• Caracas (Venezuela)

BBC Mundo

Al instante

El impacto político mundial de los Panama Papers

El cofundador de Mossack Fonseca asegura que los Panama Papers son una violación internacional a la privacidad/ Foto: El Comercio

El cofundador de Mossack Fonseca asegura que los Panama Papers son una violación internacional a la privacidad/ Foto: El Comercio

En China los documentos salpican a un cuñado del presidente Xi Jinping y a la hija del ex primer ministro Li Peng

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El escándalo se extiende de Argentina a Ucrania, de Islandia a China y de Arabia Saudita a Reino Unido.

Como en una novela de suspenso las revelaciones recién comienzan y las consecuencias ya se hacen sentir.

El primer ministro de Islandia, Sigmundur David Gunnlaugsson, presentó su renuncia este martes luego de las manifestaciones de los últimos días en la capital de la que es una sociedad muy politizada desde el estallido financiero de 2008.

Según el director regional para América Latina de la Unidad de Inteligencia del semanario The Economist, Benat Bilbao, el impacto político global de este escándalo dependerá de la investigación y la solidez institucional de los países.

"Va a variar. Es posible que no haya muchas renuncias, pero socavará los partidos políticos tradicionales y su impacto puede ser no solo directo sino también indirecto, influyendo, por ejemplo, en el referendo en Reino Unido en junio sobre si sigue o no en la Unión Europea", indicó a BBC Mundo.

Opacidad política y financiera

En China los documentos salpican a un cuñado del presidente Xi Jinping y a la hija del ex primer ministro Li Peng.

Desde que asumió la presidencia en 2013, el mandatario lanzó una fuerte campaña contra la corrupción, pero la primera reacción oficial a las revelaciones ha sido negar "acusaciones sin fundamento" y borrar toda mención del tema de las redes sociales.

En Rusia, el chelista Sergei Roldugin, amigo del presidente Vladimir Putin, que había declarado hace dos años que era un humilde músico que tenía "un departamento, un coche y una dacha (casa de campo)", añadió con los papeles de Panamá cuatro compañíasoffshore (extraterritoriales) por las que, siempre según la filtración, circulan millones de rublos de la clase dirigente rusa.

El gobierno del presidente de Rusia, Vladimir Putin, habla de una conspiraciòn en su contra.

Foto: Getty

El gobierno indicó que nada de eso toca al presidente Vladimir Putin y que se trata de una conspiración internacional.

Por su parte el presidente de Ucrania, Petro Poroshenko, negó haber cometido un delito con la creación de una compañía en un paraíso fiscal por intermedio de la firma panameña Mossack Fonseca, pero la oposición ha pedido abrir un juicio político para su destitución.

En la picota están también el rey de Arabia Saudita, Salman bin Abdulaziz al Saud, y el presidente de Emiratos Arabes Unidos, Jalifa bin Zayed al Nahayan, por sus cuentas en las Islas Vírgenes Británicas.

En el caso del presidente, se trataba de unas 30 compañías que manejaban US$1.700 millones de activos inmobiliarios en Reino Unido, mientras que el rey tenía una inclinación similar por este paraíso fiscal y las propiedades londinenses, pero por un monto mucho más modesto: unos US$55 millones.

"No pasará mucho en Arabia Saudita o Rusia, y habrá que ver con Ucrania donde la presunta involucración del presidente Poroshenko podría minar su capacidad de acción en un momento de transición política y económica", señala Bilbao.

"En China, el panorama es más complejo. Las redes sociales representan hoy una voz de la opinión pública y la campaña contra la corrupción es muy importante para el gobierno de Xi Jinping en términos de legitimidad. De modo que es muy probable que haya un impacto político".

¿Transparencia del mundo desarrollado?

El primer ministro de Islandia Sigmundur David Gunnlaugsson presentó este martes su renuncia tras la filtración de documentos que lo relacionan con hechos de corrupción.

Foto: Getty 

La renuncia del primer ministro de Islandia significa un reto tanto para estos países como para los del mundo desarrollado.

En países con una sólida dinámica institucional y altos códigos éticos se trata no solo del "ser" sino también del "parecer".

Por más que el ahora ex primer ministro Gunnlaugsson negara que la compañía en las Islas Vírgenes Británicas que vendió a su esposa por un dólar, fuera "ilegal" o hubiera incurrido en algún delito, la percepción pública forzó su dimisión.

Entre otras cosas porque la compañía poseía bonos en los bancos islandeses afectados por el estallido financiero de 2008 y Gunnlaugsson había estado a cargo de negociaciones que bien pudieron afectar el valor de esos títulos.

En Reino Unido, Ian Cameron, difunto padre del primer ministro David Cameron, tenía un fondo offshore que no pagó impuestos gracias a las labores de un pequeño ejército de residentes en las Bahamas, que incluía, según los Panamá Papers, un obispo.

Para leer la nota completa, haz clic aquí.