• Caracas (Venezuela)

BBC Mundo

Al instante

Las lonjas de huevo con las que Colombia quiere conquistar el mundo

Huevos, pero como nunca los había visto antes / BBC Mundo

Huevos, pero como nunca los había visto antes / BBC Mundo

Hoy también hay huevos para el desayuno, pero no en forma de omelette o tortilla y tampoco fritos, revueltos, cocidos o escalfados

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

En un plato de cerámica azul, en el comedor de mi apartamento bogotano, me espera un paquete de "ovitas": huevo procesado y presentado como si se tratara de lonjas de jamón o queso para emparedados.

Se trata de un concepto 100% colombiano, desarrollado por un consorcio de ocho granjas avícolas del departamento del Valle del Cauca, en el suroeste del país.

Y después de más de tres años de trabajo, sus creadores sienten que las ovitas están listas para salir al mercado.

Pero, ¿qué es exactamente lo que estoy a punto de llevarme a la boca?

"Es un huevo que viene en loncha. Está hecho a base de la clara (de huevo), es decir de la albúmina, y tiene la apariencia de una loncha de queso o de jamón", explica Diego Ospina, el gerente de Ovopacific, la empresa detrás de las ovitas.

"Tiene la misma flexibilidad, se empaca parecido –más o menos 14 lonchas, 300 gramos, que es lo que hay en el mercado– y también tiene una vida útil parecida al de un jamón: 20 días en la nevera de la casa que está entre 8 y 12 grados (centígrados)", agrega.

Sabor a jamón

Mientras las observo, no logro decidir si el color claro de las ovitas las hace más parecidas a rebanadas de queso o a jamón de pavo.

Pero la duda se desvanece una vez abierto el envoltorio: el olor a jamón es indiscutible y, contrario a lo que anticipaba, la textura de las ovitas también es más parecida a la del jamón que a la del queso procesado.

Y, como ya me esperaba, estas lonjas de huevo también saben a jamón.

"Los niños tienen a veces un tema con el huevo, que el olor no es el que ellos quieren, entonces a las ovitas les adicionamos saborizante natural, vienen en sabores de jamón, pollo, tocineta y jamón ahumado", dice Ospina.

"La diferencia es que te comes una proteína de huevo, que es una proteína de mucha aceptación y se le puede agregas omega, vitaminas, etc.", explica.

"Y el contenido de grasa es menor que el del jamón y también es muy bajo en colesterol, por no utilizar yema en el proceso", afirma.

¿Éxito comercial?

Los creadores de las ovitas tienen grandes ambiciones para su producto, no sólo en Colombia sino a nivel internacional.

Dicen que aunque la comercialización de huevo deshidratado o líquido ya es bastante común, por lo general sus principales consumidores son hoteles y restaurantes que emplean huevo en grandes cantidades.

Y ellos quieren conquistar al público en general.

¿Lo lograrán?

Aunque las lonjas de huevo ya están siendo utilizadas por algunos hoteles y empresas de Cali, todavía habrá que esperar un poco más para saber cómo reciben al producto los colombianos.

Por lo pronto, y al menos en mi bloque de apartamentos, los pronósticos son, sin embargo, bastante halagadores.

"Están rica. Yo las compararía", le dice a BBC Mundo Beatriz Rodelo, de 36 años, después de probar las ovitas, esa lonjas de huevo con las que Colombia espera conquistar al mundo.

Contenido relacionado