• Caracas (Venezuela)

BBC Mundo

Al instante

La diva de las 3.000 canciones, nueve maridos y cuatro pasaportes

Sabah empezó su carrera en el cine egipcio y pronto se convirtió en un ícono de la cultura árabe / BBC MUNDO

Sabah empezó su carrera en el cine egipcio y pronto se convirtió en un ícono de la cultura árabe / BBC MUNDO

Brilló por su música, pero también por su agitada vida privada: la artista libanesa Sabah -la "Diva del mundo árabe"- murió este miércoles a los 87 años

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Jeannette Gergis al Feghali, como era su nombre, se convirtió en una actriz muy popular en la década de los 50 entre el público egipcio.

Y durante casi sesenta años de carrera se transformó en un ícono de la cultura popular árabe: tenía unas 3.000 canciones en su repertorio, lanzó más de 50 discos y actúo en al menos 98 películas.

Era una mujer que llamaba la atención no solo por su talento en el escenario, sino también por su estilo de vestir, su frondosa cabellera rubia y llamativo maquillaje.

Su vida privada marcó con fuego las revistas del corazón: se casó en nueve ocasiones, pero a pesar de ello terminó sola en su casa de Beirut, donde fue encontrada sin vida este miércoles.

Los reportes de los medios locales afirman que se desconocen las razones de su deceso.
Del Líbano a París

Sabah fue la primera artista árabe en presentarse en el teatro Olimpia de París, en el Carnegie Hall de Nueva York, en el teatro Piccadilly en Londres y el Teatro de la Ópera de Sídney.

Nació el 10 de noviembre de 1927 en la provincia libanesa de Baabda Aley. En 1940 lanzó su primer sencillo.

Fue entonces cuando llamó la atención de los cineastas egipcios, en especial del productor Asia Dagher, que de inmediato la contrató para que filmara tres películas.

La primera de esas películas, "El corazón tendrá sus razones", la convirtió en una estrella y desde ese momento comenzaron a llamarla con el nombre del personaje que interpretaba: Sabah.

Pero también la bautizaron como Shahroura, que en árabe significa "pájaro que canta".

Entre sus películas más recordadas están "Manos suaves", "Plaza Ataba" y "El segundo hombre", en el que interpretaba a una bailarina que jura vengar la muerte de su hermano causada por una banda de contrabandistas.

Además de su ciudadanía libanesa, durante su carrera también obtuvo la nacionalidad egipcia, jordana y la estadounidense.

Se casó nueve veces: la más notable de sus uniones fue con el actor egipcio Roshdi Abaza y el director libanés Wassim Tabbara.

Su último matrimonio con el artista libanés Fadi Lubnan duró 17 años.

Tuvo dos hijos: Sabah Shammas, quien es médico, y la actriz Howayda Mansy, quienes viven en Estados Unidos.
¿Por qué es tan importante?

Según la corresponsal de la BBC en Beirut, Carine Torbey, la muerte de Sabah significa el fin de una de las pocas estrellas árabes que alcanzó reconocimiento mundial.

"Pocas cantantes de esta región han logrado el nivel de gloria de Sabah. Su voz y su estilo glamoroso la convirtió en uno de los íconos de la cultura popular en el Líbano y Egipto", explicó Torbey.

Además, Sabah pertenecía a una generación que muchos denominan como la "era dorada" de las artes en el mundo árabe.

"Su vida personal estuvo en los medios casi que al igual de su vida artística. Se casó nueve veces y terminó sola sus últimos días. Su muerte ha producido un ataque de nostalgia en todo el país", dijo.

Por supuesto las reacciones no se hicieron esperar.

"Este día, Líbano ha perdido a una leyenda. Sabah se ha ido, pero permanecerá en nuestros corazones", escribió en su cuenta de Twitter el cantante Nancy Ajram.

El político libanes Walid Jumblatt escribió en Twitter: "Fue una gran cantante que el Líbano que toda mi generación conoció, y que nunca volverá"