• Caracas (Venezuela)

BBC Mundo

Al instante

El drama de las niñas secuestradas en Nigeria cumple seis meses

En abril, más de 200 niñas fueron secuestradas desde su escuela en Chibok, un pueblo en el norte de Nigeria | AFP

En abril, más de 200 niñas fueron secuestradas desde su escuela en Chibok, un pueblo en el norte de Nigeria | AFP

El 14 de abril, militantes armados del grupo islamista Boko Haram irrumpieron en la aldea de Chibok, en el noreste de Nigeria, y se las llevaron por la fuerza mientras dormían en un internado escolar

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Exactamente hace seis meses secuestraron a 200 niñas y adolescentes en Nigeria. Todavía no han sido halladas.

El 14 de abril, militantes armados del grupo islamista Boko Haram irrumpieron en la aldea de Chibok, en el noreste de Nigeria, y se las llevaron por la fuerza mientras dormían en un internado escolar.

A pesar de la campaña internacional que se inició para exigir su liberación y el clamor de sus familiares, las jóvenes siguen secuestradas.

"Estamos en una situación desesperada", le explicó a la BBC Hanatu Dauda, madre de una de las escolares.

"Lo más doloroso es que no sabemos dónde las tienen", dijo.

La creencia generalizada es que las niñas se encuentran en el bosque de Sambisa, una enorme reserva verde en la frontera entre Nigeria y Camerún.

Algunos padres las buscaron allí, pero tuvieron que retirarse sin éxito debido al peligro de entrar en lo que es considerado un bastión del grupo extremista.

Las familias están muy preocupadas por el destino de las jóvenes, la mayoría de los cuales tiene entre 16 y 18 años.

"A veces, cuando vamos a la granja y recordamos lo que ha pasado, rompemos a llorar", explica Dauda, ataviada con un vestido colorido y sentada sobre una tela en el suelo.

Los padres dicen que no saben nada sobre dónde o en qué estado se encuentran las adolescentes.

Una cincuentena de ellas lograron escapar de sus captores en las primeras semanas del secuestro.

Gobierno

"No hay información sobre nuestras hijas", se queja la mujer.

"Escuchamos que pronto serán liberadas, pero al final nos damos cuenta de que no hay información", dice.

Las familias critican la actitud del gobierno de Nigeria que, en su opinión, no hace lo suficiente por lograr la liberación de las jóvenes.

"El gobierno tardó tres semanas en reconocer el secuestro", afirma Naziru Mikailu, periodista del servicio hausa de la BBC.


Algunos padres viajaron en julio hasta la capital de Nigeria, Abuja, para reunirse con el presidente, Goodluck Jonathan.

"Nos prometió que pronto nos podríamos reunir con nuestras hijas, a finales de agosto. Pero han pasado agosto y septiembre y no hemos oído nada sobre ellas", relata Yahaya Mohammed, padre de una de las adolescentes secuestradas.

Según él, la situación de los familiares es tan grave que "seis mujeres se volvieron locas porque no pueden superar el trauma".

Mohammed pide que la comunidad internacional "presione al gobierno" para que éste consiga que Boko Haram las libere.

En el idioma local hausa, Boko Haram significa literalmente "la educación occidental está prohibida".


Indignación

El secuestro de las escolares generó indignación en todo el mundo.

La campaña #BringBackOurGirls (#DevuelvanANuestrasNiñas) movilizó a millones de personas en las redes sociales, incluidos famosos y personalidades como Michelle Obama y Malala, la joven paquistaní galardonada recientemente con el premio Nobel de la Paz.

En una carta que publicó el lunes el diario británico The Independent, expertos en política exterior piden que se actúe contra Boko Haram, un grupo que mantiene similitudes con Estado Islámico.

"Boko Haram y Estado Islámico forman parte de una red de terror internacional creciente y bien organizada que supone una amenaza directa para la seguridad nacional de Reino Unido. Hay que pararlos", dice la carta.


Promesas

Pero Will Ross, corresponsal de la BBC en Nigeria, asegura que no hay pruebas de que se hayan producido avances.

"En los últimos meses hemos oído promesas de que el rescate era inminente, pero no hechos", afirma Ross.

El corresponsal dice que el drama de las niñas está envuelto en rumores no confirmados, como que "han dividido a las niñas en dos grupos y las han llevado fuera de Nigeria".

La situación se ha "deteriorado dramáticamente en el noreste de Nigeria desde el secuestro", afirma.

"Boko Haram obligó a comunidades enteras a dejar sus casas".

Y añade que, aunque la situación de estas 200 jóvenes ha despertado más interés internacional, los secuestros de niñas en esa zona de Nigeria "no se han detenido".