• Caracas (Venezuela)

BBC Mundo

Al instante

Las empresas que contratan a los de malas calificaciones

Nick Aldridge fue seleccionado a pesar de no tener un buen expediente académico | BBC Mundo

Nick Aldridge fue seleccionado a pesar de no tener un buen expediente académico | BBC Mundo

El secretario general de la Federación de Empresarios Internacionales, Robin Charter, defiende que el expediente académico de alguien no refleja lo que puede aportar a una empresa.

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Ser un desastre en los exámenes ya no tiene que implicar una calamitosa carrera profesional. Varias grandes empresas británicas anunciaron su intención de ir más allá de los resultados académicos para atraer a talentos más amplios.

Una de estas empresas es la empresa de consultoría y contabilidad Grant Thornton, que hizo el cambio hace dos años.

"Acabé un viernes en la Policía de Northamptonshire y empecé aquí el lunes", dijo Nick Aldridge, quien empezó a finales de agosto como aprendiz en el área de fiscalidad.

A pesar de que se graduó tras la secundaria con una nota de un 2:1 (el equivalente británico a un 8,5 en otros países), estas cualificaciones le excluían de la mayor parte de empresas de contabilidad.

La mayoría todavía piden al menos el equivalente de tres B ("bien") para ser considerados para puestos de formación. Las notas de Nick eran dos B y dos C ("normal").

"Pioneros"

Desde 2013, Grant Thornton ha utilizado en su lugar una serie de exámenes online cronometrados y entrevistas para reducir la lista de solicitantes de cara a una entrevista final. 

Los solicitantes reciben puntos por sus logros personales y profesionales, por sus notas en los exámenes y también si los reclutadores creen que encajarían en la cultura de la empresa.

"Nos vemos a nosotros mismos como pioneros", dice el gerente de talento y recursos Richard Waite.

Otras empresas han seguido el ejemplo de Grant Thornton, pero según Robin Charter, secretario general de la Federación de Empresarios Internacionales, podrían ser muchas más.

"Europa continental está muy por detrás de Reino Unido en esto", dice Charter, que defiende que el expediente académico de alguien no refleja lo que puede aportar a una empresa.

Formación difícil

Conseguir el título para ser consultor de negocios o contable requiere entre cuatro o cinco años para alguien que abandonó los estudios y tres años para un licenciado.

La preparación para los exámenes tienen que hacerla al tiempo que trabajan a tiempo completo.

Relaciones con el cliente

Unas semanas después de empezar su nueva carrera, Nick es optimista sobre el cambio, aunque le dan miedo los exámenes.

Dice que, a menudo "le daba terror…la gran carga de trabajo y la ausencia de apoyos" en su trabajo de policía.

Sintió que el nuevo trabajo le había quitado "un gran peso".

Waite dice que la empresa está satisfecha con este nuevo enfoque.

"Creo que tenemos una generación de becarios mucho más interesante", dice.