• Caracas (Venezuela)

BBC Mundo

Al instante

Cómo nuestros ojos traicionan nuestros pensamientos

Algunos movimientos oculares ayudan a recordar / Thinkstock

Algunos movimientos oculares ayudan a recordar / Thinkstock

Un estudio publicado el año pasado mostró que la dilatación de las pupilas está ligada a cierto grado de incertidumbre a la hora de tomar una decisión

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Se suele decir que los ojos son el espejo del alma, y aunque la ciencia no pareció encontrar todavía justificación para esta frase, estudios recientes sugieren que podría tener algo de verdad.

Investigadores parecen haber descubierto que los ojos no solo reflejan lo que pasa en el cerebro, sino que también podrían tener influencia en nuestros recuerdos o en la toma de decisiones.

Los ojos están en constante movimiento y aunque muchos de estos movimientos ocurren de manera consciente, otros tienen lugar sin que nos demos cuenta, como cuando leemos o estamos durmiendo.

Lo que parece estar cada vez más claro es que parte de los movimientos oculares revelan nuestros pensamientos.

Un estudio publicado el año pasado mostró que la dilatación de las pupilas está ligada a cierto grado de incertidumbre a la hora de tomar una decisión: si alguien está menos seguro de decidir algo se sienten más alerta, lo que causa dilatación de las pupilas.

Estudiar los movimientos de los ojos incluso puede ayudar a predecir qué número tiene en mente un determinado individuo.

Tobias Loetscher y sus colegas de la Universidad de Zurich, en Suiza, registraron los movimientos oculares de 12 voluntarios a los que enseñaron una lista de 40 números.

Descubrieron que la dirección y alcance del movimiento de los ojos de los participantes predecía si el número que iban a decir era mayor o menor que el que acababan de observar: la mirada se dirigía hacia arriba a la derecha si se estaba a punto de decir un número mayor, y abajo a la izquierda si se iba a decir uno menor.

Cuanto mayor el movimiento, mayor el número.

 

Movimiento y memoria

En 2013, otro estudio demostró que los movimientos de los ojos hacían más fácil acordarse de cosas.

En un experimento se reclutó a 24 participantes y se les dijo que examinaran detenidamente una serie de objetos dispuestos en la esquina de una pantalla de computadora.

Los participantes debían escuchar una serie de frases relacionadas con los objetos e indicar si eran verdad o no.

A algunos participantes se les permitía mirar a cualquier lugar de la pantalla mientras que a otros se les pedía que mantuviesen la mirada en un punto fijo.

Los investigadores descubrieron que aquellos a los que se les permitía mover los ojos libremente obtenían mejores resultados.

Y este tipo de movimientos de los ojos puede ocurrir de forma inconsciente.

"Cuando alguien ve algo que ya ha visto antes, los ojos se ven atraídos hacia información que ya conoce, incluso aunque no se tenga memoria consciente de ello", afirma Roger Johansson, psicólogo de la Universidad de Lund, Suecia, y uno de los autores del estudio.

 

Control de la visión

Observar los ojos de la gente también puede servir para influenciar sus decisiones.

Un reciente estudio demostró que el rastreo ocular puede ser usado para influenciar las decisiones de índole moral que tomamos.

Se les sometió a los participantes del estudio a preguntas complejas como: "¿Puede ser el asesinato alguna vez justificable?" y se les enseñó posibles respuestas en la pantalla de una computadora.

Rastreando los movimientos oculares y eliminando una de las respuestas en el momento justo los investigadores pueden influenciar la decisión final.

"No les dimos ninguna información extra", dice Daniel Richardson, del University College de Londres y uno de los responsables del estudio.

"Simplemente observamos su proceso de toma de decisión y lo interrumpimos en el momento oportuno", añade.

"Les hicimos cambiar de idea simplemente controlando cuándo tomaban la decisión".

 

A control remoto

La aparición de aplicaciones para móviles que rastrean la mirada abre la posibilidad de alterar el proceso de toma de decisiones de la gente de forma remota.

"Si uno está comprando en internet, las empresas podrían hacer que tomes una decisión más rápida ofreciendo envío gratis cuando posas tu mirada sobre un producto en particular", añade Richardson como ejemplo.

Por lo tanto el movimiento ocular puede influenciar funciones mentales complejas como la memoria y la toma de decisiones, y engañar a nuestros pensamientos, creencias y deseos.

Saber esto puede aportarnos maneras de mejorar nuestras funciones mentales, pero también nos hace vulnerables a la manipulación.

"La tecnología de rastreo ocular podría ser usada para hacer la vida más fácil a la gente, como por ejemplo intuir que función del celular necesitas y activarla", añade el experto.

"Pero si permanece activa todo el tiempo podría ser usada para rastrear todo tipo de información, lo cual podría proveer de una enorme cantidad de información y levantaría preguntas sobre la posibilidad de compartir, sin quererlo, nuestros pensamientos con otros", añade.