• Caracas (Venezuela)

BBC Mundo

Al instante

¿Quién es el niño rebelde del fútbol: Luis Suárez o Mario Balotelli?

Ambos jugadores son considerados dos de los mejores delanteros del mundo, pero a su vez, de los más polémicos

Ambos jugadores son considerados dos de los mejores delanteros del mundo, pero a su vez, de los más polémicos

El delantero uruguayo fue fichado por el Barcelona y el italiano está a punto de volver a Inglaterra, donde pasó tres temporadas en el Manchester City 

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Después de vender a uno de los jugadores más polémicos de la historia reciente de la Liga Premier, el delantero uruguayo Luis Suárez, el Liverpool quiere llenar el vacío con otro rebelde del fútbol: Mario Balotelli.

El delantero italiano, de 24 años, está a punto de volver a Inglaterra, donde pasó tres temporadas en el Manchester City, club en el que era amado por los hinchas pero odiado por parte de la prensa y los compañeros que lo consideraban un jugador poco profesional por su comportamiento dentro y fuera de las canchas.

De hecho, el técnico portugués José Mourinho, quien tuvo a Balotelli en el Inter de Milán, dijo que era una persona "inmanejable".

Pero, ¿qué comparten estos dos jugadores polémicos más allá de marcar muchos goles? ¿Cuál de los dos es el verdadero niño terrible del fútbol actual?

Los títulos

En cuestión de títulos y gloria, el italiano lleva una pequeña ventaja sobre el uruguayo: en 2010 quedó campeón de la Liga de Campeones con el Inter de Milán, a pesar de que Mourinho, el técnico en ese entonces, lo había aislado por su poco compromiso para entrenar.

Pero a pesar de su indisciplina, antes de cumplir los 21 años fue campeón por tercera vez. Todos los hinchas del Manchester City recuerdan el pase que le dio al "Kun" Agüero para marcar el gol del campeonato en mayo de 2012 frente al Queens Park Rangers.

Sin embargo, en cuestión de méritos personales el uruguayo parece tomar la delantera.

En la última temporada, Suárez ganó el Botín de Oro de Europa junto a Cristiano Ronaldo.

Se quedó además con el título de goleador de la Liga Premier con 31 anotaciones (incluyendo tres hat-tricks) y con seis partidos menos jugados debido a una sanción por morder a un jugador del Chelsea la temporada anterior.

¿Cuál de los dos es mejor jugador?

A Suárez le costó sólo 16 minutos marcar su primer gol en la Liga Premier cuando fue contratado por el Liverpool en 2011.

Y la racha continuó. En los dos años que estuvo anotó un total de 69 goles en la liga británica junto a 23 asistencias.

Sin embargo, al Liverpool le iba mejor sin él en la cancha: los rojos ganaron 61% de los 18 partidos que jugaron sin el suramericano y sólo vencieron en 45% de los encuentros en que el uruguayo estuvo en el campo.

Hablando de esos números, a Balotelli no le va mejor: en los partidos que jugó en el Manchester City el equipo citadino ganó 50%, mientras que cuando no era convocado triunfó en 70% de los encuentros que disputaron.

Pero más allá de eso, el hombre nacido en Palermo, y que debutó en la tercera división italiana con 15 años, ha sido expulsado de los equipos en los que ha estado en las últimas cinco temporadas.

"Obviamente, él carga con ese prejuicio, pero siempre existe la tentación de tener a un jugador del que sus oponentes saben que es capaz de hacer cualquier cosa", le dijo a la BBC el exmediocampista del Liverpool Jimmy Case.

¿Quién llena más titulares?

Aquí la competencia es mucho más reñida.

Empecemos con el uruguayo: a los 15 años golpeó con la cabeza a un juez mientras jugaba para su primer club, Nacional de Uruguay.

En el Ajax holandés inició con la trilogía de mordiscos que terminó de manera catastrófica en el pasado Mundial de Brasil con el ataque al defensa italiano Giorgio Chiellini, que le significó una sanción de cuatro meses fuera de las canchas.

Realizó gestos obscenos frente a los hinchas del Fulham y tuvo una provocativa celebración frente al extécnico del Everton, David Moyes.

Del otro lado, Balotelli. Para él los escándalos no deben tener como escenario el fútbol. Al menos no los estadios.

Aunque se describe como una persona tímida –así lo dijo en una entrevista con la BBC en 2012– sus escándalos dicen otra cosa.

Hace poco publicó una fotografía suya sosteniendo una escopeta y apuntando hacia la cámara. Abajo un mensaje: "Un gran beso a todos los que me odian".

Y eso se suma a sus constantes salidas nocturnas y sus problemas con los entrenadores. No solo Mourinho lo sacó de los entrenamientos; Roberto Mancini, quien lo tuvo en el Manchester City fue más revelador: "Si hubiera sido su compañero de equipo lo hubiera golpeado en la cara muchas veces", dijo el entrenador italiano.

"Ni siquiera hablo con él todos los días. Necesitaría un psicólogo".

Y esa reacción tal vez se deba a aquella ocasión en que, durante un partido de pretemporada contra el LA Galaxy en EE UU, Balotelli hizo una pirueta desastrosa para definir una jugada de gol que terminó afuera del arco.

"Para mí Balotelli es como una caja de fuegos artificiales", dijo Case. Y añadió: "Si metes tu mano ahí, no sabes si te vas a quemar o vas a ver algo hermoso".

El veredicto

"Suárez ya fue", anotó Case, quien jugó 269 partidos con el equipo de Anfield. "Cuando estaba allí, Kevin Keegan se marchó, pero después llegó Kenny Dalglish. En Liverpool los buenos jugadores siempre aparecen: Ian Rush, Robbie Fowler, Michael Owen, Fernando Torres".

Y añadió: "Balloteli, con 24 años, es un jugador muy talentoso que se puede convertir en héroe de aquí hasta que cumpla los 30 años".

Sin embargo, el reto de que Balotelli madure y se convierta en un pilar del equipo puede ser una esperanza distante, pero no imposible.

"En Liverpool, Balotelli puede explotar su potencial. Rodgers (el actual técnico del Liverpool) es una persona especializada en destapar el talento de los buenos jugadores", dijo Stephen Warnock, quien jugó en Liverpool hasta 2007.

Mientras tanto, Suárez comienza una nueva temporada en el FC Barcelona, en la plenitud de su juego y con evidentes ganas de redimirse.

"Le digo a los fanáticos que no se preocupen que no volveré a morder a nadie", prometió Suárez durante su presentación a los medios.

Por ahora, quien más ha mostrado arrepentimiento de sus acciones ha sido el uruguayo, mientras que Balotelli todavía necesita demostrar que es mucho más que un talentoso rebelde del fútbol.

Contenido relacionado: