• Caracas (Venezuela)

BBC Mundo

Al instante

El musulmán que cruzó Siria para llegar a La Meca

Senad Hadzic/ AFP

Senad Hadzic/ AFP

Senad Hadzic es un bosnio musulmán que emprendió un peregrinaje de 5.650 kilómetros para llegar a La Meca, en Arabia Saudita

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Como millones de musulmanes que llegan cada año por estas fechas a La Meca para cumplir con uno de los pilares del Islam que los musulmanes deben hacer al menos una vez en la vida. Pero la peculiaridad de Hadzic es que cruzó un país asolado por el conflicto: Siria y, según explica, salió sano y salvo "con la ayuda de Dios".
A sus 47 años de edad, el peregrino le confesó a la BBC que pasó varias horas en la frontera con Siria regateando para obtener una visa.

Una vez en el país, tuvo que negociar su camino al pasar por numerosos puestos de control, algunos al mando de militares y otros en manos de de rebeldes.

"Algunos de ellos incluso besaron mi Corán," declaró, añadiendo que también tenía una Biblia en su mochila.

Hadzic comenzó su viaje cerca de la capital de Bosnia, Sarajevo, y su primera prueba fue desafiar la s gélidas temperatura (de hasta -35 grados centígrados) en Bulgaria el diciembre pasado.

"No hubo un día fácil, todos los días fueron difíciles. Pero al mismo tiempo ha sido emocionante", recuerda.

Siete países y dos desiertos

Una vez que obtuvo una visa en Siria, un miembro oficial del ejército del presidente Bashar al Asad le pidió que rezara por él en La Meca si lograba salir vivo de Siria.

"La carretera entre la frontera por la que entré y la ciudad de Alepo estaba llena de rocas gigantes. Los rebeldes las habían tirado para que los carros y autobuses no pudiesen transitar. Las personas con sus familias tenían que bajarse de sus carros."

Hadzic manifestó que tener una visa en Siria "no significa nada puesto que un rebelde puede salir de un campo y quitarte el pasaporte."

"Nadie me disparó. Me detuvieron personas armadas e inspeccionaron mi pasaporte. Pero cuando les decía que estaba en el camino hacia Dios, tanto los militares como los rebeldes me dejaban continuar."

Hadzic también les decía que cargaba tanto la Biblia como el Corán porque es muy religioso.

"Si yo no hubiese creído que Dios estaba conmigo, que me estaba protegiendo y guiándome, ni siquiera hubiese llegado a Bulgaria, por no hablar de La Meca."

"Atravesé siete países, dos desiertos, 5.650 kilómetros, sin dinero, sólo con una mochila que pesaba 20 kilogramos," le dijo Senad a la BBC.