• Caracas (Venezuela)

BBC Mundo

Al instante

Cómo es posible quedar embarazada después de la menopausia

Annegret Roenigk, que en la foto tenía 55 años, con su hija menor / Foto vía BBC

Annegret Roenigk, que en la foto tenía 55 años, con su hija menor / Foto vía BBC

Una mujer alemana de 65 años de edad logró quedar embarazada de cuatrillizos 

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Annegret Raunigk, de 65 años, está embarazada de cuatrillizos.

La mujer alemana, maestra de escuela primaria, se encuentra en su semana 21 de embarazo y dice que está "encantada".

Si su embarazo progresa bien, Raunigk se convertirá en la mujer de más edad en dar a luz a cuatrillizos.

No obstante, el registro oficial de la mujer más vieja en tener un bebé le corresponde a María del Carmen Bousada Lara, quien dio a luz a gemelos en España en 2006, a la edad de 66 años.

Y algunos dicen que el récord en realidad le pertenece a Omkari Panwar, quien se cree tenía 70 años cuando parió mellizos en la India en 2008.

Pero, ¿cómo son posibles médicamente estos embarazos a edades tan avanzadas?

Óvulos de donante

Las mujeres que han pasado por la menopausia no pueden quedarse embarazadas sin ayuda.

Tienen que usar óvulos de donante –o un alijo congelado de sus propios óvulos– para poder concebir.

Para las mujeres, la fertilidad disminuye con la edad, y esto ocurre bastante rápido después de los 35 años, aunque puede variar según la persona.

Y la clave está en los óvulos.

Las niñas nacen con todos los óvulos que tendrán durante toda su vida pero después de la pubertad comienzan a perderlos en cada menstruación.

Cuando alcanza los 40 años, la cantidad de óvulos de buena calidad es cada vez menor.

Hormonas

Antes de que se puedan utilizar los óvulos fertilizados, los médicos tendrán que asegurarse de que el vientre de la mujer está listo para recibirlos y nutrirlos.

Los médicos pueden administrar un curso corto de terapia de estrógenos para engrosar el revestimiento del útero y preparar el ambiente para el embrión.

Una vez que el óvulo fertilizado se ha transferido al útero, la mujer tendrá que tomar más hormonas para mantener el embarazo (a diferencia de las mujeres más jóvenes con ovarios en pleno funcionamiento que son capaces de producir las hormonas por sí mismas).

"Es más o menos el mismo proceso que usaríamos para una mujer más joven a la que, por alguna razón, se le han extirpado los ovarios", dijo Sue Avery, experta en fertilidad en el Centro de Fertilidad de Birmingham y miembro de la Sociedad Británica de Fertilidad.

Control estrecho

Según Avery, las futuras madres de mayor edad necesitan que se les controle más porque tienen un mayor riesgo de sufrir complicaciones relacionados con el embarazo, como una presión arterial más alta y la diabetes gestacional.

Pero cuando el óvulo donado proviene de una mujer más joven es diferente.

"A pesar de que la mujer es mayor, el hecho de que el óvulo proviene de una mujer más joven, y el embarazo es apoyado hormonalmente, hace que el embarazo sea como el de una persona más joven", dice Avery.

Un estudio en Estados Unidos de 101 madres gestantes mayores encontró que el riesgo de complicaciones para las mujeres mayores de 50 años embarazadas por la donación de óvulos era similar a las de las mujeres más jóvenes que conciben de esta manera.

Y en última instancia, todo se reduce a cuán sana se encuentre la madre.

Podría decirse que el factor de riesgo más importante en el embarazo de Raunigk es el número de bebés que ella está llevando, dice Avery.

Los embarazos múltiples –gemelos, trillizos, cuádruples o más– siempre se consideran un riesgo más alto por los médicos.

Este tipo de gestaciones aumenta la probabilidad de que el sea parto prematuro y que los bebés nazcan con menos peso, así como complicaciones peligrosas para la madre, incluyendo la presión arterial alta y la preclampsia.

Parto por cesárea

Llevar cuatro bebés significa que es poco probable Raunigk de a luz de forma natural.

Lo más seguro es que nazcan por cesárea.

La mujer ya es una madre de otros 13 niños.

La última vez que dio a luz tenía 55 años.

Su médico, Kai Hertwig, fue citado por la cadena alemana RTL diciendo que los embarazos de cuatrillizos siempre son un desafío, pero que Raunigk se encontraba bien.

Cuidados postoperatorios

Al igual que cualquier nuevo padre, durante los primeros meses Raunigk se enfrentará al reto de hacer frente a pocas horas de sueño y cambiar un montón de pañales.

Pero en su caso la tarea puede ser más extenuante.

"Si tiene cuatro bebés a los 65, pronto se verá persiguiendo a cuatro niños pequeños. ¡Buena suerte para ella!", dijo la Dra. Avery.

"Incluso si la mujer está en forma, a los 45 no se tiene la misma energía que a los 25, ya no digamos si se tienen 65 años".

Avery señaló que pocas clínicas en el Reino Unido ofrecen tratamiento de in vitro a mujeres mayores de 50 años, por razones sociales.

"No hay un límite de edad, pero se debe tener en cuenta el bienestar del niño al tomar una decisión", explicó.