• Caracas (Venezuela)

BBC Mundo

Al instante

La planta que crece donde hay diamantes

La planta que crece donde hay diamantes / BBC Mundo

La planta que crece donde hay diamantes / BBC Mundo

El descubrimiento tiene el potencial de cambiar radicalmente la forma en que se lleva a cabo la exploración para buscar diamantes

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Está cubierta de espinas, se asemeja a una palmera y puede llegar a alcanzar una altura de 10 metros.

Pero además, la Pandanus candelabrum -una nueva planta recientemente identificada en Liberia- tiene una característica singular: al parecer, sólo crece en zonas donde hay chimeneas de kimberlita, las formaciones rocosas de origen volcánico que suelen albergar grandes cantidades de diamantes.

"En Liberia -al menos- hemos descubierto una relación uno a uno: cada vez que encontramos la planta encontramos kimberlita", le dijo a BBC Mundo Stephen Haggerty, geólogo de la Universidad Internacional de Florida en Miami, Estados Unidos, y autor del estudio publicado en la revista Economic Geology.

Haggerty cree que la planta se adaptó a estos terrenos porque contienen niveles elevados de magnesio, potasio y fósforo que constituyen un "muy buen fertilizante".

¿Pero equivale entonces hallar esta planta al descubrimiento de un tesoro?

Según Haggerty las muestras no son estadísticamente significativas -todavía- para hacer una afirmación tan contundente.

Además, añade, hay otros requisitos fundamentales que tienen estar presentes.

"Los diamantes están restringidos geológicamente. Sólo se encuentran en las regiones más antiguas de la corteza terrestre (en partes de África, Canadá, Siberia, Brasil)", señala el investigador.

Y la distribución de la familia de esta planta se da en regiones tropicales y subtropicales.

"Entonces, solo si se combinan estos dos elementos, existe la posibilidad de hallar kimberlita, y si encuentras kimberlita, hay chances de encontrar diamantes", agrega.

Las chimeneas de kimberlita son poco comunes. De las más de 6.000 que se conocen, alrededor de 600 contienen diamantes. Y de estas, solo 60 contienen diamantes de la calidad necesaria para justificar el costo de su extracción, aclara el científico.

Beneficios

El descubrimiento tiene el potencial de cambiar radicalmente la forma en que se lleva a cabo la exploración para buscar diamantes.

Detectar un indicador en superficie supone menos trabajo y un costo menor.

"Podría ser (un método) particularmente útil en lugares como la Amazonia, donde el bosque es muy frondoso y donde hace falta excavar muchos metros antes de ver si descubres kimberlita", le dice Haggerty a BBC Mundo.

Y para los países en África que han sufrido guerras y han sido azotados por la epidemia del ébola, señala Steven Shirey, geólogo especializado en diamantes del Instituto Carnegie para la Ciencia, en EE.UU., la explotación minera de las chimeneas de kimberlita puede ofrecer beneficios económicos sin generar grandes daños ambientales, ya que esta clase de minas -angostas y verticales- tienen un impacto mucho menor que, por ejemplo, las minas de cobre a cielo abierto.

No obstante, Haggerty teme que muchos comiencen desenfrenadamente a buscar diamantes si se topan con un ejemplar de Pandanus candelabrum.

"Soy ambientalista y esta es una planta exótica, por eso me preocupa que (el descubrimiento) pueda tener un impacto negativo en el sentido de que se empiece a excavar sin tener en cuenta todos los elementos que deben estar presentes", dice.

"Si encuentras la planta no vas a encontrar necesariamente diamantes. Tienes que estar en un país donde los haya".