• Caracas (Venezuela)

BBC Mundo

Al instante

La grave epidemia cardiovascular en China

China tiene más fumadores que cualquier país en el mundo

China tiene más fumadores que cualquier país en el mundo

Tres millones de personas mueren en cada año en China, el equivalente a una persona cada diez segundos, a causa de enfermedades cardiovasculares, como infartos y eventos cerebrovasculares, revela un estudio

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Estos trastornos ya se convirtieron en la primera causa de mortalidad y son responsables de más del 40% de todas las muertes que ocurren en el país.

Con esto China se convierte en el país con la tasa más alta de muerte cardiovascular en el mundo y los expertos están urgiendo a las autoridades a tomar medidas urgentes para combatir lo que ha sido descrito como "epidemia".

Según una investigación presentada durante el Congreso Internacional de Cardiología que se celebra en Pekín, se necesita reducir varios factores de riesgo que están exponiendo a la población china a altos niveles de ECV, como hipertensión, obesidad y altos niveles de colesterol.

Pero principalmente, expresan los expertos, es urgente combatir el tabaquismo prevalente en el país.

Según el profesor Dayi Hu, jefe del Centro del Corazón del Hospital del Pueblo de la Universidad de Pekín y presidente de la Sociedad China de Cardiología, más de la mitad de los médicos en China son fumadores y ellos podrían, si dejaran el hábito, guiar el camino hacia estilos de vida más sanos en la población.

En las últimas décadas China ha experimentado una rápida industrialización y el drástico aumento en los ingresos per cápita y la urbanización han traído cambios en el estilo de vida que han tenido un impacto, muchas veces negativo, en la salud de la población.

Las cifras que fueron presentadas durante el congreso han sido calificadas de "alarmantes".

Tabaquismo "masivo"

El tabaquismo, como expresó el profesor Hu, es un problema masivo entre los hombres chinos: 54% son fumadores.

"La mitad de los médicos son fumadores, un 35% de los cardiólgos son fumadores, de manera que éste es un problema real" expresa el experto.

En total hay 350 millones de fumadores en el país, el equivalente a 35% de los fumadores de todo el mundo, y se calcula que la cifra se incrementará a 430 millones para 2032.

"El gobierno necesita establecer leyes más estrictas que prohíban fumar en lugares públicos" dice el profesor Hu.

"Dado el alto nivel de tabaquismo entre los médicos y cardiólogos, ellos deben ser los primeros en dejar el hábito".

Los expertos están pidiendo leyes más estrictas que prohíban fumar en lugares públicos.

En 2011 entró en vigor una prohibición, pero la medida no incluye castigos para quienes la ignoren y tampoco incluye a las oficinas.

Asimismo, unos 200 millones de chinos sufren hipertensión pero sólo 30% de estos son conscientes de que padecen el trastorno y buscan tratamiento para controlarlo.

Sólo 24% de los enfermos recibe tratamiento para hipertensión.

Hay 92 millones de personas con diabetes tipo 2 en el país.

Según el profesor Hu, en los últimos cinco años las tasas de la enfermedad se incrementaron 50% y también ha habido un aumento en las tasas de admisión en los hospitales por complicaciones severas de diabetes.

"Los números son enormes y el control es bajo" expresa el experto.

Obesidad

Y la obesidad también está en aumento en el país. Un estudio reciente publicado en Obesity Reviews encontró que los adolescentes en China tienen tasas de diabetes cuatro veces más altas que las de sus pares en Estados Unidos, principalmente debido al sobrepeso y obesidad.

"Cada año tres millones de chinos mueren a causa de enfermedad cardiovascular y cada 10 segundos hay una muerte por ECV en China" expresó Dayi Hu.

"La prevención no ha sido una prioridad en China porque en los últimos 20 a 30 años el sistema médico principalmente ha estado tratando las etapas más avanzadas de enfermedad del corazón".

"Necesitamos hace más promoción y educación sobre salud a nivel poblacional, comenzando con los niños, para alentar a la gente a ejercitarse más y comer alimentos más sanos".

Y el experto agrega que "una China más sana tiene que comenzar con un médico más sano. Los médicos y los cardiólogos necesitan dejar de fumar, comer más sano, ejercitarse y controlar su peso para que puedan ser un buen ejemplo para el público".

"Pienso que sin médicos sanos no habrá una China más sana" concluye el profesor Hu.