• Caracas (Venezuela)

BBC Mundo

Al instante

Los peligros de usar los cada vez más populares blanqueadores de piel

Miles de mujeres usan blanqueantes con regularidad. | Foto: BBC

Miles de mujeres usan blanqueantes con regularidad.

Un estudio de 2008 de la Academia Estadounidense de Dermatología incluyó entre los posibles efectos secundarios desde la urticaria, las estrías, deformaciones, hasta la diabetes

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

"Miren el resultado. Está mucho más clara", dice Emma acercando mucho su cara a la cámara de su computadora.

En el video que acaba de colgar en su canal de YouTube esta mexicana veinteañera muestra a sus seguidores cómo aclararse la piel en casa.

En un recipiente de plástico mezcla tres cucharadas soperas de polvo decolorante para vello, dos de crema hidratante y otras dos de peróxido.

Y reconoce: "Quizá este método es más agresivo que el de las cremas que te puedes comprar en la farmacia, en el dermatólogo, y que te tienes que aplicar poco a poco y se te agota. Pero es más rápido y mucho más asequible".

Como Emma, miles de personas, sobre todo en África, América Latina y Asia, utilizan productos blanqueadores para la piel con regularidad.

Varios productos blanqueadores se pueden adquirir sin receta.

¿Pero cuán seguro es su uso?

Distintos componentes

"En el mercado existen distintos tipos de productos para aclarar la piel y si se usan mal pueden tener consecuencias a distinto nivel", advierte a BBC Mundo el doctorRomán Grimalt, miembro de la Academia Española de Dermatología y Venerología.

"Los que se usan con más frecuencia son los que contienen hidroquinona y ácido kójico", explica el dermatólogo.

La publicidad de estos productos promete un aclarado que dura hasta tres semanas.

El ácido kójico fue descubierto en Japón en 1989, después de que los científicos se fijaran en lo blancas que eran las manos de los que se dedicaban a la elaboración del sake, el licor tradicional japonés.

El blanqueamiento se debía a un ácido, el kójico, producido por el hongo Aspergillus oryzae.

Y la hidroquinona es una sustancia de aspecto cristalino y color blanco, cuya ingesta directa es tóxica.

"Los productos con hidroquinona y ácido kójico suelen ser menos eficaces y menos agresivos, pero por ello mismo menos peligrosos".

Por ello, las cremas con un bajo contenido de hidroquinona —un 1 o 2% según el doctor— se pueden adquirir sin receta.

"Aunque una concentración del 4% podría ser ya muy agresiva", advierte.

De hecho, la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA, por sus siglas en inglés), la agencia del gobierno de Estados Unidos responsable de la regulación de alimentos, fármacos y cosméticos, propuso en 2006 prohibir "la venta excesiva" de hidroquinona sin receta.

Los productos con mercurio han sido prohibidos en la mayoría de los países.

Pero más alarma han generado otras cremas blanqueadoras, las que contienen mercurio.

La mayoría de los países las han prohibido, y la Organización Mundial de la Salud recomienda a los estados miembro "informar al público sobre los productos blanqueadores de piel que contengan alguna forma química o compuesto de mercurio y sobre los riesgos asociados a la exposición a las distintas formas de mercurio".

Sin embargo, estos productos siguen circulando y no es difícil adquirirlos vía internet.

De hecho, en 2014 el Instituto Científico de Salud Pública belga analizó 163 blanqueadores incautados es sus aduanas y el 60% contenía el ingrediente nocivo.

Manchas e hiperpigmentación

El doctor Grimalt es también tajante a la hora de hablar de lo perjudicial que es el mercurio para la salud.

Y también menciona las posibles consecuencias del uso excesivo o incorrectode los blanqueadores de piel que contienen otros compuestos.

"Pueden tener consecuencias de distinto nivel", advierte.

Los que se pueden adquirir sin receta suelen ser menos agresivos, aunque igualmente hay que usarlos con cuidado, advierten los expertos.

"Uno de los más frecuentes, en el caso de pieles mulatas, es la tendencia pigmentada individual", señala el dermatólogo.

Y se explica: "En el caso de la piel blanca, después de cualquier traumatismo la cicatriz que queda es más blanca que la piel original".

"Pero en el caso de las pieles mulatas o mestizas, tras un traumatismo —como puede ser una abrasión con una crema—, la piel reacciona aumentando la pigmentación, oscureciéndose", dice.

"Por lo tanto, en estas pieles, si la crema ha provocado inflamación, puede haber pigmentación residual. Esto es, justo el efecto contrario al deseado".

Son casos que atiende con frecuencia en su consulta, reconoce.

Y también recibe pacientes con hiperpigmentación provocada por remedios caseros aplicados en la piel, como el jugo de limón.

En varios países se asocia la piel blanca a la belleza.

"Aunque en muchos países se piense que aplicar el jugo de un limón o una lima aclara la piel, en las personas de piel oscura tiene el efecto contrario".

Consecuencias más serias

Pero es esa la consecuencia más grave.

"Si estos productos se usan mal pueden dejar cicatrices, porque terminan quemando la piel, provocar un efecto mapache u oso panda —manchas oscuras alrededor de los ojos—, o pueden hacer crecer verrugas", indica.

Otros peligros asociados al uso de algunas de estas cremas incluyen afecciones renales y ocronosis, una forma de hiperpigmentación que causa que la piel adquiera un color púrpura oscuro, según Lester Davis, un investigador de la Universidad de Ciudad del Cabo, en Sudáfrica.

En ese país una de cada tres mujeres se blanquea la piel según investigaciones de ese mismo centro de estudios, en Nigeria un 75% y en Senegal un 52%.

Las manchas son una de las consecuencias más frecuentes del mal uso de estos productos.

"Muy poca gente en Sudáfrica y África sabe de la concentración de compuestos tóxicos que contienen los productos del mercado negro y eso es preocupante", dijo Davis en su día a la BBC.

Y la doctora Noora Moti-Joosub añadía: "Tengo pacientes en toda África que requieren ayuda para tratar su ocronosis. Pero hay muy poco que podamos hacer para revertir el daño".

Otros estudios señalan que en Asia, América Latina y Medio Oriente el sector crece entre un 10 y un 15% cada año.

Tanto hombres como mujeres usan este tipo de productos aclarantes.

Pero otros países tampoco son ajenos al uso de estos productos y a sus consecuencias.

Así, un estudio de 2008 de la Academia Estadounidense de Dermatología (AAD, por sus siglas en inglés) también incluía entre los posibles efectos la urticaria, las estrías, deformaciones, hasta diabetes y en los casos más extremos cáncer.

"Lo del cáncer es difícil de valorar", dice Grimalt.

"Pero es sabido que las personas que hayan sufrido quemaduras tienen mayor probabilidad de sufrir carcinoma", añade.

"Entonces, una agresión química voluntaria y continua en la piel, de alguien que se aplica durante años y de forma insistente un producto para aclarar la piel, podría tener las mismas consecuencias".

Por ello, su consejo para quienes hayan pensado en utilizar uno de estos productos es clara: "Que cada uno intente ser feliz con el color que le ha tocado".

"Mucha gente cree que alterando el color u modificando otro rasgo físico será más feliz, pero los médicos vemos que ocurre justo lo contrario", asegura.

"Al someterse a cualquier procedimiento aumenta el riesgo de sufrir complicaciones, por lo que apelamos al sentido común", concluye.

"Y siempre se puede utilizar protección solar como prevención también en ese sentido".