• Caracas (Venezuela)

BBC Mundo

Al instante

Los perros "racistas" de la policía de Los Ángeles

En los últimos años un 90% de los sospechosos que fueron mordidos por perros policía en Los Ángeles eran negros o latinos / AP

En los últimos años un 90% de los sospechosos que fueron mordidos por perros policía en Los Ángeles eran negros o latinos / AP

El Centro de Recursos de Evaluación de la Policía (Parc, por sus siglas en inglés) evidención que entre 2004 y 2012 el número de latinos que anualmente fueron mordidos por los perros del LASD aumentó un 30%

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Una organización sin ánimo de lucro dedicada a supervisar y asesorar a los cuerpos policiales de Los Ángeles publicó recientemente un informe en el que se señala que en la última década ha habido un aumento considerable en el número de personas pertenecientes a minorías raciales que han sido mordidas por los perros del Departamento del Sheriff de la ciudad californiana (LASD, por sus siglas en inglés).

Según señala el Centro de Recursos de Evaluación de la Policía (Parc, por sus siglas en inglés), entre 2004 y 2012 el número de latinos que anualmente fueron mordidos por los perros del LASD aumentó un 30%, de 30 a 39 individuos, mientras que el de ciudadanos negros subió un 33%, hasta alcanzar los 12.

Además, según constata el informe -que fue elaborado con datos proporcionados por la Unidad Canina Especial del LASD- cerca de un 90% de los sospechosos que fueron mordidos por perros policía en ese mismo periodo pertenecían a esas dos minorías.La publicación de estos datos hizo que algunos medios aseguraran que los perros policía de Los Ángeles están entrenados para morder a sospechosos en función de su raza o que son los propios agentes los que ordenan a los animales que ataquen en base al origen racial de los sospechosos, algo que fuentes del LASD negaron categóricamente en declaraciones a BBC Mundo.

"Inaceptable"

En cualquier caso, desde la organización Parc señalan los perros policías son utilizados de manera desproporcionadamente elevada en los barrios de Los Ángeles habitados principalmente por latinos y negros, y apuntan que en los últimos años se ha disparado el número de mordeduras que se producen en operaciones en las que participan estos canes.

"Desde 2004 el número de mordeduras de los perros del LASD ha aumentado sustancialmente y las minorías, como sucedía en los años '90, siguen siendo las principales víctimas", le dijo a BBC Mundo Merrick Bobb, director ejecutivo del Parc.Bobb no cree que ello se deba a que haya racismo generalizado en las filas del LASD, aunque sí sostiene que "los agentes no utilizan las mismas tácticas cuando los sospechosos no pertenecen a una minoría" y "a menudo usan los perros cuando los sujetos son negros o latinos"."El número de mordeduras debe reducirse. Esta situación es inaceptable. No puede ser que latinos y negros sean las únicas víctimas de los perros policía. Se ha de hacer un uso más restringido de esos animales", aseguró Bobb.

El teniente Bruce Chase, de la unidad canina del LASD, señaló que los perros policía son utilizados más a menudo en barrios en los que viven minorías "porque en esas áreas suelen producirse delitos más serios"."Sólo utilizamos los perros en caso de que se produzcan crímenes graves. En las áreas en las que sospechosos hispanos o negros son mordidos generalmente la población también es hispana o negra y las víctimas de sus crímenes también", explicó Chase en conversación con BBC Mundo.Según el agente, la decisión de utilizar los perros "nunca está basada en la raza de loa sospechoso sino en el tipo del delito por el que estos son buscados".

Tipos de delito

"Los perros está entrenados parta lidiar con criminales peligrosos y las mordeduras a veces son parte de las acciones en las que participan", señaló Chase.

"Se podría decir que los blancos se ven más involucrados en crímenes de guante blanco, como fraude o malversación de fondos. Si voy a arrestar a un banquero por un delito de esos, probablemente no va a escaparse corriendo con una pistola y se va a ocultar debajo de un automóvil"."Pero si voy por un área en el que acaba de haber un tiroteo, es probable que el sospechoso salga corriendo con el arma que ha utilizado e intente huir", explicó el agente.

Chase señaló que "informes como el elaborado por el Parc son útiles, ya que la supervisión es necesaria para poder establecer mejores prácticas y procedimientos".

También explicó que están estudiando las recomendaciones de esa organización para ver cómo pueden implementarlas.Entre esas recomendaciones se encuentra limitar las circunstancias en las que los perros pueden entrar en acción, ejercer más control sobre estos animales y que los agentes deban explicar de manera más detallada en cada caso por qué optan por soltar a los canes en vez de utilizar métodos menos letales.

Merrick Bobb, del Parc, se muestra confiado en que el LASD tendrá en cuenta su informe y destaca que en lo que va de 2013 el número de mordeduras se ha reducido.Pese a ello, se pregunta cómo puede ser que a estas alturas las acciones de los cuerpos policiales y del sistema judicial estadounidenses sigan teniendo "un impacto desproporcionado en las personas pertenecientes a minorías, ya sea en Los Ángeles, Seattle o Detroit".