• Caracas (Venezuela)

BBC Mundo

Al instante

La mordida del tiburón toro es la más poderosa

Pueden alcanzar 3,5m de longitud, y reciben su nombre por sus corpulentas y por su naturaleza beligerante / BBC

Pueden alcanzar 3,5m de longitud, y reciben su nombre por sus corpulentas y por su naturaleza beligerante / BBC

Esta especie tiene la mordida más fuerte entre todos los tiburones, mucho mayor a la que necesitan para matar y comer a sus presas, según un estudio realizado por científicos estadounidenses y alemanes

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El tiburón toro tiene la mordida más fuerte entre todas las especies de tiburones, descubrió un estudio científico.

En relación con su tamaño, los tiburones toro muerden más fuerte que otros predadores más grandes.

Un espécimen adulto puede morder con una fuerza máxima equivalente a 612 kilogramos-fuerza (Kgf) o kilopondios, según demuestra un estudio de sus huesos y músculos mandibulares.

Lo que no está claro es por qué tienen estos tiburones tanta fuerza de mordida, que es mucho mayor a la que necesitan para matar y comer a sus presas.

Los detalles de la investigación fueron publicados en la revista Zoology.

La bióloga María Habegger de la Universidad del Sur de Florida en Tampa, Estados Unidos, y colegas estadounidenses y alemanes examinaron la fuerza de mordida de 13 especies de tiburones.

El estudio incluyó al tiburón fantasma, una especie más pequeña que rastrea el fondo marino en busca de cangrejos y almejas, y al gran tiburón blanco, un predador que puede alcanzar los 6m de largo y que se alimenta de una variedad de peces y mamíferos marinos como delfines y focas.

Estudios previos habían demostrado la gran fuerza de mordida de los tiburones depredadores.

El tamaño engaña

'Esperábamos encontrar una gran fuerza de mordida en los escualos más grandes que ocupan los puestos más altos en la cadena alimenticia, por ejemplo el tiburón martillo, el gran tiburón blanco, el tigre o el toro', le dijo Habegger a la BBC.

'Estas especies cazan habitualmente presas grandes, como delfines, tortugas u otros tiburones, y la fuerza de la mordida se relaciona con la habilidad mecánica que demandan este tipo de presas'.

Pero los investigadores descubrieron que especies de menor tamaño, como el tiburón martillo, poseen más fuerza en relación a su tamaño, quizás por la necesidad que tienen de quebrar duros caparazones.

'A veces el tamaño engaña. Aunque los tiburones más grandes emplean valores de fuerza de mordida más altos, el valor de fuerza relativo es el que importa, kilogramo por kilogramo, ¿qué tan fuerte es el mordisco?', explicó Habegger, estudiante de doctorado.

Habegger, sus colegas, y su supervisor el Dr. Philip Motta -que lleva años estudiando la fuerza de los tiburones- midieron la mordida de las 13 especies.

Los científicos diseccionaron especímenes para analizar los músculos mandibulares y calcularon la fuerza que estos músculos pueden transmitir cuando se cierra la mandíbula.

Luego utilizaron técnicas matemáticas para eliminar el efecto del tamaño del cuerpo, así podían realizar una comparación justa entre las especies.

'Lo que muestra este estudio es que, teniendo en cuenta kilogramo por kilogramo, el tiburón toro tiene el mayor valor de fuerza de mordida entre todos los escualos examinados', afirmó la bióloga.

'El tiburón toro puede morder con más fuerza que el gran tiburón blanco y que el tiburón martillo.'

La incógnita

La investigadora explicó, sin embargo, que el estudio plantea una incógnita: ¿por qué tienen estos tiburones una mordida tan poderosa?

La fuerza de mordida de los ejemplares de tiburón toro cambia a lo largo de su vida: los más jóvenes muerden más fuerte que lo que se espera para su tamaño, pero los mayores no.

Una respuesta posible es que esta habilidad ofrece a los tiburones toro jóvenes una ventaja con respecto a otras especies competidoras, y les permite alimentarse de una mayor variedad de presas.

Sin embargo, los científicos creen que esta especie -que según el estudio puede morder con una fuerza de 612 Kgf en la parte trasera de la mandíbula y con más de 204 Kgf en el frente- tiene una mordida demasiado poderosa.

'No hay necesidad de ejercer tanta fuerza para rasgar la piel de los peces, ni siquiera para romper huesos', le dijo María Habegger a la BBC.

Podrían hacer falta unas mandíbulas muy fuertes para quebrar caparazones de tortugas, o una buena mordida podría ser particularmente útil para cazar en aguas turbias, como en las que habita el tiburón toro.

'En un ambiente de baja visibilidad puede ser más difícil cazar, así que una vez que se tiene a la presa entre los dientes, es crucial asegurarla para no perder el almuerzo'.

Pero también existe la posibilidad de que la poderosa fuerza de mordida sea simplemente una habilidad que estos depredadores de gran tamaño desarrollan.