• Caracas (Venezuela)

BBC Mundo

Al instante

Los récords de Cristiano Ronaldo y las marcas de goles más extrañas y espectaculares

Cristiano Ronaldo necesitó 419 partidos menos para igualar la marca de Raúl

Cristiano Ronaldo necesitó 419 partidos menos para igualar la marca de Raúl

Ronaldo igualó a Raúl González, con 323 tantos, como el máximo artillero en la historia del Real Madrid, habiendo jugado 419 partidos menos que el delantero español

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

La sed de goles del portugués Cristiano Ronaldo es insaciable y uno a uno van cayendo los récords que aparecen a su paso gracias a la fulminante máquina en la que se ha convertido.

El delantero del Real Madrid anotó los dos tantos de la victoria del conjunto merengue frente al Malmo sueco en la Liga de Campeones.

Fueron los goles 500 y 501 de la espectacular carrera de Ronaldo, quien también igualó a Raúl González, con 323 tantos, como el máximo artillero en la historia del Real Madrid, habiendo jugado 419 partidos menos que el delantero español.

Son tan impresionantes las marcas de Ronaldo, impulsada por su histórica rivalidad con el argentino Lionel Messi, que muchos consideran que permanecerán vigente durante varias generaciones.

Sin embargo, no son las únicas que deslumbran en el mundo de fútbol y hay muchas que están muy lejos de su alcance.

Conoce algunos de los récords de goles más espectaculares y extraños.

El club de los 1.000

El brasileño Edson Arantes do Nascimento, mundialmente conocido como Pelé, es quien posee oficialmente el récord de más goles en la carrera de un futbolista al anotar 1.279 tantos en 1.363 juegos.




 La racha de Pelé se extendió entre el 7 de septiembre de 1956 y el 1 de octubre de 1977, siendo su año más prolífico el de 1959 con 126 goles.

Su compatriota Romario también asegura que forma parte del club milenario.

El delantero celebró alcanzar la cifra en 2007 durante un partido de la liga brasileña, aunque la suma de sus goles corresponde a una cuenta que él llevó personalmente y que incluye 77 tantos marcados en categorías juveniles y otros 21 en amistosos y partidos testimoniales.

Otro brasileño, Arthur Friedenreich, es quien posee el récord de más goles según el Libro de Récords Guinnes con 1.329, pero esa marca no es reconocida por la FIFA.

Festín en un partido

Oceanía parece ser el lugar indicado para anotar con regularidad.

En julio, Jean Kaltack anotó 16 goles para la selección de Vanuatu en la victoria 46-0 sobre Micronesia en un torneo preolímpico, pero su marca no es considerada como un récord mundial ya que se produjo en un partido de categoría para menores de 23 años.

En términos del fútbol internacional, es Archie Thompson quien posee la marca al anotar 13 goles, ocho en la primera parte, en la victoria de Australia 31-0 sobre Samoa Americana durante las eliminatorias para el Mundial de Corea y Japón en 2002.

En cuanto al fútbol de clubes, el chipriota Panagiotis Pontikos anotó 16 goles en 2007 para el equipo de la tercera división griega SEK Ayios Athanasios FC.

Esa cifra sirvió para igualar lo conseguido por Stephan Stanis, quien también envió el balón 16 veces al fondo de la red en un partido de la Copa de Francia entre su equipo, el Racing Club, y el Aubry Asturies en 1942.

El ruso Oleg Salenko, con cinco, es el máximo anotador en un partido mundialista. Lo logró en 1994 frente a Camerún.

Los más rápidos

Se considera que Nawaf Al Abed marcó el gol más rápido que se haya registrado, anotar 2,4 segundos después del saque inicial.

El mediocampista embocó un disparo desde 50 metros de distancia luego de recibir el balón de un compañero del Al Hilal en un partido contra el Al Shoalah en Arabia Saudita en 2009.

El danés Nicklas Bendtner no es reconocido por su legado goleador en ninguno de sus clubes, pero dejó su huella al anotar el gol más rápido para un sustituto en la Liga Premier.

El delantero del Arsenal anotó a los seis segundos de haber ingresado al campo en un partido contra el Tottenham en 2007.

El más largo

El nombre del actual portero del Chelsea, el bosnio Asmir Begovic, está en el Libro de los Récords Guinnes al anotar un gol de 91,9 metros.

El tanto lo consiguió cuando jugaba por el Stoke City en un partido frente al Southampton en 2013.




Pero si esa marca es impresionante, también lo fue la definición de cabeza que logro el noruego Jone Samuelson, quien anotó desde su propio campo para el Odd Grenland contra el Tromso en 2011.

El cabezazo recorrió 58,13 metros.

Entre arqueros

Son más conocidos por evitar goles que por marcarlos, pero hay varios que no tienen nada que envidiarles a más de un delantero.

Es el caso del brasileño Rogerio Ceni, quien en junio anotó su gol número 128 y entró en la lista de los 10 goleadores de su club, el histórico Sao Paulo.

El paraguayo José Luis Chilavert, por su parte, es el único en anotar un hat-trick. Lo hizo en 1999, en la victoria del Vélez Sarfield frente a Ferro Carril Oeste por el campeonato argentino.

Alegría múltiple

El polaco Robert Lewandowski inscribió su nombre en la historia del fútbol al convertirse en el futbolista en anotar más rápido cinco goles en un partido, al hacerlo en sólo 9 minutos.




Pero el jugador del Bayern Múnich no pudo ni acercarse a la marca de Tommy Ross, quien logró el hat-trick más rápido de la historia.

Ross marcó sus tres goles en 90 segundos para el Ross County contra Naim county -en Escocia- en 1964.

Edad de oro

El camerunés Roger Milla es recordado por su espectacular celebración cuando se convirtió en el goleador de más edad en un mundial de fútbol al anotar a los 42 años en 1994.



Sin embargo, él puede ser considerado un joven prospecto si se compara con el japonés Kazuyoshi Miura, quien a sus 48 años sigue anotando goles para el Yokohama FC de la segunda división de la liga japonesa.

Miura también es el jugador profesional activo de más edad en la actualidad, carrera que comenzó en 1986.

De seguir jugando, el delantero podría superar la marca de Billy Meredith, quien marcó un gol para el Manchester City frente al Brighton por la Copa FA con 49 años y 208 días.

Meredith también posee la marca entre selecciones cuando marcó para Gales frente a Inglaterra en 1919 a la edad de 45 años y 73 días.

Orgullo nacional

La estadounidense Abby Wambach y el iraní Ali Daei son los futbolistas más prolíficos a nivel de selecciones.

Wambach, quien conquistó el Mundial femenino en 2015, ha anotado 184 goles en 251 partidos durante su carrera.




Daei, por su parte, consiguió 109 en 148 juegos.

El exdelantero del Bayer Múnich se retiró en 2007 tras pasar 19 años en activo.

Y la marca que nadie quiere

El belga Stan van den Buys posee un récord poco deseado al haber anotado tres goles en el partido que Germinal Ekeren perdió contra el Anderletch en 1995.

La marca es excepcional ya que Van den Buys los marcó en su propio arco.

Pero al hablar de autogoles cabe mencionar lo ocurrido con los jugadores del clubStade Olympique l'Emyrne, de Madagascar, que marcaron 149 veces en su propia puerta en juego contra su clásico rival, el AS Adema, en 2002.

El inesperado desenlace surgió en protesta a una decisión arbitral.