• Caracas (Venezuela)

BBC Mundo

Al instante

El estigma de la cirugía estética en Hollywood

Kim Novak protagonizó la película Vertigo de Alfred Hitchcok

Kim Novak protagonizó la película Vertigo de Alfred Hitchcok

"Hollywood puede que valore la juventud por encima de todo, pero como aprendimos la pasada noche, no hay nada más triste que una mujer mayor que intenta parecer más joven"

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Con esta lapidaria afirmación, la periodista Amanda Hess de la revista estadounidense Slate, arrancaba su reflexión sobre la ceremonia de entrega de los premios Oscar y el modo en que las mujeres entradas en años son tratadas en la industria del entretenimiento.

Se trata de una de las muchas notas haciendo referencia al modo en que tanto miembros del público, famosos y periodistas criticaron el aspecto de algunas de las estrellas de más años que desfilaron por la alfombra roja, en especial Kim Novak (81 años) y Liza Minnelli (67).

Ni siquiera la madre del galardonado Matthew McConaughey, que tan sólo acudía a la cita a representar el papel de madre orgullosa, se libró de ser foco de algunos comentarios por llevar un escote sugerente.

Las críticas a Novak

"#AcademyAward para la peor cirugía plástica: empate entre Kim Novak y Goldie Hawn", decía un tweet de Howard Fineman del Huffington Post.

"¡Kim debería denunciar a su cirujano plástico!", dijo por su parte el millonario Donald Trump desde la red social.

Estos son ejemplos de algunos de los comentarios que aparecieron en redes sociales después de la ceremonia de los Oscars del domingo, donde Novak, actriz que protagonizó la película "Vertigo" de Alfred Hitchcock, presentó algunos de los premios junto con Matthew McConaughey.

Pero las críticas no se limitaron a las redes. Robert Rorke, del New York Post, incluyó la aparición de Novak en la lista de "Los Ocho momentos más raros de los Oscar".

"Con la apariencia de Cesar Romero en Batman y sonando a Jimmy Durante, una Novak ronca logró hacer su presentación, pero nos dejó preguntándonos si la cirugía plástica extrema no debería ser ilegal en Hollywood", escribió en la publicación.

Y las miradas de desaprobación también apuntaron a la actriz Liza Minnelli, a quien la propia presentadora de los Oscar, Ellen DeGenneres describió como "una de las mejores imitaciones de Liza Minnelli que he visto en mi vida", al mismo tiempo en que las cámaras mostraban un primer plano del rostro de la actriz.

¿Estigma social?

Lo ocurrido ha desatado un debate sobre el modo en que la industria del entretenimiento trata a las mujeres obsesionadas por parecer más jóvenes en una industria que venera la juventud.

Pero algunos consideran que esta estigmatización de la mujer operada no se limita a Hollywood sino a la sociedad en general.

"No es un secreto que la sociedad fomenta y estigmatiza la cirugía estética en mujeres", dijo el periodista Spencer Kornhaber en la revista The Atlantic.

"La gente tiene muchas opiniones distintas sobre esto, quizás deberías parar de fomentarlo; quizás deberíamos parar de estigmatizarlo. En ambos casos, quizás podríamos estar de acuerdo en que reírse de Novak en este caso es particularmente horrible".

La "crueldad" de Harry Cohn

El bloguero Farran Nehme recuerda el pasado de Novak y destaca el modo "cruel" en que el productor que la descubrió, Harry Cohn, habría introducido en la mente de la actriz la importancia de verse joven y bella en la industria del cine.

"Cohn sometió a Novak a una dieta rigurosa, y la llamaba todo el rato "esta polaca gorda" a sus espaldas (Novak es de origen checo)", cuenta Nehme.

"Siguió un régimen de ejercicios, le asignaron una artista del maquillaje, cubrieron sus dientes, tiñeron su pelo de rubio y luego lo aclararon para que se viera lavanda con la luz".
 "Y vas a los Oscars tan nerviosa que te aferras a la mano del otro presentador. Y al siguiente día, te despiertas con un montón de comentarios baratos sobre tu cara. (...) Bonito sistema que tenemos aquí ¿No?", finaliza.

Pero quizás es injusto decir que este ataque a la cirugía plástica demasiado obvia afecte también a las mujeres.
Los hombres tampoco se salvan

El actor John Travolta, de 60 años, también recibió algún que otro comentario al presentar durante la ceremonia a la cantante Idina Menzel, que interpretó la canción ganadora de los Oscar "Let it Go" en la película "Frozen" (Congelado).

Un comentario en Twitter llegó a decir al respecto que si "John Travolta presentó la canción de Frozen porque su nueva cara fue creada por un equipo de animadores".

Algunos comentaristas plantean entonces el modo en que los actores enfrentan un complicado doble discurso.

El doble rasero de Hollywood

Por ejemplo, actrices como Catherine Zeta Jones (45) se somete a cirugías plásticas e inyecciones de botox para lucir joven, incluso si la critican por hacerlo por no ser natural y no requerir esfuerzo.

Porque si una mujer no invierte un mínimo en lucir más joven y delgada, la acusan de dejarse estar.

Algunas se salvan, como Meryl Streep (64) y Sally Field (67) al ser catalogadas dentro del grupo exclusivo de mujeres que envejecen "con gracia", comenta Amanda Hess.

"Pero no sabemos lo que Streep y Field hacen para mantener su apariencia, todo lo que sabemos es que han navegado exitosamente la doble exigencia de Hollywood de lucir magnífica después de los 60 sin mencionar que se esforzaron en ello", escribe.

"Esto significa evitar cirugías plásticas obvias, pero también puede significar pasarte la vida invirtiendo en hábitos, entrenadores, dietas, cremas y tratamientos que contribuyen a esta imagen "natural" de la vejez", aclara.

En este sentido, muchos se preguntan sobre la dirección que está tomando una industria o una sociedad que queda más impactada por el aspecto de una actriz como Novak, que por el hecho de ver a la protagonista de una de las obras más importantes en la historia del cine.