• Caracas (Venezuela)

BBC Mundo

Al instante

Los curiosos productos que llegan de contrabando a Corea del Norte

Golosinas de chocolate redondas rellenas de merengue / BBC

Golosinas de chocolate redondas rellenas de merengue / BBC

La última crisis desató el temor al alza de precios de los Choco Pies

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

La imagen preponderante de Corea del Norte en las mentes occidentales es la de una sociedad cerrada donde la gente tiene poca noción de lo que pasa más allá de la frontera. En tal caso, ¿cómo se explica entonces que haya en el país teléfonos celulares, DVDs y, lo más extraño de todo, pequeñas golosinas de chocolate surcoreanas?

No pasa una semana sin que haya alguna salida de tono del régimen de Corea del Norte. La última crisis desató el temor al alza de precios de los Choco Pies.

Esta vez fue el caso del guía turístico estadounidense, Kenneth Bae, que fue condenado a 15 años de trabajos forzados. ¿Y por qué?

No sorprende que los medios occidentales tiendan a caer en estereotipos. "¡Locos, malos y tristes!". Un "reino ermitaño poblado por masas a quienes se les ha lavado el cerebro". Yo mismo soy culpable de usar alguno de estos clichés.

Las imágenes que vemos de Pyongyang tienden a reforzar estos lugares comunes. Filas y filas de soldados marchando a través de la plaza Kim Il-sung en perfecta sincronización.

Grupos de mujeres trabajadoras sollozando al ver a su joven líder.

"¿Es adoración real o miedo?", nos preguntamos. Las imágenes que llegan de Corea del Norte construyen la idea de un país aislado, paranoico, cuyos habitantes viven en la ignorancia y el miedo en un poderoso estado militarizado.

Pero he aquí algunas otras imágenes que han llegado recientemente desde Corea del Norte – una mujer policía regañando al conductor de un Mini-Cooper en una esquina de Pyongyang. O un empresario, posiblemente chino, manejando por el centro de Pyongyang en su Porsche Cayenne.

La imagen más sorprendente que he visto en los últimos días fue la de una familia norcoreana en un pueblo cerca de la frontera con China viendo un drama televisivo surcoreano en un DVD de contrabando.

El comercio de DVDs de contrabando procedentes de Corea del Sur es enorme. Y sólo puede significar una cosa: que los norcoreanos no están tan aislados como tendemos a pensar.

Cuando estaba en Seúl conocí a un número de desertores norcoreanos. Lo que uno de ellos me dijo, me dejó boquiabierto por la sorpresa. Tiene que ver con los Choco Pies.

¿Qué son los Choco Pies?

Bueno, son unas golosinas de chocolate redondas rellenas de merengue. ¿Y qué tiene esto que ver con Corea del Norte?

Hace pocos años, Corea del Sur montó un parque industrial justo al otro lado de la zona desmilitarizada en la ciudad norcoreana de Kaesong.

Las fábricas emplean a trabajadores norcoreanos, o al menos así lo hacían hasta que Pyongyang las cerró el mes pasado.

Las empresas surcoreanas tenían prohibido pagar a sus empleados norcoreanos bonos en efectivo. Así que, con el paso del tiempo, empezaron a pagarles con diversos productos alimenticios, incluyendo los Choco Pies.
Jóvenes con celulares

Muchos norcoreanos se conectan a la telefonía móvil gracias a la red china.

Pero en lugar de comérselos, los trabajadores llevaban los Choco Pies de vuelta a Pyongyang donde comenzaron a venderlos en el mercado ilegal por tres o cuatro veces su precio original. Los norcoreanos no parecen cansarse de estos pastelillos