• Caracas (Venezuela)

BBC Mundo

Al instante

La implacable campaña anticorrupción que aterroriza a los dirigentes chinos

El presidente Xi Jinping advirtió que perseguirá a "los tigres y las moscas" en su batalla contra la corrupción/ BBC MUNDO

El presidente Xi Jinping advirtió que perseguirá a "los tigres y las moscas" en su batalla contra la corrupción/ BBC MUNDO

Integrantes del Partido Comunista de ese país no han soportado la presión y se han suicidado. El presidente Xi prometió tolerancia cero para los casos de corrupción

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

La información es imprecisa, pero parece sugerir que la tasa de suicidio entre funcionarios del Partido Comunista puede estar cerca de un 30% por encima de la del resto de la población urbana de China.

Para los expertos la causa está en la presión que está generando la batalla anticorrupción del presidente Xi Jinping.

Dong Xuegang era un funcionario medio, de 51 años, en la ciudad de Yuncheng, en Shanxi, con una esposa y un hijo.

La mañana del 14 de septiembre se suicidó saltando desde un noveno piso.

Un día antes había sido interrogado por los investigadores anticorrupción del Partido Comunista, supuestamente por acusaciones de que había sido sobornado por encargados de proyectos inmobiliarios y de que había pagado a su superior para conseguir un ascenso.

El presidente Xi prometió tolerancia cero para los casos de corrupción que involucren a funcionarios del partido; advirtió que perseguirá a "los tigres y las moscas", los villanos de lo más alto a lo más bajo del sistema.

 

El futuro del partido en juego

Los medios estatales amplifican la presión con un redoble diario de arrestos, investigaciones, juicios y sentencias.

El Partido Comunista de China no expresa pesar alguno por el daño colateral en vidas humanas.

Xi dijo que esta es una batalla de vida o muerte por la misma supervivencia del partido.

Hace 65 años la revolución comunista fue recibida con beneplácito por muchos chinos, porque veían al Partido Comunista como menos corrupto y más comprometido con la justicia social que el gobierno nacionalista que lo precedió.

Ahora China es una de las sociedades más inequitativas del mundo y el partido es ampliamente vilipendiado por quienes lo consideran una máquina para el enriquecimiento personal de quienes lo controlan.

En los dos años desde que asumió el poder, Xi Jinping se ha embarcado en una misión personal para reconstruir el Partido Comunista en uno capaz de gobernar en el siglo XXI.

La provincia de Shanxi es habitualmente descrita como el frente de la campaña anticorrupción china.

La región se enriqueció en base a la minería y los negocios inmobiliarios, y lo mismo ocurrió con los funcionarios del partido.

Los sobornos son simplemente parte de la forma en que se ha venido gobernando en este lugar.

Pero ahora, desde el secretario provincial del partido hasta el jefe de policía, Shanxi ha sido testigo de una sensacional serie de arrestos.

Muchos viven con el miedo de pensar que pueden ser los siguientes.