• Caracas (Venezuela)

BBC Mundo

Al instante

El dinero de Venezuela que se suma a los problemas del presidente de Perú

Las acusaciones han recordado la época de mayor cercanía entre Humala y Chávez, de quién el mandatario peruano terminó distanciándose / AFP

Las acusaciones han recordado la época de mayor cercanía entre Humala y Chávez, de quién el mandatario peruano terminó distanciándose / AFP

La popularidad de Ollanta Humala ha caído a un 16%, el nivel más bajo de todo su mandato 

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Dinero de una empresa venezolana que en su momento fue vinculada a Hugo Chávez tiene en problemas al actual presidente de Perú, Ollanta Humala.

Se trata de $ 87.000 transferidos por Kaysamak C.A. al entorno de la esposa del mandatario, Nadine Heredia, hace casi diez años, poco antes de su primera campaña.

Ollanta Humala ha reconocido la existencia del dinero, pero ha negado que sea ilegal.

Pero la reapertura de una investigación por causa de ese dinero en contra Heredia, anunciada por la fiscalía de Perú, llega en un momento delicado para el mandatario.

Efectivamente, según las últimas encuestas, la actual popularidad de Humala ha caído a un 16%: el nivel más bajo de todo su mandato.

Y el escándalo de la plata venezolana viene a sumarse a los problemas causados por el manejo del proyecto minero "Tía María" –que ha generado protestas que ya dejaron cuatro muertos y más de 300 heridos– y a un segundo proceso por lavado de activos en contra de otro de sus allegados.

"Persecución"

Humala calificó a las acusaciones en contra de su esposa de "persecución" y de "mamarracho".

"No solo como presidente, sino como esposo, yo siento indignación de cómo se hace de esto una persecución. Ya es una cosa halada de los cabellos, exagerada", dijo Humala.

"Se trata de una colaboración de empresarios venezolanos y de otros países, seguramente, pero que no tiene nada de ilegal", declaró el mandatario.

"En ese año ni siquiera teníamos partido. En 2005, este colectivo nuestro recibió colaboración", dijo Humala del dinero que fue depositado en cuentas de la madre y una amiga de su esposa.

"Lo hicimos de forma bancarizada, para que no haya dudas", explicó.

Según documentos actualmente en poder de la fiscalía de Perú y la Unidad de Inteligencia Financiera de la Superintendencia de Bancos, entre agosto y octubre de 2005 Kaysamak C.A. transfirió exactamente $ 87.451 a las cuentas de la madre y amiga de Heredia.

El destino final de ese dinero, sin embargo, por el momento está menos claro.

Las autoridades registran dos transferencias por $ 15.000 desde esas dos cuentas a una personal de Heredia, pero aún no se sabe qué pasó como los $ 71.500 restantes.

Y en medio del proceso por corrupción que actualmente involucra a Martín Belaunde –un exasesor de Huamala extraditado el viernes desde Bolivia luego de pasar un año prófugo de la justicia– los reportes que sugieren que su esposa puede haber utilizado parte de ese dinero para comprar vestidos y joyas por más de $ 38.000, seguramente no ayudarán a mejorar la imagen del mandatario.

De ahí, tal vez, que el presidente peruano haya hecho algo que hace algún tiempo podía parecer impensable: reconocer abiertamente la llegada de dinero extranjero –y en particular, de dinero venezolano– para su primera campaña.

Tinte político

Su defensa es que el dinero se empleó para fortalecer al movimiento nacionalista y si no se informó a las autoridades electorales es porque el partido aún no había sido oficialmente creado, por lo que la ley no lo mandaba.

El presidente de su Consejo de Ministros, Pedro Cateriano, afirmó por su parte que las acusaciones contra la pareja presidencial había que ponerlas en un contexto preelectoral.

"Estamos ad portas de una campaña electoral, tienen fundamentalmente un tinte político", dijo Cateriano.

En abril de 2006 Humala se presentó por primera vez como candidato a la presidencia de Perú.

Y en medio de comparaciones con Hugo Chávez, el excapitán del ejército que varios años atrás había participado en un alzamiento armado contra el gobierno de Alberto Fujimori se impuso en la primera vuelta de las elecciones, para luego perder el balotaje frente a Alan García, del tradicional partido APRA.

Humala luego se distanció de Chávez de cara a las elecciones de 2011, en las que logró hacerse con la presidencia.