• Caracas (Venezuela)

BBC Mundo

Al instante

El dilema de la reina argentina de Holanda ante la semifinal del Mundial

Los reyes holandeses asistieron al partido Australia-Holanda de la fase de grupos

Los reyes holandeses asistieron al partido Australia-Holanda de la fase de grupos

Cuando las selecciones de Holanda y Argentina salten al campo de juego este miércoles para disputar la segunda semifinal del Mundial Brasil 2014, muchos se preguntarán a quién apoya la reina de Holanda, la argentina Máxima Zorreguieta

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Fue una reacción inmediata. Minutos después de la clasificación de Holanda para la semifinal del torneo empezaron a circular por las redes sociales memes y montajes en los que se podía ver a la pareja real holandesa, formada por Guillermo Alejandro y Máxima Zorreguieta, teniendo problemas de alcoba.

En el más compartido, se ve una recreación de los reyes de Holanda en la cama, dándose la espalda, cada uno mirando a una pared de la habitación.

Son muchos más los montajes que se han hecho, algunos muy subidos de tono, como le explica a BBC Mundo el periodista Etienne Glebeek, de la radio y televisión pública holandesa, NOS.

Sin embargo, por parte de la reina no ha habido ninguna declaración.

"No se pronunció para nada, lo más que sabemos es lo que se le atribuye a los memes. De boca de ella no ha salido nada", le dice a BBC Mundo Alejandro Pintamalli, periodista argentino residente en Holanda.
Ausencia en el estadio

Por parte de la Casa Real, la única información oficial es que los reyes holandeses no estarán en el Arena Corinthians de Sao Paulo.

"El rey Guillermo Alejandro y la reina Máxima no asistirán el miércoles al partido entre Holanda y el país natal de Máxima, Argentina", confirmó en un comunicado el RVD, el servicio de información del reino.

Los reyes sí estuvieron presentes en el segundo partido de la selección holandesa de la fase de grupos, en el que Holanda se impuso a Australia por 3-2 en Porto Alegre el 18 de junio.

Y lo más probable es que asistan a la final del próximo domingo en el estadio Maracaná de Río de Janeiro en caso de que Holanda venza a Argentina y le dispute el trofeo a Alemania, ya clasificada tras la apabullante victoria sobre Brasil por 1-7 el martes.
Hay antecedentes

Máxima Zorreguieta tenía sólo 7 años cuando Argentina derrotó a Holanda por 3 goles a 1 en la final de la Copa del Mundo que se disputó en Argentina en 1978.

Argentina y Holanda se enfrentaron en el Mundial de fútbol que se celebró en Alemania en 2006. Fue el 21 de junio, en la fase de grupos, y los dos equipos estaban ya clasificados para la siguiente ronda. El empate a 0 le supo bien a ambos conjuntos.

En aquella ocasión, recuerda el periodista holandés Etienne Glebeek, le preguntaron a la entonces todavía princesa cuál era su equipo favorito y Máxima respondió con un rotundo: "Soy holandesa". La frase no cayó bien en su país natal y desató cierto revuelo en los medios argentinos.

Probablemente este sea el motivo por el que ahora ha optado por el silencio.

"La pareja real cuida mucho la imagen", señala el periodista Alejandro Pintamalli. "Son muy pulcros y tienen mucho tacto para cuestiones que pueden ser delicadas o perjudicar las relaciones con otros países".

Pintamalli evoca otro antecedente mucho más fresco en la memoria de todos. El XIII Campeonato Mundial de Hockey Femenino sobre Césped se celebró en La Haya (Holanda) entre el 31 de mayo y el 14 de junio.

Holandesas y argentinas se enfrentaron en semifinales. La reina, cuya presencia había sido constante durante todo el torneo, se abstuvo de asistir al encuentro, que terminó con victoria holandesa por 4-0.

Finalmente, Holanda se proclamó campeona del Mundial de hockey femenino.

El dilema de los expatriados

Pero el cara a cara entre Argentina y Holanda no supone un problema de conciencia sólo para la reina.

Muchos de los argentinos residentes en el país europeo, como por ejemplo Alejandro Pintamalli, se encuentran ante la difícil situación de elegir entre la tierra natal o aquella que lo acogió con los brazos abiertos.

Sin embargo, el periodista, que sí tiene libertad para expresar sus preferencias, le cuenta a BBC Mundo que animará a Argentina, aunque reconoce que no cantará los goles argentinos, si los hay, con la misma vehemencia que en los encuentros anteriores.

"Es un sentimiento encontrado porque desde el inicio fui también por Holanda, sin tomar conciencia de que las circunstancias podrían conducir a que los dos se enfrentaran", sostiene Pintamalli.

"Te coloca en una situación rara, porque a la vez que uno tiene en el corazón el hincha por el país de origen, no deja de entusiasmarse por Holanda".

"Voy a ser menos efusivo, no voy a gritar de forma desaforada, será un poquito más con respeto, según quién meta el gol", dice.

Su hijo Martín manifestó abiertamente que está por Holanda. De seguro que no es la única familia que está dividida. Quién sabe realmente cómo será en la residencia de los reyes Guillermo Alejandro y Máxima en la localidad holandesa de Wassenaar.

Contenido relacionado