• Caracas (Venezuela)

BBC Mundo

Al instante

La mujer colombiana que se llama como el abecedario

Esta es la cédula que le fue expedida por la Registraduría Civil de Colombia / Foto: BBC

Esta es la cédula que le fue expedida por la Registraduría Civil de Colombia / Foto: BBC

"Yo siempre sentí que el nombre que me habían puesto mis padres no me representaba", dijo Ladyzunga 

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

"¿Nombre completo?" Le preguntaron a Lady desde la otra línea de una empresa de transporte terrestre para reservar un tiquete desde Bogotá hacia Santa Marta, en el norte de Colombia.

Ella, que se había preparado para pronunciar su nuevo nombre, meditó por unos segundos la respuesta y dijo con seguridad:

-"Abc"- respondió- "Def… Hij… Opq… Uvt". 

-¿Disculpe? – le preguntó confundida la joven que la atendía al otro lado de la línea que pensó que le estaban jugando una broma-. ¿Me lo puede deletrear por favor?

-Mi nombre A-B-C-D-E-F-G… H-I-J-K-L-M-N… y los apellidos O-P-Q-R-S-T… U-V-W-X-Y-Z.

Lady lo dijo con la seriedad del caso, sin la intención de burlarse de nadie: desde febrero de 2013 sus nombres y apellidos ante las oficinas de registro de personas de la República de Colombia son, una detrás de la otra, las 26 letras del alfabeto.

"Siempre me estaban clasificando con letras: que LGTB, que HC (hardcore), BDSM, entonces quise que mi nombre significara que yo soy todo eso, pero a la vez soy nada", le dijo a BBC Mundo ABCDEFG, quien antes de su cambio era conocida como Ladyzunga.

Un nombre de fantasía, elegido por esta artista de performance, DJ y diseñadora, de carácter explosivo y con gusto por provocar y romper convenciones.

Esa explosión de carácter se nota al hablar con ella: estuvo a punto de cortar la entrevista para esta nota dos veces, después de dos preguntas para aclarar puntos sobre su historia.

"Las cosas son como a mí me gustan… yo siempre sentí que el nombre que me habían puesto mis padres no me representaba. Como que se parecía a todos los nombres", añadió.

Sus performances buscar causar reacciones en los asistentes a sus eventos.

El de ahora, en cambio, cumple con un requisito: no tener un género reconocible. No ser de hombre, ni de mujer: una declaración de principios que Ladyzunga se propuso hacer.