• Caracas (Venezuela)

BBC Mundo

Al instante

10 preguntas del vuelo de Malaysia Airlines que aún no tienen respuesta

El B777-200 del vuelo MH3700 transportaba 227 pasajeros, incluidos dos menores, y una tripulación de 12 personas, todos de 14 nacionalidades distintas | EFE

El B777-200 del vuelo MH3700 transportaba 227 pasajeros, incluidos dos menores, y una tripulación de 12 personas, todos de 14 nacionalidades distintas | EFE

Han pasado 19 días desde la desaparición del vuelo MH370 de Malaysia Airlines. Y aunque este lunes Malasia aseguró que el avión acabó en el océano y dio por muertas a las 239 personas que viajaban a bordo, todavía no se sabe qué le sucedió a la aeronave, dónde se encuentra exactamente ni qué circunstancias llevaron a su desaparición.

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El miércoles, las autoridades malasias indicaron que nuevas imágenes satelitales revelaron la presencia de 122 objetos en el mar que podrían ser restos del avión. Son, aseguraron, elementos de más de 20 metros de largo, avistados a unos 2.557 km de Perth.

Sin embargo, Malasia no confirmó que esos objetos sean restos del avión.

La BBC recopiló 10 interrogantes clave para entender qué pasó con el vuelo desaparecido el 8 de marzo cuando volaba de Kuala Lumpur a Pekín y le planteó las preguntas a varios expertos.

1.- ¿Por qué el avión cambió su ruta de manera tan radical?

Radares militares indican que el vuelo MH370 giró inesperadamente hacia el oeste cuando modificó el trayecto que tenía previsto seguir. En ese momento, el transpondedor -aparato que permite la comunicación con el personal en tierra- se había apagado y el último mensaje había sido enviado.

Este tipo de cambios son "extremadamente raros", según Guy Gratton, del Departamento de Seguridad Aérea de la Universidad de Brunel, en Londres, Reino Unido. Explica que la única razón por la cual los pilotos realizarían esa maniobra sería por un problema grave que requiriera desviarse para aterrizar.

La causa pudo haber sido un incendio, otra aeronave en el área o una descompresión súbita, de acuerdo a lo que explica David Barry, experto en análisis de información aeronáutica de la Universidad de Cranfield, en Inglaterra, Reino Unido.

Una acción malintencionada, por parte del piloto o de otra persona, es otra posibilidad.

Pero a menos que se encuentre la caja negra, lo que pasó en la cabina en ese instante seguirá en el ámbito de la especulación.

2.- ¿Es razonable considerar la posibilidad de que el piloto pudo haber intentado suicidarse?

Si fuera el caso, no se trataría de la primera vez que ocurre. Se piensa que los accidentes de los vuelos 990 y 185, de Egypt Air y Silk Air respectivamente, y que tuvieron lugar en 1997, fueron ocasionados por los pilotos. La Red de Seguridad Aérea ha registrado ocho casos similares desde 1976.

Hasta el momento, y luego de las inspecciones realizadas en las residencias del capitán del vuelo MH370, Zaharie Ahmad Shah, y su copiloto, Fariq Abdul Hamid, no se ha hecho pública evidencia que respalde esta teoría.

Se ha especulado acerca del estado emocional en el que se encontraba Shah tras la separación de su esposa, pero no hay una fuente confiable que respalde esta posibilidad. Se ha informado que la policía todavía está investigando el simulador de vuelo encontrado en su casa.

La aparente desconexión de ciertos sistemas a bordo del avión le dan peso a esta teoría, pero Barry y Gratton coinciden en afirmar que no hay evidencia que pruebe –o no- que así ocurrió.

3.- ¿Es factible hablar de secuestro?

Tras los ataques que ocurrieron en Estados Unidos el 11 de septiembre de 2001, los aviones están equipados con puertas de acceso a la cabina reforzadas, con el objetivo de impedir que asaltantes puedan tomar el control de la aeronave. David Learmount, editor de seguridad de la revista Vuelo Internacional, dice que están hechas a prueba de balas y no pueden abrirse con un hacha.

Sylvia Wrigley, piloto de avionetas y autora de ¿Por qué los aviones se estrellan?, está de acuerdo. Considera que es muy poco probable que alguien lograra entrar en la cabina a la fuerza. "Incluso si pudieran hacerlo, los pilotos tendrían tiempo de realizar una llamada de emergencia, a menos que estuvieran incapacitados", dice.

Sin embargo, un expiloto que prefirió mantener el anonimato, señala que, teóricamente, hay forma de abrir la cerradura que controla el acceso al lugar donde se encuentran los controles.

Al margen de cuán segura sea la puerta, se presentan ocasiones en las que un miembro de la tripulación tiene que salir de la cabina, y ese momento podría aprovecharse para que alguien se introdujera en la misma. También existe la posibilidad de que el piloto haya invitado a alguien al centro de control del avión, después de que circularan fotos de un vuelo previo en las que se muestra al copiloto del MH370 con visitantes.

Pero incluso en un escenario como el descrito, los pilotos podrían realizar un contacto de emergencia con el personal de tierra.

4.- ¿Hay algún escenario en el que sea factible que lo ocurrido haya sido un accidente?

La mayoría de las teorías se basan en que los sistemas de comunicación fueron desconectados deliberadamente, lo cual es respaldado por las autoridades malasias.

Sin embargo, Wrigley cree que pueden haberse desencadenado una serie de eventos que expliquen lo ocurrido. "Pudo haberse producido un incendio, que afectó el funcionamiento de algunos de los sistemas del avión, pero la aeronave se mantuvo intacta. A continuación pudo registrarse una descompresión gradual", señala Wrigley.

La experta recuerda el caso del vuelo 522 de Helios Airways que se estrelló con una montaña en Grecia en 2005, luego de que la falta de oxígeno ocasionada por una descompresión inhabilitara a la tripulación.

En este caso, se activó el piloto automático, por lo que el avión habría seguido volando hasta quedarse sin combustible si no se hubiera estrellado. Wrigley afirma que no es un escenario muy factible para el MH370, pero tampoco es imposible.

Los pilotos explican que en sesiones de entrenamiento en casos de emergencia, una de las primeras acciones que se toma es el envío de un mensaje al personal de control aéreo. De tratarse de un accidente, lo que sea que lo ocasionó, tiene que haber afectado todos los medios de comunicación.

5.- ¿Por qué no se hizo nada cuando se dejó de percibir la señal del avión?

El transpondedor fue apagado cuando la aeronave estaba sobre el Mar de China, entraba en el espacio aéreo vietnamita y finalizaba su contacto con los controladores aéreos malasios.

Barry y Gratton afirman que, si esto hubiera pasado en Europa, la falta de contacto se habría notificado con gran rapidez.

"Se esperaría que, por lo menos, el personal en tierra contactara a aviones que estuvieran en la misma zona para tratar de establecer contacto directo. Los pilotos utilizan un sistema para evitar colisiones que detecta otros transpondedores para garantizar que no están muy cerca de otras aeronaves", dice Gratton.

Por su parte, Learmount considera que es perfectamente factible que nadie haya notado la desaparición y que los operadores malasios hayan pasado el control a los vietnamitas desentendiéndose del avión.

6.- ¿Por qué es difícil seguir el trayecto de vuelo con satélites militares?

El esfuerzo de búsqueda a unos 2.500 km al suroeste de Perth, en Australia, se basa en las imágenes de compañías comerciales de satélites.

Dan Schnurr, director tecnológico de Geospatial Insight, una empresa de procesamiento de imágenes, explica que hay alrededor de 20 satélites que tienen una resolución que permite obtener imágenes como las que se han utilizado de referencia.

De esos 20, unos 10 procesan imágenes diariamente. Las mismas se reciben prácticamente en tiempo real y están disponibles dos o tres horas después de ser captadas, señala Schnurr. El retraso en detectar información importante se debe al tiempo que toma analizar la cantidad de imágenes recibidas.

También hay satélites que pertenecen al gobierno, pero no han aportado muchos datos para la búsqueda, lo que ha generado especulación acerca de que no se ha revelado toda la información disponible.

Laurence Gonzalez, autor de Vuelo 232: una historia de desastre y sobrevivencia, afirma que hay naciones que tienen sistemas de vigilancia mucho más sofisticados de lo que se cree.

"Si un misil pequeño puede ser detectado con facilidad, ¿cómo no pasa lo mismo con un avión grande que se mueve con lentitud? Eso me dice que alguien sabe dónde está el avión, pero no quiere hablar de eso para no comprometer la seguridad de su país al revelar la sofisticación de los equipos que poseen y que su tecnología satelital es capaz de leer la etiqueta de una pelota de golf", comenta Gonzalez.

Pero Gratton señala que los satélites militares que detectan misiles probablemente no ofrecerían muchos datos útiles porque no están calibrados para detectar objetos de las dimensiones de un avión.

"El vuelo MH370 estaba a una distancia de la superficie de 11km y viajaba a tres cuartos de la velocidad del sonido; los misiles la cuadriplican o quintuplican y suelen elevarse entre 50 y 80km. Tienen perfiles distintos", concluye.

7.- ¿El avión planeó o se precipitó al agua después de quedarse sin combustible?

El que el piloto estuviera a cargo, o no, marcó los últimos momentos.

"Si fue el primer caso, el avión pudo haberse deslizado sobre el agua. Los motores del Airbus que se precipitó al río Hudson, en Nueva York, Estados Unidos, habían dejado de funcionar -lo que equivale a no tener combustible- y el piloto amarizó", comenta Gratton.

Barry coincide y agrega: "Una aeronave de este tamaño volaría por unos 80km antes de caer al agua. Pero si nadie manejaba los controles, el descenso pudo haber sido extremadamente brusco".

8.- ¿Los pasajeros supieron que algo estaba mal?

Si no hubo un problema serio, es difícil saber si quienes estaban a bordo notaron algo.

Joe Pappalardo, editor de la revista Mecánica Popular, dice que en la mayoría de los escenarios en los que el avión se sale de curso durante horas, los pasajeros no se dan cuenta.

A la 01:00 muchos estaban dormidos. En la mañana puede que algunos avispados se dieran cuenta de que el sol estaba del lado equivocado.

"Las autoridades malasias informaron que el avión alcanzó una altitud de 13.000 metros antes de bajar a 7.000m, después de que modificó el curso. Si ese fue el caso, los pasajeros pueden haber percibido la pérdida de altura", afirma Pappalardo.

Una de las teorías indica que la elevación del avión pudo realizarse para producir hipoxia –privación de oxígeno- lo que pudo dejar a quienes viajaban inconscientes e incluso pudo causarles la muerte.

9.- ¿Por qué no utilizaron los pasajeros los teléfonos celulares?

Una de las preguntas más frecuentes es por qué, si era tan obvio que algo estaba mal, los pasajeros no utilizaron sus teléfonos celulares para llamar a sus seres queridos y dar la voz de alarma. Esto resulta especialmente desconcertante si se recuerda lo que ocurrió con el vuelo 93 de United, donde los pasajeros se comunicaron con personas en tierra después de que el avión fuera secuestrado durante los ataques del 11 de septiembre de 2001.

Se ha dicho que es sumamente improbable que alguien pueda obtener señal en un avión a 9.000 metros de altura. Barry reconoce que las posibilidades de que un teléfono celular funcionara en el avión son "virtualmente imposibles".

"Puede ser difícil conseguir recepción en una carretera remota, así que imagínese a 11km de altura, lejos de las antenas de telefonía celular y viajando a 800km por hora", dice.

10.- ¿Por qué los aviones no incluyen equipo que permita el envío de información en tiempo real a un satélite?

Sin duda, lo más impresionante para el lego en la materia es cómo puede desaparecer un objeto de ese tamaño con tanta facilidad. En una era en la que gente está acostumbrada a rastrear un celular cuando alguien se lo roba, causa perplejidad que la aeronave desaparezca con tan solo apagar algunos de los sistemas a bordo.

Barry comenta que la tecnología para rastrear aviones en tiempo real existe, pero el problema es que estos aparatos reflejan la época en la que fueron concebidos.

"Por ejemplo, el 777 entró en servicio a principios de los 90… los equipos que se utilizan son de esa época", afirma.

Gratton opina que el transpondedor habría cumplido su función si no se hubiera apagado. Según el experto, un sistema de vigilancia satelital más complejo también tiene sus riesgos, a menos de que la industria optara por un equipo que no pudiera desactivarse manualmente, pero eso también puede ser complicado.

"No es una pregunta fácil de resolver. ¿Es mayor el riesgo de que el avión desaparezca o de que el equipo electrónico se recaliente? Los dos escenarios no se pueden conciliar", concluye Gratton.

Contenido relacionado