• Caracas (Venezuela)

BBC Mundo

Al instante

¿Cuánto dinero nos cuestan las resacas?

Ni todo el café del mundo puede devolverle a un trabajador toda su productividad al día siguiente de una noche de excesos/ BBC MUNDO

Ni todo el café del mundo puede devolverle a un trabajador toda su productividad al día siguiente de una noche de excesos/ BBC MUNDO

Para muchos, ese malestar se agrava cuando caen en cuenta que la fiesta terminó y hay que regresar al trabajo, por lo que es común que esto se traduzca en ausentismo laboral

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Cruda, mona, ratón o resaca son sinónimos de esa sensación de miseria generalizada que se siente luego de beber en exceso.

Para muchos, ese malestar se agrava cuando caen en cuenta que la fiesta terminó y hay que regresar al trabajo, por lo que es común que esto se traduzca en ausentismo laboral.

Uno podría esperar que, por el impacto físico en el individuo como por las consecuencias que tiene para las empresas y economías de los países, ya alguien debería haber inventado una cura para la resaca. Pero hasta ahora nadie parece haber dado con una fórmula mágica: práctica, rápida, económica y de uso masivo para acabar con ella.

Así que lo que queda es cuantificar las pérdidas. ¿Y cuánto cuesta el "día después" de la fiesta? BBC Capital lo investiga.

El costo de la resaca

El Centro para el Control y la Prevención de Enfermedades, CCPE, de Estados Unidos, estima que beber en forma excesiva tiene un costo para la economía estadounidense superior a los US$220.000 millones anuales, o US$1,90 por trago.

De ese monto anual, 72% proviene de la pérdida de productividad por las ausencias laborales.

La situación es similar en países como Australia: se estima que un día libre por enfermedad tiene un costo para la economía australiana de US1.600 millones, como consecuencia de la pérdida de productividad durante las últimas dos semanas del año.

La encuesta revela que, por ejemplo, 25% de aquellos que lograron ir a trabajar luego de la fiesta de Navidad, se desempeñaron a la mitad de su capacidad.

En el caso de Reino Unido se estima que las empresas deben asumir un costo de US$409 millones en el mes de enero.

"También hay otras muchas cargas sociales y económicas producto de los efectos del consumo de alcohol para los individuos, familias, empresas y la sociedad en general", dice el Centro para la Adicción y Salud mental, de la Comisión Europea.

"Esos efectos totalizan la impresionante cifra de US$184.000 millones al año en Europa".

Sin cura garantizada

En la actualidad no hay cura disponible para la resaca, comenta Joris Verster, profesor del Instituto de Ciencias Farmacéuticas de la Universidad de Utrecht.

El profesor Verster, quien ha escrito numerosos estudios sobre los posibles remedios para la "cruda", indica que "la única forma de prevenirla es consumir alcohol con moderación".

Esta posición también es compartida por el Instituto Nacional contra el Abuso del Alcohol y el Alcoholismo, adjunto al Instituto Nacional de Salud, INS, de Estados Unidos.

"El INS no destina recursos al tratamiento de resacas. Donde se están colocando fondos es en la prevención, para que las personas no consuman tanto como para tener una", explicó George Koob, jefe del Instituto Nacional contra el Abuso del Alcohol y el Alcoholismo.

Entretanto, los profesionales de la industria del licor recomiendan tomar mucha agua mientras bebes y al acostarte.

Christy Canterbury, miembro del selecto grupo de 300 personas en el mundo que tiene el honor de ser Maestro del Vino, dice que la resaca es un riesgo ocupacional que evita "al alternar vasos de lo que estés tomando con vasos de agua".

Con el agua se limpia el paladar, sientes llenura y mantienes la resaca lejos de ti, dice.

Sin embargo, Verster advierte que tomar agua no es la respuesta simple al problema. "La resaca por alcohol no es solo un tema de deshidratación. Por eso, beber agua no elimina la resaca".

En su opinión, el agua puede reducir la sequedad en la boca, la sed o el dolor de cabeza, pero la sensación general de miseria que caracteriza a la resaca se mantendrá. "De hecho, es probable que el sistema inmunológico esté generando alcohol producto de la resaca".

Otras alternativas

Luego del descubrimiento de la fermentación, la Humanidad ha estado en la búsqueda afanosa de la cura para la resaca.

Para calmar el dolor de cabeza los asirios mezclaban pico de golondrina de tierra con aceite de mirra, y los antiguos griegos utilizaban col hervida.

Por su parte, los mongoles utilizaron ojo de ovejas en escabeche con jugo de tomate para disminuir los mareos.

Hoy en día las compañías farmacéuticas ofrecen sus propias combinaciones que incluyen pastillas efervescentes con aspirina y cafeína, y otras con altas dosis de vitamina B.

La medicina moderna también ha puesto a disposición tratamientos intravenosos para hidratar a la persona, que se aplica en clínicas en Londres, Chicago, Nueva York, Las Vegas y otras ciudades.

Por un costo de US$150 a US$250 un doctor calificado puede suministrar el tratamiento intravenoso a quien vaya con un cuadro de resaca, el cual consiste en una solución salina con suplementos de vitamina B.

"Usualmente en menos de media hora ya la persona se encuentra bien", dijo el doctor Adam Nadelson, quien está al frente de una compañía que atiende estrictamente a domicilio.

Sin embargo, algunos expertos, como George Koob, opinan que este tipo de solución sólo lleva al consumo de más alcohol.

Y, en consecuencia, a más pérdidas, tanto en lo personal como en el ámbito económico.