• Caracas (Venezuela)

BBC Mundo

Al instante

¿Por qué todo el mundo quiere el dinero de Qatar?

El jeque Hamad espera que el Mundial 2022 contribuya positivamente a la imagen del país/Reuters

El jeque Hamad espera que el Mundial 2022 contribuya positivamente a la imagen del país/Reuters

El país árabe ya ha comprado desde Harrods hasta parte del aeropuerto de Londres y todos quieren ganar con las millonarias obras de infraestructura para el Mundial 2022

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Todo el mundo parece querer una parte de Qatar, o más específicamente, su dinero.

La influencia del pequeño estado árabe del Golfo en el Reino Unido, y en particular en la capital británica, es cada vez más evidente. Qatar es copropietario de uno de los nuevos íconos de la arquitectura londinense, The Shard (el rascacielos más alto de la Unión Europea), en 2008 aportó fondos al banco Barclays para salvarlo de la nacionalización y compró el 20% de la compañía propietaria del aeropuerto de Heathrow.

La lista de posesiones británicas del Fondo Soberano, el fondo de inversión controlado por las autoridades de Qatar, parece interminable: las tiendas Harrods, un 20% del Mercado de Camden en la capital británica y un 26% de la cadena de supermercados Sainsbury’s son algunos ejemplos.

Y de acuerdo a informes, el gobierno británico busca lograr contratos por obras de infraestructura en la rica nación árabe por un monto de US$15.000 millones.

Un alto funcionario del Ministerio de Economía en el Reino Unido, Paul Deighton, dio una pista sobre estas tratativas. "Hemos tenido múltiples contactos durante los últimos 12 meses con muchos gobiernos y fondos soberanos", dijo Deighton en un foro sobre inversión en infraestructura.

"La inversion de estos fondos ha creado o asegurado más de 112.000 puestos de trabajo británicos entre 2011 y 2012, un aumento del 19% respecto del período anterior".

En la mira

El Reino Unido no es el único país que corteja al gobierno de Qatar.

Grecia está buscando más fondos de la nación árabe, que ya ha invertido en minas de oro griegas. El reino del Golfo también contribuirá a un fondo para recuperar barrios marginales en Francia, financia proyectos de caridad en países africanos y está buscando inversiones en el mercado de capital chino.

"Parece que cada país en el mundo tiene a Qatar en la mira", dijo a la BBC Iain Webster, director para Qatar de Brand Union, una consultora que asesora a empresas en estrategias de marca y cuenta entre sus clientes tanto al Banco Nacional como al Comité Olímpico de Qatar.

El emir jeque Hamad bin Khalifah Al Thani es uno de los líderes del mundo más ocupados en el momento, de acuerdo a Webster.

"Cada semana tiene conversaciones bilaterales con líderes de todos los rincones del planeta".

El atractivo de Qatar salta a la vista. En momentos en que tantas economías en Occidente enfrentan dificultades, la liquidez no es un problema para el país árabe.

"Tener un socio inversor que no ejerza presión para recuperar fondos en el corto plazo no es nada común", señala Webster.

Pero Colin Foreman, editor de noticias de la publicación especializada Middle East Economic Digest (MEED), advierte que debe distinguirse entre fondos privados y gubernamentales.

"Es atractivo recibir fondos de un estado soberano que no tiene problemas financieros. Pero no creo que los bancos en particular estén dispuestos a recibir tan fácilmente fondos de inversores privados".

Economía del conocimiento

¿Cuáles son las prioridades de Qatar a la hora de colocar su dinero?

La mayoría de sus inversiones son estratégicas, pero también tienen que ver con el proyecto oficial conocido como Vision Nacional 2030, que busca llevar al país de una economía basada exclusivamente en el petróleo a una economía basada en el conocimiento y la innovación.

Qatar sabe que en algún momento se acabarán sus vastas reservas de gas y petróleo y sus planes para el futuro recuerdan a Noruega, que en 1990 creó un fondo de inversions sobera para asegurar una economía no dependiente sólo del crudo.

También existen "inversiones trofeo", que tienen que ver con la imagen del país, particularmente apor ejemplo, las relacionadas con el fútbol.

En 2011 un fondo de Qatar adquirió el club francés Paris Saint Germain y una Fundación de Qatar patrocina las camisetas del Barcelona.

La Visión 2030 busca preparar al país para "un nuevo orden basado en el conocimiento y un mundo extremadamente competitivo". Acorde con esa meta, el país árabe ha invertido miles de millones de dólares para lograr que centros de estudio de gran prestigio como Georgetown University, Weill Cornell Medical College y la escuela de negocios HEC de París, establezcan un campus en Qatar.

El reino será además sede de la Copa Mundial de Fútbol en 2022 y se estima que invertirá hasta US$150.000 millones en proyectos de infraestructura vinculados al evento.

Las empresas británicas parecen encontrarse en una posición ideal para beneficiarse, según Webster.

Qatar y el Reino Unido tienen, asegura, "una relación única". "Creo realmente que la población de Qatar es anglófila y sienten algo especial por Londres", señaló el analista, quien recuerda también la iniciativa Qatar Reino Unido 2013, que busca establecer este año alianzas y colaboraciones entre ambos países en el arte, la educación, el deporte y la ciencia.