• Caracas (Venezuela)

BBC Mundo

Al instante

¿Qué posibilidad hay de tener tres veces mellizos?

El mes pasado, Karen Rodger, fue madre de mellizos. Por tercera vez / BBC Mundo

El mes pasado, Karen Rodger, fue madre de mellizos. Por tercera vez / BBC Mundo

El mes pasado, Karen Rodger, fue madre de mellizos. Por tercera vez

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Los médicos dijeron que la oportunidad de que ocurriera el fenómeno de esta madre de 41 años de Renfrewshire, Reino Unido, era una en 500.000, pero ¿cuán exacta es esta estimación?

En el Reino Unido, uno de cada 112 embarazos es de mellizos.

Eso, si no incluimos a los bebés concebidos mediante fertilización in vitro (FIV), donde son mucho más frecuentes los nacimientos de gemelos.

Así que, en teoría, las probabilidades de tener dos pares de mellizos serían 112 multiplicado por 112, que es de alrededor de 12.500 a uno. Y las probabilidades de tener tres sets serían 112 al cubo, es decir, 1,4 millones a uno.

Pero no es tan sencillo, ya que los gemelos no idénticos vienen en grupos.

Mellizos en "racimos"

Sacar un seis en un dado no sugiere que otros seis vienen en camino, pero tener mellizos sí hace mucho más probable repetir la experiencia.

"Los estudios de familias han demostrado que una mujer que ha tenido gemelos dicigóticos (no idénticos) es casi cuatro veces más propensa a tener más" en un embarazo posterior, que una mujer que no tiene, dice Jane Denton, directora de la Fundación de Nacimientos Múltiples.

Así que para una mujer que ha tenido un par de mellizos, la probabilidad de repetir la hazaña no es 112 contra uno, sino sólo 28 a uno.

Por lo tanto, la probabilidad de tener tres pares de gemelos no idénticos no es una en 500.000, sino uno en 112 x 28 x 28. O sea, aproximadamente 88.000.

Los gemelos idénticos son mucho menos comunes. En Reino Unido aparecen una vez en 227 embarazos en promedio -de nuevo, con exclusión de las concepciones de fecundación in vitro- y no vienen en racimos.

Así que la posibilidad de tres pares de gemelos idénticos es de una en 11,7 millones.

Estas cifras para el Reino Unido, sin embargo, no se aplican al resto del mundo. Las tasas de hermanamiento varían enormemente de un país a otro.

Mientras en EE UU hay 33,2 mellizos por cada 1.000 nacimientos, el país con la mayor tasa de mellizos en Latinoamérica es República Dominicana, con 11,2 mellizos cada 1.000 nacimientos seguida por México, con 10,5 mellizos cada 1.000 nacimientos, según un estudio publicado por Plos One.

Los factores que influyen en la concepción de gemelos

No se sabe qué es, pero parece que la composición corporal puede influir en la probabilidad de tener gemelos o mellizos.

Varios estudios han demostrado que para las mujeres altas (164cm y más), la probabilidad relativa de tener gemelos es de entre 1,5 y dos veces superior al de las mujeres que miden menos de 155cm.

Las madres de gemelos o mellizos también tienen un mayor índice de masa corporal (IMC) en comparación con las madres de hijos únicos. Un IMC de menos de 20 se asocia con una menor probabilidad de hermanamiento, mientras que un IMC de 30 o más se asocia con un riesgo más alto.

También hay evidencia de que la probabilidad de tener gemelos aumenta con la edad de la madre.

Los expertos creen que esto ocurre debido a un cambio en las señales hormonales enviadas entre la glándula pituitaria y el ovario.

En el Reino Unido, las probabilidades de tener cualquier tipo de gemelos a cualquier edad, es una en 63, pero estas probabilidades son de una de cada 46 si la madre es mayor de 35 años y una de cada 18 si una mujer concibe después de los 45 años.

Varios estudios han demostrado que en varios países la variación estacional también influye en la concepción de mellizos. Hay mayores tasas de concepción durante el verano y el otoño.

Una teoría propuesta es que la duración del día puede influir en las concentraciones hormonales que conducen la actividad de los ovarios e influyen en la fertilidad y la ovulación múltiple.

Un estudio realizado por Johan Fellman y Aldur Eriksson en el Instituto de Genética Folkhälsan en Helsinki también sugiere que los cambios en el suministro de alimentos durante las diferentes estaciones también pueden contribuir.

Contenido relacionado