• Caracas (Venezuela)

BBC Mundo

Al instante

Las polémicas empleadas domésticas de Eva Longoria

"Devious Maids" está protagonizada por cinco actrices latinas / BBC Mundo

"Devious Maids" está protagonizada por cinco actrices latinas / BBC Mundo

El estreno en Estados Unidos de la serie "Devious Maids", producida por la actriz de origen mexicano Eva Longoria, ha causado una encendida polémica, después de que el programa fuera acusado por algunos comentaristas de perpetuar los estereotipos sobre la comunidad latina

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Inspirada en la telenovela mexicana "Ellas son la Alegría del Hogar", la serie narra las peripecias de un grupo de empleadas domésticas de origen latino que trabajan en un barrio acomodado de Los Ángeles.

Los que la critican, aseguran que refuerza la idea de que las actrices hispanas sólo pueden interpretar papeles de sirvienta o niñera y se lamentan de que es una "oportunidad perdida" para mostrar una imagen diferente y más diversa de los latinos que viven en Estados Unidos.

"Es un programa que se centra en cinco Latinas a las que les unen sus trabajos, sus ambiciones, sus sueños y sus dificultades. Ser empleadas del hogar es su trabajo, es lo que hacen, no lo que son"

Pero tanto Longoria como el otro productor de "Devious Maids", Mark Cherry -responsable de la exitosa "Mujeres Desesperadas"- han tachado estos comentarios de "superficiales", destacando que, por primera vez, cinco actrices latinas protagonizan una serie en inglés en horario de máxima audiencia.

"Los estereotipos son construidos y perpetuados por aquellos que creen en ellos. Yo prefiero no hacerlo. Como productora ejecutiva, elegí romper el ciclo de ignorancia sacando a la luz algo que no habíamos visto antes. Un lado más profundo y complejo de mujeres que no se dejan encasillar", señaló Longoria.

"Decepcionante"

"Devious Maids" está protagonizada por las actrices Roselyn Sánchez, Judy Reyes, Edy Ganem, Ana Ortiz y Dania Ramírez.

Sánchez interpreta a una aspirante a cantante que trabaja en la mansión de una famosa estrella del pop y Reyes es Zoila, una madre que sólo se preocupa por el bienestar de su hija Valentina (Edy Ganem) y porque esta no se enamore del hijo de los dueños de la casa en la que sirven.

Mientras, Dania Ramírez da vida a Rosie, quien lucha para poder traer a su hijo a EE UU, y Ana Ortiz interpreta a Marisol, quien empieza a trabajar como empleada doméstica para investigar el asesinato sobre el que gira la trama de la serie.

Además de criticar que las protagonistas sean empleadas domésticas, algunos comentaristas hispanos se han quejado de que los personajes de "Devious Maids" están hipersexualizados y de que la serie está llena de clichés, como la constate utilización de música de guitarra española.

"Creo que es increíblemente decepcionante. Era una oportunidad para dar a cinco actrices latinas buenos papeles", señala desde Nueva York la consultora de medios Galina Espinoza.

La realidad

Pese a las críticas que ha recibido la serie, algunas organizaciones hispanas han salido en su defensa, como el Consejo Nacional de la Raza (NCLR, por sus siglas en inglés) o la Coalición Nacional Hispana ante los Medios (NHMC, por sus siglas en inglés).

El director de este último organismo, Alex Nogales, considera que "Devious Maids" no está representando un estereotipo negativo de las mujeres de origen hispano.

"A todo el mundo le gustaría que tuviéramos una serie en el que los latinos fueran presidentes o senadores, pero ¿vamos a negar que existen empleadas del hogar latinas?", aseguró Nogales en conversación con BBC Mundo.

"En Beverly Hills lo que hay son empleadas del hogar latinas y ellas también son dignas de tener un programa de televisión basado en sus vidas. Desgraciadamente mucha gente que está criticando la serie no la ha visto", señala Nogales.

Rosa María Segura, de la Coalición de Derechos Humanos de los Inmigrantes de Los Ángeles (CHIRLA, por sus siglas en inglés) está de acuerdo en que "es bueno que se de oportunidades a las actrices latinas", aunque cree "se debería reflejar lo que realmente es ser una empleada doméstica en EE UU."

"Las presenten como mujeres preocupadas por su apariencia, pero eso no tiene mucho que ver con la realidad", señala Segura, quien trabaja por conseguir que se apruebe una carta de derechos laborales para las empleadas del hogar de California.

"Nos gustaría que la serie hablara un poco más sobre lo que estas mujeres necesitan para ser respetadas como trabajadoras".

Pese a la polémica que rodea a "Devious Maids", muchos creen que es bueno que series como esta fomenten el debate sobre cómo se representa a los latinos en los medios.

El rostro de la comunidad está cambiando rápidamente y eso -pese a los estereotipos que persisten- no hay duda de también se refleja en la televisión.

Contenido relacionado