• Caracas (Venezuela)

BBC Mundo

Al instante

Se retira Thierry Henry, el goleador que rompió el molde

Thierry Henry anotó 175 goles con el Arsenal, club al que llegó en 1999 / Getty

Thierry Henry anotó 175 goles con el Arsenal, club al que llegó en 1999 / Getty

El futbolista de 37 años de edad es considerado una leyenda del Arsenal inglés y de la selección francesa, pero además vistió los colores del Mónaco, Juventus, Barcelona y los Red Bulls de Nueva York 

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Thierry Henry dijo basta. A sus 37 años de edad, el francés anunció su retiro del fútbol profesional tras una carrera que se extendió por dos décadas y en la que ganó todos los títulos con los que sueña un futbolista.

"Ha sido una travesía increíble", dijo quien es considerado una leyenda del Arsenal inglés y de la selección francesa, pero que además vistió los colores del Mónaco, Juventus, Barcelona y los Red Bulls de Nueva York.

En su vitrina de trofeos acumula una Copa del Mundo (1998) y Eurocopa (2000) con Francia, dos títulos de la Liga Premier (incluido el que logró invicto en la temporada 2003-2004) y tres Copas de la FA con el Arsenal, una Liga de Campeones, dos ligas y un Copa del Rey con el Barcelona, una liga con el Mónaco y un sinnúmero de premios individuales como cinco veces máximo goleador de la premier y dos botas de oro del fútbol europeo.


"Me gustaría agradecer a todos los aficionados, compañeros de equipo y personas", dijo Henry en referencia a todos aquellos que lo acompañaron durante su carrera.

"Tengo unos recuerdos extraordinarios -¡la mayoría buenos!- y una experiencia maravillosa. Espero que hayan disfrutado mirando tanto como yo lo he hecho jugando. Nos vemos del otro lado", expresó en un comunicado.

Pero el legado de Henry trasciende a sus logros en el terreno de juego al ser alguien que rompió el molde del futbolista moderno, directo, franco, sin pelos en la lengua.

Insaciable

Thierry Henry no fue un jugador más. Desde que fue admitido a los 13 años en el centro de entrenamiento Clairefontaine, con el cual la federación francesa consiguió la revolución que la llevó a ganar los títulos mundial y europeo, Henry destacó por su carisma, su hablar fluido y atractivo físico.

Espigado y de buenos modales, el francés fue un obsesivo del deporte en cada una de sus áreas. No bastaba con hacer su trabajo dentro del campo, para él siempre fue igual de importante lo que pasaba alrededor, en las gradas, la opinión de los aficionados, el juicio de los periodistas.

Cuando llegó a Arsenal en 1999 de la mano de la persona que lo había hecho crecer como futbolista, Arsene Wenger, Henry se encontró con un equipo en crecimiento, rodeado por viejos compañeros de selección.

En lugar de acomodarse, el delantero se estudió los 185 goles de su predecesor en el corazón de los aficionados de Arsenal, Ian Wright.

No sólo absorbió la forma de definir, de desmarcase, sus movimientos sobre el campo, sino que también se sumergió en la historia y cultura del club. Fue como sembrar las primeras semillas de un árbol que ha crecido con profundas raíces en el norte de Londres.

Debido a su conocimiento del fútbol, Henry no tenía reparos en llamar a un periodista para debatir sobre una opinión con la que no estaba de acuerdo.

El holandés Dennis Bergkamp, su compañero en el Arsenal, le parecía increíble que llamara y preguntara por determinado periodista.

"Pensaba que no podía creer lo que estaba haciendo. Cuando alguien decía algo yo le decía que lo dejara, pero él lo llamaba y decía 'Estos es lo que pienso, mi opinión'. Era muy fuerte", recordó.

Va-Va-Voom

En su apogeo como futbolista, tanto en Inglaterra como con su selección, Henry fue seleccionado para ser protagonista de una campaña publicitaria que lo convertiría en un ícono sexual junto a quien era entonces su novia, Claire Merry, con quien luego se casó y años más tarde divorció.

El futbolista francés buscó durante el comercial el significado de la expresión va-va-voom, que según el diccionario de Oxford, que lo terminó incluyendo en sus ediciones, se trata de un sustantivo que expresa la cualidad de ser emocionante, vigoroso o sexualmente atractivo. También puede ser utilizada como un adjetivo.

Para Henry va-va-voom se trataba de algo que se tenía o no. Son muchas las voces que coinciden en decir que él si lo tenía.


Thierry Henry participó en muchas otras campañas publicitarias y es esa confianza frente a las cámaras, y a su conocimiento futbolístico, que su siguiente pasó seguirá estando ligado al balón como comentarista en una televisión en Reino Unido.

Sobre la cancha vivió las mayores alegrías y tristezas (las finales perdidas en 2006 con Francia en el Mundial y Arsenal en la Liga de Campeones). Incluso fue acusado de tramposo por un gol con la mano que le dio el pase a Francia al Mundial de 2010 en Suráfrica.

Pero son estas experiencias la que le dan la autoridad detrás de los micrófonos.

Por algo Sol Campbell, defensa central de los famosos invencibles de Arsenal, apuntó con un toque de ironía y admiración.

"Thierry siempre está hablando. A él le gusta saberlo todo y contarte sobre todo".