• Caracas (Venezuela)

BBC Mundo

Al instante

El drama de las familias que matan a sus hijas

Muhamad Iqbal muestra la fotografía de su esposa muerta | BBC Mundo

Muhamad Iqbal muestra la fotografía de su esposa muerta | BBC Mundo

El asesinato de Farzana Parveen, la mujer paquistaní embarazada de tres meses que fue lapidada esta semana a plena luz del día por su propia familia, ha vuelto a volcar la atención sobre los llamados crímenes de honor

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

¿La razón? Haberse casado con el hombre que ella escogió.

La BBC le explica qué son este tipo de delitos y por qué suelen llevarse a cabo.

¿Qué es un "crimen de honor"?

Se trata del asesinato de un miembro de la familia al que se le acusa de haber deshonrado a sus parientes.

La organización defensora de los derechos humanos, Human Rights Watch, asegura que las razones más comunes por las que se cometen estos asesinatos son:

  • la víctima se negó a participar en un matrimonio arreglado,
  • sufrió un asalto sexual o violación,
  • mantuvo relaciones sexuales fuera del matrimonio, aunque solo sea una presunción.

Sin embargo, los asesinatos pueden llevarse a cabo por las razones más triviales, como vestirse de manera "inapropiada" o ser considerada como desobediente.

"El autor procura justificarlo como una especie de protección de la honra de la familia, la reputación o los valores ", dice Mustafa Qadri, investigador paquistaní de Amnistía Internacional.

El año pasado, tres mujeres murieron en Pakistán, luego de haber sido grabadas en un video "sonriendo y riendo bajo la lluvia fuera de la casa de su familia".

Los hombres también pueden ser señalados por los miembros de la familia de una mujer con la que se sospeche que ha tenido una relación inapropiada.

El año pasado en India, una joven pareja fue asesinada en el estado de Haryan porque planeaban casarse a pesar de ser de la misma casta. Nidhi Barak, de 20 años, fue golpeada hasta la muerte y Dharmender Barak, 23, desmembrado vivo.

Pero Rothna Begum, investigadora de Human Rights Watch en Medio Oriente y el norte de África, dice que las mujeres llevan el peso de este tipo de castigos, ya que son percibidas con mayor frecuencia como "guardianas" de la familia o del honor de la comunidad.

¿Cómo justifican las familias estos asesinatos?

Se cree que la idea de que un asesinato pueda ser honorable proviene de las costumbres tribales, donde la acusación contra una mujer puede ser suficiente para manchar la reputación familiar: la idea de que "una vida sin honor no vale la pena vivirla".

Los autores a veces han tratado de justificar sus acciones con motivos religiosos, pero ninguna de las principales religiones del mundo perdona los crímenes relacionados con el honor.

En algunos países, estas costumbres tribales se han convertido en ley, lo que puede constituir una justificación legal para matar a un miembro de la familia.

En las Áreas Tribales bajo Administración Federal de Pakistán, por ejemplo, el "Rivaj" -los usos y costumbres- se codifica sin ser definido. De modo que se podría pensar que proporciona una base legal para el asesinato, dice el investigador Mustafa Qadri.

Los asesinatos también son más frecuentes en las comunidades marginadas o remotas.

Un fracaso colectivo de las autoridades para enjuiciar esos delitos, así como la aprobación tácita por los clérigos locales, contribuyen a que sean más aceptados, apunta el experto.

Pero por encima de todo, son una característica de las sociedades profundamente patriarcales donde hay una creencia de que las acciones de una mujer se reflejan en los hombres que la rodean, añade.

¿Qué tan extendidos son esos asesinatos?

El Fondo de Población de Naciones Unidas estima que 5.000 mujeres son asesinadas de esta manera cada año en todo el mundo. Se cree que unas 869 mujeres fueron asesinadas solo en Pakistán.

Los grupos de defensa femenina sospechan que la cifra global se acerca a las 20.000 víctimas al año, aunque Qadri piensa que la cifra más alta, probablemente de cientos de miles de personas.

Aunque es frecuente en Medio Oriente y Asia, se trata de un fenómeno mundial generalizado.

La ONU lo describe como un "problema creciente" y dice que las estimaciones son difíciles debido a que los asesinatos rara vez se denuncian a la policía y las familias a menudo "encubren" el crimen, disfrazándolo como accidente o suicidio.

Las cifras indican que en Reino Unido ocurren unos 12 asesinatos de este tipo cada año.

Un caso reciente fue el de Shafilea Ahmed, cuyos padres fueron condenados por sofocarla con una bolsa de plástico.

Los fiscales dijeron que sus padres creían que había deshonrado a la familia por el uso de ropa de estilo occidental y por reunirse con amigos blancos.

¿Cómo una familia decide asesinar a un miembro?

"En nombre de la preservación del llamado honor de la familia, las mujeres y las niñas son fusiladas, apedreadas, quemadas, enterradas vivas, estranguladas, asfixiadas y apuñaladas hasta morir", reveló un comunicado de la ONU en el Día Internacional de la Mujer.

A veces, los asesinatos ocurren espontáneamente, pero en otros casos pueden ser formales y organizados. Los hombres de la familia y las mujeres mayores pueden mantener una reunión para decidir si una mujer debe ser asesinada y estudian el método a llevar a cabo.

En el último caso reportado, Farzana Parveen fue sometida a una lluvia de ladrillos y apaleada por sus familiares furiosos porque se había casado en contra de sus deseos.

¿Alguna vez condenan a la familia?

La mayoría de estos homicidios son particularmente difíciles de probar o juzgar. Muchas veces no hay testigos y la comunidad ofrece muy poca colaboración a la policía para perseguir a los sospechosos.

En Pakistán, las tasas de condenas son muy bajas debido a las leyes de compensación monetaria que permiten a los parientes perdonar a los autores, por lo general miembros de la familia en estos casos.

Incluso si son declarados culpables, los hombres que participaron en el crimen a veces pueden recibir sentencias reducidas.

Rukhsana Bibi dice haber sobrevivido a un intento de ataque en el que murió su esposo en Kohistán, una remota región en el norte de Pakistán. Ella es una de las pocas mujeres que ha hablado para buscar justicia. Sin embargo, nadie ha sido condenado por el ataque.

"Los crímenes de honor" deben ser procesados como un asesinato sin excepción, dice Rohtna Begum.

Las familias de las víctimas deben recibir protección y las penas no deberían ser reducidas alegando la violación del honor, finaliza.

Contenido relacionado