• Caracas (Venezuela)

BBC Mundo

Al instante

Las 10 mejores ciudades para los hispanos en EE UU

hispanos

Los hispanos representan el 17% de la población de EE UU | BBC

Según un reciente estudio publicado por la revista Forbes, son ciudades de tamaño medio, y particularmente aquellas que se encuentran en el sureste del país

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Pero que su presencia sea numerosa, no significa que en esos lugares los ciudadanos pertenecientes a la principal minoría del país estén encontrando más oportunidades para salir adelante, en un momento en el que la economía estadounidense parece por fin haber dejado atrás lo peor de la crisis económica iniciada en 2008.

Según un reciente estudio publicado por la revista Forbes, son ciudades de tamaño medio, y particularmente aquellas que se encuentran en el sureste del país (con una mención especial al estado de Texas) las que ofrecen el entorno ideal para que los hispanos prosperen y logren el tan ansiado 'sueño americano'.

La investigación analizó la situación de los latinos en las 52 principales áreas metropolitanas de EE UU y tuvo en cuenta factores como el porcentaje de viviendas en propiedad, el nivel de emprendimiento (medido por el número de negocios propios) y los ingresos medios de los hogares, que "son los indicadores del éxito de la clase media".

Además, se tomó en consideración el aumento de la población hispana que se ha dado en esas áreas desde el año 2000.

Con estos elementos, llegaron a la conclusión de que Jacksonville, en el norte del estado de Florida, es la ciudad que más oportunidades ofrece en la actualidad a los latinos.

Vivienda más barata

En Jacksonville el porcentaje de casas en propiedad entre los hispanos se sitúa en el 55% (bastante por encima de la media nacional del 43%) y los ingresos medios por hogar rondan los 50,000 dólares comparado con los 41,000 dólares de media en todo el país. Además, un 17% están autoempleados.

Tras Jacksonville, las ciudades que aparecen en el top 5 son las áreas metropolitanas de Riverside-San Bernardino (sur de California), Baltimore(Maryland), Houston (Texas) y Washington DC.

Las localidades que completan la lista son Virginia Beach-Norfolk (Virginia),Dallas-Fort Worth (Texas), San Antonio (Texas), Austin (Texas) y St. Louis(Missouri).

Según los responsables del estudio, uno de los factores que hace más atractivas para los hispanos ciudades de tamaño medio frente a grandes urbes como Los Ángeles o Nueva York, es que en estas es más fácil encontrar viviendas de mejor calidad a un menor precio

Además, señalan que la economía de estados como Texas (que tiene 4 ciudades entre las 10 primeras) han capeado mucho mejor la crisis económica, creándose más empleos que requieren trabajadores menos cualificados como el de la manufactura.

Precisamente es en el sureste de EE UU donde más ha aumentado la población hispana en los últimos años, atrayendo desde 2010 a 1,5 millones de ciudadanos nacidos en el extranjero, más que cualquier otra región del país.

Más integrados

"Lo interesante de los resultados de nuestra investigación es que la mayoría de las ciudades que ocupan los primeros puestos no son grandes urbes y se encuentran predominantemente en el Cinturón del Sol (nombre con el que se conoce a los estados del sur de EE UU), con la excepción de Baltimore y Washington DC", señala Joel Kotkin, director ejecutivo del Centro para el Urbanismo de la Oportunidad y responsable del estudio publicado en la revista Forbes.

"En general a los hispanos les va menor en ciudades en crecimiento con unos costos de la vivienda relativamente bajos", señala Kotkin en conversación con BBC Mundo.

"En las ciudades de Texas, por ejemplo, los hispanos están mucho más integrados que en las ciudades de las dos costas. Eso tiene que ver con la historia pero también con el hecho de que el precio de la vivienda no es tan alto y la tierra es más barata".

"Al mismo tiempo, hay más empleos en sectores como la construcción o la manufactura, en los que hay una mayor demanda de trabajadores latinos", señala Kotkin, quien también es director del Centro de Demografía y Políticas de la Universidad Chapman, en California.

"En ciudades como Los Ángeles ya no hay tantas oportunidades porque se han perdido muchos empleos en la industria manufacturera, por lo que la estructura de la economía no favorece a los latinos".

Según Kotkin, la comunidad hispana está ayudado a revitalizar muchas ciudades de EE UU, ya que con ellos llega una nueva fuerza laboral y nuevos consumidores, así como muchos emprendedores de base muy motivados que abren negocios como restaurantes, pequeñas tiendas o empresas de servicios".

"La clase media hispana es la razón por la que muchas ciudades no han entrado en el declive demográfico que se ve en partes de Europa o Asia, al tiempo que dinamiza la economía".

Riesgos

Mark Muñoz, profesor de economía de la Universidad Millikin, en Illinois, señala que "muchos negocios hispanos suelen crecer con el apoyo de la comunidad y esta es más fuerte en ciudades de un tamaño menor".

"Obviamente los emprendedores hispanos encuentran problemas, como dificultad para financiarse o la falta de contactos, pero tienen la determinación parta triunfar", asegura Muñoz.

"Están transformando ciudades en todo el país con su impacto económico y eso va a continuar en los próximos años", señala Muñoz, quien apunta que en EE.UU. hay 2,3 millones de negocios fundados por hispanos.

Alejandro Amezcua profesor de la Universidad de Siracusa, en Nueva York, cree que uno de los asuntos en los que el estudio de Forbes no pone énfasis es el bajo nivel de éxito académico de muchos los hispanos, un elemento que cree en el largo plazo puede afectar el éxito económico de la comunidad.

"El nivel de emprendimiento va de la mano de la educación superior. Creo que hasta que más hispanos concluyan sus estudios, cualquier ganancia que tenga la comunidad en cuestiones de riqueza, propiedad de las casas o incluso emprendimiento, va a estar en riesgo".

Otro problema, según Amezcua, es que muchos de los hispanos que empiezan sus propios negocios lo hacen en sectores con poco valor añadido, principalmente en el sector servicios, abriendo restaurantes, tiendas o empresas de jardinería, que son negocios orientados a su propia comunidad".

"Eso es un problema porque en cuanto hay una crisis esos son los primeros negocios que fracasan", apunta el experto.