• Caracas (Venezuela)

BBC Mundo

Al instante

Cómo era el arma falsa que derivó en la muerte de un niño en EE UU

Hubo protestas para pedir justicia para Tamir Rice / Foto: BBC MUNDO

Hubo protestas para pedir justicia para Tamir Rice / Foto: BBC MUNDO

Los agentes le pidieron en tres ocasiones a Tamir Rice mostrar sus manos antes de abrir fuego

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

La muerte de un niño de 12 años de edad en Estados Unidos por los disparos de un agente de policía que se sintió amenazado por la "pistola de juguete" que portaba el menor ha hecho que el debate sobre el control de armas se extienda a los artefactos de imitación.

Según se supo este miércoles, al menor, Tamir Rice, los agentes le pidieron en tres ocasiones mostrar sus manos antes de abrir fuego.

Rice recibió dos disparos por parte de la policía y posteriormente murió en un hospital de Cleveland, Ohio.

Su muerte se suma a una larga lista de incidentes con armas de fuego y uso de la fuerza policial en Estados Unidos, pero merece una mirada más detenida.

¿Cómo era el arma que causó el trágico incidente? ¿Cómo pudieron dos agentes de policía -con experiencia en el terreno- confundirla con un arma de fuego?

Trágica confusión

Todo comenzó con una llamada al teléfono de emergencias 911.

Una persona advirtió que un joven estaba "asustando a todos los presentes" con un arma, aunque añadió que "probablemente era falsa".

Al parecer, este último detalle no se le comunicó a los agentes, quienes se presentaron en el parque público y ordenaron a Tamir Rice que levantara las manos al menos en tres ocasiones.

El joven no apuntó a los agentes en ningún momento pero tampoco obedeció las órdenes que le dieron.

Sin embargo, el joven no hizo caso de la orden, se levantó la camisa y se llevó la mano a la cintura del pantalón, donde tenía el arma.

Uno de los agentes disparó y Tamir Rice falleció horas después en el hospital.

Este miércoles, la policía reveló los audios y videos de la conversación previa al ataque que muestran a Tamir Rice apuntando con una réplica de arma a un transeúnte en el parque en el que fue abatido.

En uno de los audios, se puede oír cómo un agente dice que el joven debe tener unos 20 años de edad.

Búsqueda de justicia

El jefe de policía de Cleveland Calvin Williams insistió en que el arma del menor era "idéntica a una de fuego".

En una situación de estrés, en la que hay que tomar una decisión en cuestión de segundos, es difícil que los agentes estén lo suficientemente cerca para determinar con detalle el tipo de arma al que se enfrentan.

Pero Timothy Kucharski, abogado de la familia de Tamir, le dijo a la BBC que llevará a cabo una investigación paralela a la de la policía.

Los padres de Tamir no han instigado protestas. De hecho, este miércoles pidieron calma a la población y agradecieron a la policía por divulgar las imágenes.

Pero el abogado de la familia subrayó que si se determina que los derechos del menor fueron violados, procederá "con una demanda civil contra la policía".

Necesidad de aplicar controles

Mientras la investigación oficial intenta desentrañar los detalles de lo sucedido y los dos agentes están de baja administrativa, algunas voces demandan que se aplique un control más estricto sobre las armas de aire comprimido, de perdigones, o las que son réplicas o de imitación.

En conversación con BBC Mundo, Lindsey Zwicker, abogada del Law Center to Prevent Gun Violence (Centro de abogados para evitar la violencia con armas de fuego), con sede en San Francisco, advierte que estas armas "de mentira" no se deben tomar a la ligera.

Las armas de aire comprimido o las llamadas armas BB (que disparan pequeños proyectiles de metal) no son armas de juguete, aclara Zwicker.

"Estamos hablando de todas las armas que no son de fuego o pólvora.

"Tienen el potencial de causar heridas y lesiones", subraya la abogada, "pero no están reguladas a nivel federal".

El gobierno federal no puede imponer un veto nacional sobre dichas armas, pero permite a los gobiernos estatales que impongan sus propias restricciones.

La única norma obligatoria que aplica a todas las armas que no son de fuego es que tengan un tapón o botón naranja que claramente las distinga de las armas de fuego.

El arma de Tamir Rice no tenía el dispositivo naranja.

Nueva Jersey y Rhode Island son los únicos estados que aplican las mismas regulaciones para las armas de fuego y para las que no lo son.

¿Colores brillantes como solución?

No hay estadísticas precisas sobre la cantidad de incidentes con armas de imitación que se dan en EE UU.

La última referencia documentada data de 1990, año en que un informe de la Oficina de Estadísticas Judiciales reflejó que "la policía utilizó la fuerza o amenazó con utilizarla en confrontaciones en las que un arma de imitación se confundió con un arma real" a un ritmo de 200 incidentes por año.

Una de las propuestas que más repiten los partidarios de que se tomen medidas es que las armas falsas se pinten de colores brillantes y llamativos.

Así lo defiende Alicia Reece, senadora de la legislatura estatal de Ohio, quien dijo que se necesita una nueva regulación de las armas falsas para "evitar futuras confrontaciones mortales".

Los detractores de esta idea alegan que los criminales pueden pintar de colores las armas reales y con esto aumentar la confusión de los agentes.

Además, advierten que ese sistema puede sugerir que las armas de aire comprimido o de perdigones son totalmente seguras y nunca son letales, lo cual es incorrecto.

Lindsey Zwicker ahonda en esto y le dice a BBC Mundo que si bien las armas que no son de fuego no tienen la misma potencia que las de fuego, "el hecho de que disparen proyectiles, a veces a altas velocidades, las convierte en peligrosas y potencialmente dañinas".

Los abogados del Law Center to Prevent Gun Violence apoyan que se aprueben leyes para proteger a los menores.

"Las normas que imponen límites de edad y restringen el acceso de los menores a estos artefactos pueden ser muy eficaces en el combate contra la violencia de las armas", sostiene Zwicker.