• Caracas (Venezuela)

BBC Mundo

Al instante

El hombre que no puede probar que está vivo

Donald Miller fue declarado muerto cuando desapareció hace 27 años / BBC Mundo

Donald Miller fue declarado muerto cuando desapareció hace 27 años / BBC Mundo

Un hombre en Estados Unidos que se consideró muerto cuando se esfumó hace 27 años, no puede ser declarado legalmente vivo a pesar de que regresó a su hogar y se encuentra en buen estado de salud, dijo un juez

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Donald Miller, de Ohio, dejó atrás a su esposa e hijos con numerosas deudas cuando desapareció de su casa en 1986.

Cuando no se volvió a saber de él, fue legalmente declarado muerto en 1994 pero reapareció en 2005 e intentó solicitar una licencia de conducir, el principal documento de identificación en EE.UU.

Un juez acaba de dictaminar que las declaraciones de muerte legal no pueden ser derogadas después de tres años, en lo que calificó de "una muy extraña situación".

El magistrado señaló que las leyes estatales le impedían declarar a Miller legalmente vivo, a pesar de que lo tenía sentado en frente y en aparente buen estado físico.

"No sé dónde lo deja esto pero usted sigue muerto en cuanto a la ley se trata", afirmó el juez Allan Davis.

Pagos de manutención

Donald Miller, de 61 años, testificó que había abandonado su hogar en 1986 después de perder su empleo, dejando atrás a su esposa, Robin, y a sus dos hijos.

En 1994, debía más de US$25.000 en pagos atrasados de pensión alimenticia para sus hijos y la familia no había tenido noticia alguna de él.

Cuando Miller fue declarado muerto, su "viuda" quedó elegible para recibir subsidios del Seguro Social para sostener a los niños.

Como Miller continúa legalmente muerto, su exesposa no tiene que rembolsar esos fondos al gobierno.

Todavía no está claro si ella hubiese podido reclamar la ayuda si Miller hubiera sido declarado vivo.

El abogado de la señora Miller expresó que su cliente estaba "satisfecha" con el fallo del juez, emitido este jueves pasado, y que no albergaba resentimiento alguno contra su exesposo.

Miller se sorprendió que estuviera "muerto" cuando reapareció en 2005. "Creo que me fui retirando mucho más de lo que esperaba", dijo el hombre a los medios locales. "Simplemente me fui deambulando por diferentes sitios".

Miller tiene 30 días para apelar contra el fallo del tribunal de Ohio.