• Caracas (Venezuela)

BBC Mundo

Al instante

La moda es cada vez más inteligente

La fusión de moda y tecnología sigue en marcha / BBC Mundo

La fusión de moda y tecnología sigue en marcha / BBC Mundo

La industria de la moda nunca se ha mostrado tan proclive como ahora a elaborar ropa adecuada para la época digital

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Con una tendencia de resaltar el lado glamoroso a lo informático que se consolida, y con los artefactos electrónicos hechos para ser "vestidos" por el público como la gran promesa a futuro, lo que empezó como un coqueteo entre la moda y la tecnología se está convirtiendo en una relación íntima.

Ejecutivos de industrias textiles son contratados por empresas tecnológicas mientras compañías de teléfonos celulares han logrado, literalmente, que sus creaciones sean cosidas en la ropa.

Con la capital británica a punto de ser invadida por modelos de piernas eternas y diseñadores por la Semana de la Moda de Londres, es un buen momento para analizar algunas de las prendas y de los accesorios de alta tecnología que han llamado nuestra atención.

La falda que llama

En uno de los shows de la Semana de la Moda debutará la primera falda hecha de teléfonos inteligentes.

Creada utilizando teléfonos Nokia Lumia 1520, el proyecto es una colaboración entre la firma de celulares finlandesa, el diseñador Fyodor Golan y la casa de diseño creativo Kin.

Tomó tres meses para terminarlo. Si realmente el mundo necesita esta falda es otro tema de debate, pero no hay duda de la complejidad para elaborar una.

Combinar el pesado dispositivo con los frágiles textiles fue problemático, como también lo fue encenderlos luego y mantener la batería funcionando una vez que la falta estaba armada.

Las pantallas de los teléfonos muestran diferentes partes de una misma imagen para dar la ilusión de un gran cuadro.

Las imágenes cambian cuando la modelo se mueve, imitando cómo se altera el tono de una prenda cuando se mueve de la luz a la sombra y de la sombra a la luz.

Annie Kearney, miembro del laboratorio de Nokia, dice que su firma tiene una larga historia de trabajar con la moda.

"Es una pieza de arte técnica. Es mucho más que una falda hecha de teléfonos, es jugar con la idea de cómo la tecnología puede influenciar y ser influenciada por el mundo que la rodea".

La cartera que limita el gasto

Cualquiera que haya salido a mirar vitrinas durante la hora del almuerzo y que haya regresado a la oficina cargado de bolsas con compras estará de acuerdo que sería una buena idea tener una cartera que no lo deja a uno gastar dinero cuando piensa que uno está comprando de más.

La firma australiana Credit Card Finder utiliza un procesador Arduino y una etiqueta con identificación por radio frecuencia en la base del bolso para rastrear lo que uno gasta con la tarjeta de crédito.

La cartera también está conectada a un reloj y puede ser programa para permanecer cerrada en las horas más "vulnerables" del día.

Cuando una entra a "la zona peligrosa" de las compras el bolso se ilumina con una luz de alerta LED (un diodo que emite luz) que es encendida por un chip con GPS.

Uno incluso puede nombrar a una persona para que reciba un mensaje de texto si uno tiene una recaída consumista.

En muchos aspectos esta "cartera inteligente" está en contra de la moda porque evita que uno gaste. Su diseño tampoco es particularmente novedoso.

Por eso es difícil que algunas de las modelos de la Semana de la Moda en Londres desfile con una de ellas.

Pero sirve como ejemplo de lo que ocurre cuando la tecnología se combina con la moda para resolver una necesidad práctica.

"Está diseñada para ayudar a la gente que está realmente descontrolada en sus gastos", informó la vocera de la firma creadora, Michelle Hutchison.

El costo de la cartera puede llegar a generar algunas señales de alarma por sí solo: unos US$179 que no son baratos.

La firma ha señalado que solo comenzará la producción a gran escala si existe suficiente demanda.

Sombreros luminosos

La tecnología que se viste aún no ha encendido las pasiones de las masas.

Las bandas elaboradas por marcas como Up o Nike pueden ser llamativas para los fanáticos de hacer ejercicio que quieren registrar cada esfuerzo que hacen, pero no se ven particularmente atractivas.

La firma canadiense PixMob aportó en los últimos tiempos una nueva forma de "vestir" tecnología con estilo y de ofrecer a una multitud un elemento para celebrar en masa.

Este año en el Superbowl, la final del fútbol americano en Estados Unidos, la firma le entregó a los 80.000 espectadores un sombrero con tecnología LED.

Durante el entretiempo el efecto era una masa literal de pixeles en movimiento en el que la audiencia se volvía parte de un show luminoso.

Los sombreros eran controlados por transmisores que no requerían cables, lo que permitió a PixMob alterar el color, el brillo y el pulso de las luces.

En los Juegos Olímpicos de Invierno de Sochi, en Rusia, la tecnología de PixMob ha sido utilizada en la ceremonia inaugural, convirtiendo a la multitud en una pantalla gigante de video utilizando medallones alrededor de sus cuellos.

Es ciertamente una tecnología portátil novedosa que supera a los tubitos fosforescentes o aros luminosos que a veces se utilizan en los conciertos.

Lentes a la moda

Los lentes del gigante de la internet Google ya han tenido su estreno en las pasarelas, cuando fueron portados por modelos en la Semana de la Moda de Nueva York en 2012.

Pero muchos estarán de acuerdo que el efecto fue más tecnológico que glamoroso.

En enero Google lanzó su Colección Titanio, un set de cuatro marcos de lentes con el expreso propósito de hacer de su creación algo menos nerd y más atractivo para una audiencia general.

Los marcos pueden ser llenados tanto con lentes de prescripción o simples lentes portátiles que no corrigen ningún problema visual.

Pero ésta no es la única firma tecnológica que quiere mostrar sus credenciales estilísticas.

En primavera Apple sumará a sus filas a la exjefa ejecutiva de la casa de modas Burberry Angela Ahrendts, con el objetivo de revolucionar a la compañía informática.

El pasado otoño Burberry utilizó el iPhone 5s para filmar un desfile y existe una intensa especulación de cómo Ahrendts continuará esta fusión entre tecnología y moda.