos alimenticios ucranianos.

Cuba

La isla caribeña no es objeto de castigos multilaterales.

Solo Estados Unidos, su viejo enemigo ideológico, mantiene un embargo comercial y financiero desde los años 60, originado por la expropiación de empresas estadounidenses tras el triunfo de la Revolución cubana.

En el marco del acercamiento con Cuba, el presidente estadounidense Barack Obama ha sin embargo flexibilizado varias de las sanciones.

Aunque al tener estas leyes, las mismas solo pueden ser levantadas formalmente por el Congreso de Estados Unidos.

En su último informe anual sobre el embargo presentado ante la ONU, Cuba cifró en 121.192 millones de dólares en precios corrientes los daños totales que le causado el embargo a la isla.

La Asamblea General de Naciones Unidas condena cada año el embargo.

Venezuela

Estados Unidos mantiene también sanciones unilaterales contra funcionarios del gobierno de Nicolás Maduro, a los que acusa de violar derechos humanos y cometer actos de corrupción.

Los sancionados, casi todos policías y militares, forman o han formado parte de los organismos de seguridad del Estado que fueron responsables de neutralizar las protestas antigubernamentales ocurridas principalmente en febrero de 2014.

"Estamos comprometidos por hacer avanzar el respeto por los derechos humanos, al proteger las instituciones democráticas y el sistema financiero de EE UU de los flujos financieros ilícitos de la corrupción pública en Venezuela", se leía en el comunicado que difundió en marzo de 2015 el gobierno estadounidense.

Las autoridades venezolanas, por su parte, han denunciado las sanciones como una intromisión inaceptable de EE UU en la política interna.