• Caracas (Venezuela)

BBC Mundo

Al instante

Ya se puede pilotar helicópteros con el pensamiento

Es la primera vez que se usa el poder de la mente para controlar un aparato volador / BBC Mundo

Es la primera vez que se usa el poder de la mente para controlar un aparato volador / BBC Mundo

Pilotar un helicóptero con la mente ya es posible, tal y como ha demostrado un grupo de investigadores que aprovecharon el poder del pensamiento para mover un aparato por control remoto esquivando en el aire distintos obstáculos

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El sistema transforma los patrones eléctricos del pensamiento en movimientos en el mundo real y el virtual.

Esta técnica se utiliza actualmente tanto para ayudar a personas con problemas neurodegenerativos como para novedosas aplicaciones de videojuegos.

El estudio, que ha sido publicado en el Journal of Neural Engineering emplea una "gorra" no invasiva para capturar la actividad eléctrica del cerebro.

Cómo se lee el pensamiento

No se trata de la "lectura de pensamiento" de la ciencia ficción. En realidad, estas técnicas y otras similares, requieren un sistema electrónico "entrenado" capaz de reconocer los patrones en un electroencefalograma, que es un mapa de la actividad cerebral.

Estos pensamientos, tales como cerrar el puño de la mano izquierda, están vinculados a movimientos del helicóptero, en este caso para girar a la izquierda.

El encefalograma es un caótico manojo de señales eléctricas indescifrables, pero se ha comprobado que aquellas señales vinculadas al movimiento, o el mero pensamiento de un movimiento, son comparablemente fuertes y repetitivas.

Tabletas mentales

Estos pensamientos ya se han usado para mover sillas de ruedas o en la primera "orquestra cerebral", donde los músicos controlan el sonido con su mente.

Incluso las firmas de tecnología ven potencial en la idea; se sabe que Samsung está trabajando en una tableta controlada con la mente.

Cuando los investigadores pueden acceder al cerebro directamente, con sondas e implantes, pueden enfocarse en áreas más precisas de la actividad cerebral.

Implantes han ayudado a gente a mover el cursor en una computadora usando pensamientos sutiles y también ha permitido a primates y a seres humanos paralizados a mover brazos robóticos.

Esperanza para discapacitados

Bin He, director del Instituto para Ingeniería en Medicina de la Universidad de Minnesota, dirige el equipo que ha estado trabajando en los experimentos con el helicóptero pilotado con la mente. En 2011, publicaron en la revista Plos One ensayos similares empleando un helicóptero virtual.

Para el actual trabajo,se seleccionaron cinco participantes para llevar una simple "gorra" con 64 electrodos, usándola para "enseñar" a la computadora los patrones del cerebro que corresponden a pensamientos de movimiento, cerrando el puño izquierdo o derecho cuando se quiere girar en esas direcciones, cerrando los dos puños para subir y no hacer nada para bajar.

La computadora se configuró para operar el helicóptero a través de ondas wi-fi, empleando únicamente los pensamientos de los participantes para su control.

El helicóptero se diseñó para volar a través de unos obstáculos en un gimnasio universitario, y el porcentaje de éxito de los participantes fue del 90% en la superación de los mismos.

Aplicaciones futuras

El nuevo estudio es rompedor en lo que se refiere al control autónomo de sistemas robóticos y el profesor He está convencido de que este sistema no invasivo a la hora de captar el poder de los pensamientos tiene un atractivo a largo plazo.

"Su aplicación real es beneficiar a pacientes discapacitados que no se pueden mover o pacientes que sufren desórdenes de movimiento", señaló.

"Queremos controlar una silla de ruedas, encender un televisor, y lo más importante, este es mi sueño personal, desarrollar tecnologías para usar las intenciones del sujeto para controlar extremidades artificiales de este modo, y hacerlas lo más naturales posible", dijo a BBC.

Esto podría hacer posible incluso controlar a un robot doméstico, y He opina que las aplicaciones no deberían limitarse a aquellos con problemas de movimiento.

"La tecnología que conecta el cerebro a una computadora podría en última instancia no sólo ayudar a pacientes discapacitados sino ayudar a la población sana... No a restaurar funciones pero para mejorar funciones más allá de lo que nosotros podemos lograr".

Contenido relacionado