• Caracas (Venezuela)

BBC Mundo

Al instante

El minimalismo: la alegría de vivir con menos

Entre los beneficios de tener poco están el orden y la limpieza, así como el tiempo que queda libre | BBC

Entre los beneficios de tener poco están el orden y la limpieza, así como el tiempo que queda libre | BBC

"Un estilo de vida minimalista implica ser consciente de las cosas que poseemos, las cosas que compramos y cómo invertimos nuestro tiempo", afirma Francine Jay, la autora de The Joy of Less

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

En sociedades donde el consumismo es muchas veces más motivo de estrés que de placer, muchos sueñan con vender todo lo que tienen y reducir sus pertenencias a lo mínimo indispensable.

Los llaman los minimalistas.

Pero se trata de algo más que de deshacerse de algunos bienes; el punto es eliminarlos en forma permanente.

"El minimalismo no son cuartos blancos casi vacíos y con escasos muebles", señala Chris Wray, quien escribe el blog TwoLessThings.co.uk.

"Se trata de eliminar todas las cosas que nos distraen de aquello que es importante en nuestras vidas".

Para los minimalistas extremos como Andrew Hyde de Colorado, Estados Unidos, significa poseer apenas alrededor de 15 artículos.

Para otros, significa librarse del exceso hasta que sólo queden las cosas "esenciales".

"Un estilo de vida minimalista implica ser consciente de las cosas que poseemos, las cosas que compramos y cómo invertimos nuestro tiempo", afirma Francine Jay, la autora de The Joy of Less.

"Es un estilo de vida que valora las experiencias por sobre los bienes".

Suena bien, pero cuán fácil es convertirse al minimalismo.

Chris Wray: "El minimalismo no se trata de cuartos blancos casi vacíos y con escasos muebles".

Los siguientes son algunos de los desafíos.

Qué se necesita: entereza mental. Deshacerse de las cosas requiere compromiso. Hay que decidir qué botar y qué mantener, lo cual puede ser mentalmente agotador. Y toma tiempo.

"Seguramente le tomó más de una tarde acumular todas las posesiones de su vida. También le tomará más de una tarde ponerlas en orden", sostiene Joshua Becker, un minimalista de Arizona y escritor del blog BecomingMinimalist.com.

"Un estilo de vida minimalista implica ser consciente de las cosas que poseemos, las cosas que compramos y cómo invertimos nuestro tiempo"

Francine Jay, autora de "The Joy of Less"

Durante cuánto tiempo hay que prepararse: muy poco. Puede empezar este proceso hoy mismo poniendo una caja en cada habitación.

"Cuando se encuentre con algo que no ha usado en un largo tiempo, o no ha usado nunca, tírelo en la caja", dice Rachel Jonat, quien vive en la Isla de Man en Reino Unido y escribe el blog TheMinimalistMom.com.

"Si tiene miedo de volver a querer esos objetos, conserve la caja durante seis meses y luego done todo".

Probablemente, tenga que prepararse a nivel mental, porque -asumámoslo- a la mayoría nos gustan nuestras posesiones.

Pero no hay que olvidar que esa casa enorme y todo lo que hay en ella consumen tiempo para limpiarlas y organizarlas y todo eso conlleva un gasto de dinero en mantenimiento.

"Mire un objeto y piense cuántas horas tuvo o tendrá que trabajar para pagar por él", señala Jonat.

Cada artículo que posee es una oportunidad de recuperar tiempo y/o dinero si lo vende o lo regala. Una vez que esté listo para comenzar la limpieza, dedíquese a ello.

Hágalo ahora: "Piense qué lugares le producen preocupación o frustración", dice la estadounidense Cristin Frank, autora de Living Simple, Free & Happy.

"¿Demasiadas decisiones que tomar? ¿Está su armario tan repleto que las cosas se pierden o arrugan con facilidad?" Marque esas áreas y hágase cargo de ellas primero.

Entre los beneficios de tener poco están el orden y la limpieza, así como el tiempo que queda libre,

La ropa de marca y los bienes hogareños son perfectos para eBay: vea las ofertas recientes para escoger un precio.

Comience de a poco. Usted no será capaz de hacerse cargo del amontonamiento en un día o una semana. Además, el proceso puede parecer abrumador. Si siente ansiedad ante el cambio, "intente una sola cosa durante 30 días, comenzando por las cosas más sencillas de desprenderse", señala Joshua Fields Millburn, un minimalista de Montana que escribe el blog TheMinimalists.com. Aquí hay otra estrategia: ocúpese del desorden durante 15 minutos diarios. Ponga una alarma, puede lograr mucho progreso trabajando a contrarreloj.

Deshágase de las cosas obvias. Dese un impulso comenzando su pila de desechos con las cosas que claramente no necesita: las tazas que nunca usa, ese regalo horrendo que recibió, etc. Haga un montón para un mercadillo callejero. Publique los muebles u otros artículos grandes del hogar en algún sitio de avisos clasificados. También le puede resultar más fácil deshacerse de cosas si se las da a alguien que pueda aprovecharlas por medio de organizaciones benéficas locales.

"Tirarlo todo a la basura puede hacerlo sentir culpable o derrochador", señala Frank.

"Cuando se encuentre con algo que no ha usado en un largo tiempo, o no ha usado nunca, tírelo en la caja. Si tiene miedo de volver a desear esos objetos, conserve con la caja durante seis meses y luego done todo"

Rachel Jonat, TheMinimalistMom.com

Hágalo después: una vez que haya comenzado a vender sus cosas y a no comprar nuevas chucherías, dele un nuevo propósito al dinero que está ahorrando.

"Mi esposo y yo pagamos nuestra casa en menos de siete años debido a nuestro estilo de vida minimalista", afirma Frank.

"Luego fui capaz de dejar mi trabajo y dedicarme a ser bloguera y autora de tiempo completo".

A Francine Jay, el estilo de vida minimalista le permitió viajar junto a su esposo. "Vivimos durante dos años en Londres y viajamos por gran parte de Europa y Asia", cuenta Jay.

Rachel Jonat y su esposo pagaron US$80.000 de deuda no hipotecaria en menos de tres años. Cuando no se malgasta dinero en chatarra, se tiene más para invertir en lo esencial: pagar por la casa, deudas, jubilación y experiencias.

Vuelva a evaluar en unas semanas cómo se siente. "Limpiar el amontonamiento no es algo que se haga sólo una vez", afirma Jay. "Es un proceso constante". Puede resultarle dificultoso desprenderse de ciertos objetos en la primera o segunda ronda de limpieza, pero en la tercera puede que termine en el montón para regalar. "Me tomó ocho meses reducir al mínimo mis posesiones mientras me preguntaba contantemente '¿Le agrega esta cosa valor a mi vida?'", cuenta Millburn.

Sea inteligente para las futuras compras. "Compre sólo cuando necesita algo, no por diversión o entretenimiento", dice Jay.

Antes de comprar, "haga un inventario de lo que ya tiene", agrega. "Contar exactamente cuántas camisetas o elementos de cocina tiene lo disuadirá de comprar nuevos".

Cuando agregue algo a su casa, busque artículos versátiles y multiuso.

Considere hacer un gran cambio. Mudarse a un espacio más pequeño no es para todo el mundo. Sin embargo, si alquila y el precio está en aumento o si realmente tiene problemas para pagar a fin de mes, reducir el espacio le ayudará de varias formas: a tener menos cosas, a pasar menos tiempo limpiando y, por supuesto, a tener cuentas más bajas.

Hágalo con inteligencia: evite las comparaciones. Su minimalismo le pertenece sólo a usted; es lo que funciona para usted, en su vida y en este momento. Si quiere conservar cada libro que leyó pero tener sólo 12 objetos en su armario, entonces hágalo.

"Rara vez ayuda comparar su progreso con el de alguien más", afirma Becker.