• Caracas (Venezuela)

BBC Mundo

Al instante

5 riesgos para la salud de correr un maratón

Rita Jeptoo, de Kenia, después de ganar la edición 2014 del maratón de Chicago, en Estados Unidos / BBC MUNDO

Rita Jeptoo, de Kenia, después de ganar la edición 2014 del maratón de Chicago, en Estados Unidos / BBC MUNDO

Ser capaz de correr 42km puede ser sinónimo de tener una salud perfecta. Pero no siempre es así, e incluso prepararse para participar en cualquier prueba de larga distancia puede ser contraproducente

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Está claro que para la mayoría de las personas es beneficioso correr y entrenarse, pero las exigencias de un maratón estresan tanto al cuerpo que se requiere un tipo de preparación específica y una precondición física acorde con el esfuerzo que se va a realizar.

En los últimos años, el maratón de Londres ha tenido que dar asistencia médica a un promedio de 5.000 personas de las más de 35.000 que participan en la prueba. La mayoría por lesiones leves, pero también algunas graves.

Desde que comenzó a realizarse en 1981 han muerto 12 personas (11 hombres y una mujer). En los más de 3.000 maratones que tuvieron lugar en Estados Unidos entre 2000 y 2009 hubo 28 fallecidos según un informe del doctor especializado en medicina deportiva David Geier.

Geier calculó que de cada 100.000 participantes hay un promedio de fatalidad de 0,75.

Entonces, ¿cuáles son los riesgos que hay que tener en cuenta antes de afrontar la exigencia de una prueba de larga distancia?
Corazón

Las mayores causas de muertes están vinculadas a trastornos en el corazón, como arteroesclerosis (estrechamiento de las arterias) o problemas congénitos en el músculo cardíaco.

Correr afecta al corazón y aumenta su tamaño ya que debe compensar el incremento de sangre que necesita distribuir alrededor del cuerpo cuando hace ejercicio.

Los corazones grandes pueden producir arritmia, o latidos irregulares, que pueden causar la muerte.
Deshidratación

Es el principal problema para los corredores, tanto por la falta de líquido como por el exceso.

Una de las muertes registradas en el maratón de Londres ocurrió por el trastorno llamado hiponatremia, que es cuando la persona ingiere una cantidad excesiva de agua que reduce la cantidad de sodio en el cuerpo.

Si a esto se suma una pérdida constante de sodio a través del sudor, los músculos pierden su capacidad de coordinar las transmisiones que le envía el corazón, lo que puede causar un paro cardiorrespiratorio repentino.

La falta de líquido puede causar mareos y ganas de vomitar.
Músculos y articulaciones

Los corredores están permanentemente expuestos a lesiones más leves, como torceduras o esguinces, pero también pueden sufrir problemas musculares más graves o trastornos que requieren un proceso de recuperación más largo.

Es común que se produzca un desgarro en un músculo, la rotura de un menisco en la rodilla o un espolón calcáneo, que es la calcificación del talón.
Sistema inmunológico

Una rutina de ejercicios diaria puede reforzar el organismo, pero exigirle a un nivel extremo puede generar un efecto contrario.

Una investigación en Reino Unido mostró que un entrenamiento muy exigente, como el que se suele hacer para las pruebas de larga distancia, deja debilitado al sistema inmunológico incluso semanas después del esfuerzo físico, lo que deja al cuerpo expuesto a infecciones respiratorias.

Irritación por fricción

El correr durante un período de tiempo largo ocasiona un roce constante de la piel con el material de la ropa que se está utilizando.

Esta fricción puede generar irritación en diferentes partes del cuerpo, que pueden convertirse en heridas abiertas.

Hay cremas para tratar de evitar el efecto del roce y ropas deportivas con materiales adecuados para las pruebas de largas distancia, pero en algunos casos estas prevenciones no son suficientes.