• Caracas (Venezuela)

BBC Mundo

Al instante

La extraordinaria vida del único futbolista que jugó en cinco continentes

Lutz Pfannenstiel jugó en 13 países y pasó por 25 clubs durante su carrera como jugador

Lutz Pfannenstiel jugó en 13 países y pasó por 25 clubs durante su carrera como jugador

La carrera del futbolista Lutz Pfannenstiel fue como la de ningún otro

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Pasó más de 100 días en una prisión, fue declarado muerto en un campo de fútbol y pasó por 25 equipos.

Además, posee el récord de ser el único futbolista en haber jugado en las seis confederaciones que forman parte de la FIFA.

En su camino se cruzaron los colores de equipos en Brasil, Nueva Zelanda, Malasia, Finlandia, Sudáfrica, Canadá, Albania, Namibia, Armenia, Malta, Inglaterra y Alemania, donde se formó en las inferiores del Bayern Múnich.

Tras colgar las botas también tuvo una experiencia como entrenador de porteros de Cuba.

Ahora sigue viajando por el mundo como observador de talento del club de la Bundesliga, TSG 1899 Hoffenheim, además de participar como analista en la televisión alemana.

"Mi carrera fue normal al comienzo e incluso jugué por la selección alemana en la categorías inferiores, pero siempre fui un poco impaciente", le dijo Pfannenstiel a la BBC en una entrevista.

A sus 41 años, el trotamundos del fútbol está publicando su historia en un libro, "Las increíbles aventuras del portero imparable" (The Incredible Adventures of The Unstoppable Keeper).

"Yo no planeé jugar para tantos equipos, fue que las circunstancias se fueron dando. Que el entrenador fue despedido, que el equipo cayó en bancarrota, miles de cosas pasaron en mi carrera que no fueron tan agradables", reconoció.
De promesa a la prisión

Cuando surgía de la cantera del gigante del fútbol alemán, el Bayern Múnich, la carrera de Pfannenstiel tomó su primer giro.

"No me estaban saliendo las cosas como yo quería y decidí irme a los 19 años a Malasia, lo que es algo extraño cuando tienes una buena oferta del Bayern y terminas jugando por el Penang FA en el sureste asiático".

El exportero recordó el peor momento de su historia cuando fue acusado y sentenciado por amaño de partidos mientras jugaba en Singapur.

"No creo que haya muchas prisiones tan rudas en el mundo. Estaba viviendo cómodo, modelando para Armani, con mi propio programa de televisión y el fútbol estaba bien, pero de repente me desperté en una celda de concreto y todo estaba en ruinas para mi", revivió sobre los 101 días que pasó detenido.

"Al final me liberaron, la evidencia fue básicamente anulada dado que no hubo intercambio de dinero. Fue el momento más difícil de mi vida, pero también en el que más aprendí".

Oficialmente muerto

Poco después de su pesadilla por la prisión, superar estados de depresión y borrar pensamientos suicidas, Pfannenstiel regresó a los campos de fútbol donde tuvo un encuentro con la muerte.

"Estaba a préstamo en el Bradford Park Avenue (un club de la liga regional del norte, séptima división del fútbol inglés). Fue en Boxing Day (que se celebra el 26 de diciembre) y tuve un choque después de 30 minutos", describió.

Su corazón se detuvo.

"Mis pulmones colapsaron y no tuve pulso. Fui declarado muerto tres veces en el campo. Pero me desperté tres horas después en el hospital".
El partido ambiental

Su vida fue dando giros tras retirarse del fútbol como jugador, sumando la lucha por la preservación del medio ambiente a su pasión por el balón.

En 2012 pasó cinco noches y cinco días encerrado en un iglú en Alemania con el objetivo de crear conciencia sobre los problemas del cambio climático, para lo que también creó en 2009 el Global United Football Club, una organización que cuenta con el respaldo de importantes figuras del deporte más popular.

"Quiero usar el fútbol como un motor para luchar contra el calentamiento global. Considero que los futbolistas son un modelo a seguir que tiene un gran impacto en el mundo. Si hay gente que puede lograr entrar en la cabeza de los jóvenes o de las personas en las calles estos son los jugadores", expresó Pfannenstiel.

Entre los "fichajes" de más renombre se encuentran Zinedine Zidane, Ronaldinho, José Luis Chilavert y Lottar Matthäus.

Para Pfannenstiel el mundo no tiene límites.

Su próximo reto es sumar un sexto continente y jugar un partido de fútbol en la Antártica, un lugar que ni siquiera la FIFA ha podido conquistar.