• Caracas (Venezuela)

BBC Mundo

Al instante

El dilema económico de los cibercriminales

Liberty Reserve cotizaba su moneda frente al dólar y al euro / BBC Mundo

Liberty Reserve cotizaba su moneda frente al dólar y al euro / BBC Mundo

Si uno intenta bloquear un camino de hormigas con una piedra, éstas muy pronto encuentran una vía alternativa para seguir con sus actividades

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

¿Acaso vamos a ser testigos de lo mismo cuando los cibercriminales reaccionen a la toma del sistema de pagos electrónicos anónimo Liberty Reserve?

Fyodor Yarochkin cree que va a ser así. Es un experto en cibercrimen y analista de seguridad residente en Taiwán, que lleva tiempo siguiendo los movimientos de páginas de internet delictivas.

Destaca una página rusa que ofrece un servicio de "cracking de contraseñas", algo que les permite a los delincuentes electrónicos extraer claves de datos robados.

"Solía ser un servicio que sólo aceptaba Liberty Reserve", cuenta Yarochkin, "ahora se han cambiado al sistema de pagos Azitos, les llevó un día".

Lavado de dinero virtual

Liberty Reserve era el sistema de pago elegido por muchos criminales porque su sede estaba fuera de Estados Unidos y Rusia, explica.

Algunos expertos en seguridad han sugerido que el servicio de pagos con sede en Moscú WebMoney está emergiendo como el sustituto favorito, pero Yarochkin dice que algunos son reacios a utilizarlo.

"El mayor riesgo siempre se creyó que era, no que el sistema de pagos fuera tomado, sino que las transacciones se investigaran, y si WebMoney detecta actividad ilegal te cierran la cuenta", apunta. Éste no era el caso con Liberty Reserve.

Pero muchos cibercriminales no confían completamente en ninguna herramienta de pagos, y los grandes jugadores mueven sus fondos por distintos sistemas, usando cambios basados en internet para convertir moneda y cubrir su rastro, añade el experto.

"La estrategia es no tener todos los huevos en la misma canasta, de modo que si un sistema es tomado sólo ocasiona una pérdida ocasional de un poco de efectivo, sin tener un impacto serio en la operación".

"Grug1" es el seudónimo utilizado por un elusivo experto en cibercrimen considerado el intermediario entre los piratas electrónicos y las agencias gubernamentales estadounidenses y europeas.

Según le dice a la BBC, muchos criminales utilizan los sistemas de pago en internet para almacenar dinero y financiar operaciones, y la toma de Liberty Reserve los tomó por sorpresa.

Hablando por Skype desde Tailandia explica: "Esto fue un gran shockpara ellos. Nunca he visto a nadie ser cauto en el uso de Liberty Reserve, nadie se preocupó de que no estaría ahí para siempre".

"Estimo que algunos tenían decenas, incluso cientos de miles de dólares en sus cuentas que ahora se desvanecieron, y la gente que conozco involucrada con las autoridades encuentran esto muy divertido".

Grandes comisiones

Una razón de que se dejen grandes sumas de dinero en estas monedas de internet es el costo de convertirlas en efectivo.

Los comerciales que cambian dinero digital por efectivo operan en muchos países, pero muchos cobran una gran comisión, afirma Grugq.

"En Tailandia hay un tipo llamado Stanislaw que pide un 9% de comisión y a cambio de esto te deja el efectivo en tu puerta o te hace una transferencia".

"En Malasia sé de un hombre que convierte tu moneda digital y la envía por Western Union a cualquier parte del mundo por un 9%, y no tengo dudas de que en Reino Unido hay un inmigrante ruso quien proporciona el mismo servicio".

El problema para los grandes criminales es convertir grandes cantidades de estas monedas similares a Liberty Reserve. "Puede ser muy difícil encontrar a alguien que tiene efectivo en cantidades no triviales", señala Grugq.

"No vas a encontrar a nadie que te proporcione US$1 millón en efectivo".

Una comisión del 9% puede parecer un alto precio a pagar para convertir ganancias ilícitas en efectivo utilizable, pero una de las razones por las que Liberty Reserve es tan popular, aparte de la anonimidad que proporciona es que los costos son bajos comparados con los servicio de lavado de dinero.

Según Yarochking, los cibercriminales esperan pagar comisiones de hasta el 40% por lavar su dinero "sucio" y depositarlo en cuentas en el sistema bancario legítimo.

El problema para muchos criminales ahora es encontrar un reemplazo con un valor estable de intercambio, afirma Grugq por su parte.

Bitcoin, una alternativa

"Sólo hay dos grandes monedas electrónicas: Liberty Reserve y WebMoney, y desde hace unos años se sabe que WebMoney está controlada por el FSB (El servicio ruso de seguridad sucesor de la organización KGB), así que la gente está algo paranoica a la hora de usarlo", destaca.

Grugq prevé que los criminales se centren cada vez más en Bitcoin, una moneda virtual que no cuenta con ninguna organización centralizada que pueda ser tomada.

Hasta ahora no ha sido muy utilizada por criminales de habla rusa, pero es posible que esto cambie en un futuro próximo, asegura.

Pero las debilidades del Bitcoin son el hecho de que su valor fluctúa salvajemente y que los puntos que cambian esta moneda por efectivo anónimamente podrían ser regulados o cerrados.

"A los criminales rusos les gustan las cadenas de oro y muestras de riqueza, y no puedes comprar esto con Bitcoin, así que siempre les necesitarás convertirlas en efectivo", dice Grugq.

Mt Gox, el mayor cambista de Bitcoin, ya ha anunciado que sus usuarios deberán proporcionar documentos de identificación para usar el servicio para sacar efectivo, en lo que parece ser un esfuerzo para evitar problemas con las autoridades estadounidenses.

El departamento del Tesoro de EE UU dijo en marzo que los administradores de monedas virtuales necesitaban seguir las reglas antilavado de dinero.

La "vista gorda" de las autoridades rusas

Misha Glenny, un experto británico en cibercrimen y autor de DarkMarket, un libro sobre el submundo de internet, cree que WebMoney está probando ser muy popular entre los cibercriminales a pesar del hecho de que esté siendo controlado.

Subraya que el FSB tiende a no preocuparse con aquellos que infringen la ley afectando a víctimas en occidente.

"Si observas la cantidad de gente ha sido detenida por piratear objetivos occidentales, o las sentencias que reciben, es mínimo", afirma.

"Será interesante ver cuál será el destino del Bitcoin, porque se que las autoridades están husmeando por ahí".

Pero según destaca, estas nuevas monedas digitales van a proliferar, y cree que continuarán siendo usadas por criminales si se basan en jurisdicciones fuera del alcance del FBI.

¿Ha cambiado algo?

Así que debido a la toma de Liberty Reserve algunos criminales han perdido dinero y algunos cambistas han perdido sus comisiones. ¿Pero se ha conseguido algo concreto en la lucha contra el cibercrimen?

"No es un gran golpe para los cibercriminales, es más algo irrtante, algo muy molesto", opina Grugq.

"Pero no tengo dudas de que en 24 horas muchos de ellos han dado con otro modo de llevar el dinero del punto A al punto B. Hay mucho dinero y mucha gente involucrada en esto, y si tomas parte del sistema que utilizan se adaptan muy rápidamente".

Casi, casi como lo hacen las hormigas.

Contenido relacionado