• Caracas (Venezuela)

BBC Mundo

Al instante

Los libros que los padres quieren prohibir en las escuelas de Estados Unidos

Cada año, la Asociación Estadounidense de Bibliotecas hace un seguimiento de los libros que han sido más objetados por los adultos | Foto: BBC Mundo

Cada año, la Asociación Estadounidense de Bibliotecas hace un seguimiento de los libros que han sido más objetados por los adultos | Foto: BBC Mundo

Sexo explícito, violencia o lenguaje considerado ofensivo no son bienvenidos para muchos adultos en los libros que leen los jóvenes en Estados Unidos

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Cada año hay cientos de objeciones por parte de individuos o grupos organizados que intentan vetar algunas obras en las escuelas y bibliotecas de todo el país.

Lo sorprendente es que junto con esas cuestiones citadas, empieza a aparecer cierto rechazo a libros que hablan sobre pobreza, clases sociales o desigualdad.

Así lo constata la Asociación Estadounidense de Bibliotecas (ALA, por sus siglas en inglés), que cada año desde 1982 elabora una lista con los libros más cuestionados.

Cómo desafiar una lectura

Los padres que quieren limitar las lecturas de sus hijos pueden presentar una objeción, figura por la que alguien pide que un libro se retire de una biblioteca o del aula porque desaprueba el contenido o el punto de vista allí expresado.

"Puede ser por lenguaje obsceno o porque no le gustan las ideas políticas, sobre todo en el caso de los libros de no ficción", le dice a BBC Mundo Deborah Caldwell-Stone, vicedirectora de la Oficina de Libertad Intelectual de ALA.

"El hecho de que por ejemplo contenga lenguaje ofensivo, especialmente en el caso de los estudiantes de grados superiores, no descalifica el libro de forma inmediata", sostiene.

"Nosotros tenemos un panorama de lo que sucede", señala Caldwell-Stone, "pero podemos decir que de los cientos de casos registrados el año pasado, una de cada cinco obras fue vetada al menos por un período de tiempo. A veces se retira un libro pero tras una protesta pública, la junta revoca la decisión".

Hay quienes se preguntan si este sistema de objeciones viola el derecho a la libertad de expresión y el acceso a la información protegidos por la Primera Enmienda de la Constitución de EE UU

"Creemos en el derecho de todo individuo a presentar una petición al gobierno, la Primera Enmienda defiende ese derecho al tiempo que protege el derecho a leer y tener acceso al material, no creemos que sea una contradicción", responde Deborah Caldwell-Stone.

Pobreza y clase social

La vicedirectora de la Oficina de Libertad Intelectual confirma que en años recientes se observa una tendencia a intentar vetar libros de no ficción que hablan de pobreza y clases sociales.

"Se trata de obras de no ficción que presentan puntos de vista alternativos a cuestiones que la mayoría de los estadounidenses valora mucho, como el capitalismo o el libre mercado", le dice Caldwell-Stone a BBC Mundo.

"Los padres de los estudiantes piensan que es una forma de corrupción o que es engañoso ofrecer estos puntos de vista alternativos, que tienen el peligro de cambiar la opinión de los estudiantes hasta el punto de contradecir la posición de los padres en religión y asuntos sociales".

La ley no los respalda necesariamente. Los tribunales defienden que las juntas tienen el derecho y el criterio para establecer el currículo y un padre no puede retirar un libro porque simplemente no le gustan las ideas que presenta.

La Primera Enmienda protege la libertad académica del profesor y de los estudiantes. El padre que cuestiona una obra puede pedir que se excuse a su hijo de esa clase pero no interferir en que otros estudiantes trabajen ese material.

Títulos bajo lupa

Desde 1983, más de 11.300 libros han sido objetados, según datos de ALA. En 2013, la Oficina de Libertad Intelectual informó de 307 casos y asegura que muchos más no se registran (entre el 70-80%).

Los 10 títulos más cuestionados en 2013 fueron:

1. El capitán calzoncillos (Captain Underpants), una serie de libros infantiles de Dav Pilkey.

2. Ojos azules (The Bluest Eye), de Toni Morrison.

3. El diario completamente verídico de un indio a tiempo parcial (The Absolutely True Diary of a Part-Time Indian), de Sherman Alexie.

4. Cincuenta sombras de Grey (Fifty Shades of Grey), de E.L. James.

5. Los juegos del hambre (The hunger games), de Suzanne Collins.

6. Un mal chico puede ser bueno para una chica (A Bad Boy Can Be Good for A Girl), de Tanya Lee Stone.

7. Buscando a Alaska (Looking for Alaska), de John Green.

8. Las ventajas de ser invisible (The Perks of Being a Wallflower, publicado en España como Las ventajas de ser un marginado), de Stephen Chbosky.

9. Bendíceme, Ultima (Bless Me Ultima), de Rudolfo Anaya.

10. Bone, una serie de historietas de Jeff Smith.

En cuanto a los clásicos que más veces han sido objeto de un intento de veto lideran la lista:

1. El gran Gatsby (The Great Gatsby), de F. Scott Fitzgerald.

2. El guardián entre el centeno (The Catcher in the Rye), de J.D. Salinger.

3. Las uvas de la ira (The Grapes of Wrath), de John Steinbeck.

4. Matar a un ruiseñor (To Kill a Mockingbird), de Harper Lee.

5. El color púrpura (The Color Purple), de Alice Walker.

6. Ulises (Ulysses), de James Joyce.

7. Beloved, de Toni Morrison.

8. El señor de las moscas (The Lord of the Flies), de William Golding

9. 1984, de George Orwell

10. Lolita, de Vladimir Nabokov