• Caracas (Venezuela)

BBC Mundo

Al instante

Los riesgos para la salud de tener mascotas exóticas

Los lagartos son ahora más populares que los caballos y los ponies como mascotas | Foto: BBC Mundo

Los lagartos son ahora más populares que los caballos y los ponis como mascotas | Foto: BBC Mundo

Las mascotas exóticas pueden ser fascinantes e incluso divertidas, pero traen consigo una amplia variedad de insectos, microbios y parásitos

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Cuando las bacterias pasan a los seres humanos pueden causar una amplia variedad de condiciones, como la salmonella, la tiña y la tuberculosis.

Es por ello que las personas deben evitar el mantenimiento de animales exóticos como mascotas, advierte un nuevo folleto informativo en Reino Unido.

El panfleto titulado Mascota exótica, realizado en colaboración con la Fundación de Enfermedades Emergentes, Iniciativa de Salud Uno y Servicio Veterinario Mundial, dice que las enfermedades zoonóticas -infecciones que pueden pasar entre los animales y los seres humanos- son susceptibles de causar "miles de casos de enfermedades humanas anualmente y muertes ocasionales".

El documento indica que los niños menores de cinco años, los ancianos y los que ya están enfermos son los más vulnerables a las infecciones.

La mayoría de los casos de estas condiciones no son graves y las muertes son muy raras, pero con el creciente número de mascotas exóticas, algunos expertos están preocupados de que los riesgos para la salud también están aumentando.

De acuerdo con la Sociedad Protectora de Animales, RSPCA, la falta de regulación significa que es imposible saber exactamente cómo se mantienen muchos animales exóticos, pero los reptiles parece que son las mascotas favoritas.

El número de serpientes, lagartos y tortugas, por ejemplo, ha aumentado de alrededor de 400.000 en los hogares de Reino Unido en 2008 a más de un millón en 2014. Los lagartos, por ejemplo, han superado a los caballos y ponis en popularidad.

Otras mascotas exóticas aunque poco frecuentes son los primates y otros mamíferos, tales como murciélagos, zorros y suricatas.

Clifford Warwick, un científico médico de la Fundación de Enfermedades Emergentes, una organización benéfica enfocada en las infecciones que pasan de animales a humanos, dice que la amenaza de las mascotas exóticas es muy real.

"El mundo moderno permite una adquisición muy fácil de animales exóticos como mascotas".

"El comercio de mascotas en general, con la diversidad de especies disponibles, ofrece una vía rápida de expansión para los insectos de los rincones más lejanos del mundo".

La mayoría de los veterinarios están muy familiarizados con las enfermedades de perros, gatos y conejos -explica- pero menos familiarizados con los que habitan animales exóticos.

Además, es poco probable que los médicos pregunten a un paciente enfermo si tienen una mascota exótica, lo que significa que en muchos casos estas enfermedades no se diagnostican.

"Si una persona se contagia de salmonella de una serpiente, en lugar de un perro o un gato, sería una forma más grave de salmonella y más difícil de tratar," dice Warwick.

La salmonella causa diarrea y fiebre y puede contagiarse de peces, anfibios, reptiles y aves.

Warwick cree que es difícil exponerse a las bacterias de las mascotas exóticas por lo que aconseja no mantenerlas.

No hay que alarmarse

El sistema británico de salud no tiene ninguna estadística sobre enfermedades o muertes causadas por infecciones transmitidas por mascotas exóticas a humanos debido a que es muy difícil saber el origen de una enfermedad en particular.

Las excepciones son cuando hay un brote o acontecimiento muy inusual, como la transmisión de la tuberculosis de los gatos a los seres humanos a principios de este año.

No obstante, Hilary Kirkbride, epidemióloga que trabaja para el gobierno, dice que no deberíamos estar demasiado preocupados.

"Si bien hay ejemplos documentados de infecciones adquiridas de mascotas exóticas, el número de casos globales de infección es bajo".

Sin embargo, hay una buena razón para aconsejar no besar a los reptiles.

"La mayoría de los reptiles transportan la salmonella en sus entrañas, y hay que asumir que todos los reptiles tienen salmonella, incluso si no muestran signos visibles de la infección".

El folleto sobre los animales exóticos advierte que la salmonella puede pasar de reptiles a seres humanos cuando la gente pone algo en su boca que haya estado en contacto con su reptil, particularmente sus dedos.

Algunos alimentos de reptiles tales como ratones, ratas y pollos congelados o descongelados, también pueden contener salmonella y pueden ser una fuente potencial de infección, añade.

La clave para deshacerse de los gérmenes recogidos de las mascotas es lavarse bien las manos después de manipular los animales exóticos. También se aconseja el uso de un producto de limpieza a base de alcohol.

Para minimizar el riesgo de infecciones hay que mantener a los reptiles y a otros animales fuera de las habitaciones en las que se preparan los alimentos y comida.