• Caracas (Venezuela)

BBC Mundo

Al instante

Las dificultades de Venezuela para vender sus refinerías en EE UU

Las refinerías de Citgo tienen capacidad para procesar unos 750.000 barriles por día / Foto Cortesía Getty

Las refinerías de Citgo tienen capacidad para procesar unos 750.000 barriles por día / Foto Cortesía Getty

Expertos consideran que pagar entre 10 millardos y 15 millardos de dólares por Citgo es exagerado

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

La venta de Citgo, la filial en Estados Unidos de la petrolera estatal venezolana Pdvsa, podría servir para inyectar miles de millones en las necesitadas arcas de ese país. Pero no será tan fácil como simplemente ponerle el cartel de “Se vende” y firmar después de una lluvia de ofertas.

Las razones del gobierno venezolano para deshacerse de las tres refinerías de Citgo son variadas, sobre todo si se piensa en el corto plazo, y casi tantas como las dificultades que podría encontrar la operación.

Con la economía venezolana con graves problemas de liquidez, con un 60% de inflación e índices de escasez de productos básicos acuciantes, la venta permitiría al país hacer caja.

Además, hay analistas que opinan que la venta de Citgo es una necesidad lógica para poder enviar más petróleo a China, la principal fuente de crédito de Venezuela.

Y hasta se dice que otra razón para deshacerse de Citgo es evitar perder las refinerías una vez se resuelvan las multimillonarias demandas de arbitraje que tiene pendientes con Exxon Mobile y ConocoPhillips por la nacionalización en 2007 de la Faja Petrolífera del Orinoco.

Ahora bien, la operación tendría que sortear varios serios obstáculos. Uno de los primeros es encontrar un interesado capaz de poner sobre la mesa la multimillonaria cifra a la que aspira Caracas.

Y sobre todo tendrá que pasar por encima de Exxon Mobile y ConocoPhillips que es previsible que intenten evitar en los tribunales una venta que perjudique a su aspiración de poder cobrar (embargando activos de Citgo) una vez se resuelva el arbitraje en el Centro Internacional de Arreglo de Diferencias relativas a Inversiones (Ciadi) del Banco Mundial.

Vender, ¿por qué?

Si bien se trata de un asunto del que se ha hablado de forma recurrente en los últimos años, las especulaciones sobre la venta de Citgo se habían multiplicado recientemente y se elevaron a la categoría de noticia cuando lo mencionó el pasado martes el presidente de Pdvsa, Rafael Ramírez.

“En el momento en que tengamos una propuesta que sea conveniente a nuestros intereses, saldremos de Citgo”, le dijo a periodistas el también vicepresidente económico y ministro de Petróleo.

En el fondo, de lo que habla es de tres refinerías que procesan casi 750.000 barriles por día (bdp).

La mayor es la de Lake Charles en Luisiana, con capacidad para 425.000 bpd. La de Corpus Christi en Texas tiene una capacidad instalada de 157.000 bpd, mientras la de Lemont en Illinois (167.000 bpd) es la única que no opera con el extrapesado crudo venezolano.

Las 5.600 gasolineras que usan la marca de Citgo son franquiciados de propiedad independiente.

Para Horacio Medina, exdirectivo de Pdvsa, la estatal petrolera debe de estar “desesperada por vender”, y no porque las refinerías en EE UU sean un mal negocio sino porque el país “no produce suficiente crudo para abastecer todo el sistema de Citgo”.

En la actualidad, virtualmente la única fuente de divisas de Venezuela es la exportación de petróleo -es el país con mayores reservas probadas- y uno de los mayores productores.

Según la Agencia Internacional de la Energía, Venezuela produjo en 2013 unos 2,5 millones de barriles por día, de los que exportó 1.700.000. La misma fuente señala que a EE UU fue una media de 797.000 bpd, la menor cifra en 25 años, y que cada vez van más a China e India.

El propio Ramírez dijo recientemente que Pdvsa envía a China 524.000 bpd y que aspira a que sean un millón para 2016.

Medina explica que por los convenios de suministro, Pdvsa se ve obligada a comprar crudo para llenar sus refinerías en EE UU “por los importantes envíos que ya hace a China y los compromisos con Petrocaribe, Cuba, etc.”.

El experto señala que si bien efectivamente no es nuevo, “cada día la situación es más complicada y el dinero que gastan en comprar ese crudo es necesario para otras cosas”.

Sin embargo, el ministro Ramírez dijo: “No tenemos ningún apuro, es un tema importante, pero no tenemos ninguna urgencia. La revisión de nuestros activos internacionales siempre ha estado en nuestra agenda”.

¿Por cuánto?

Uno de los principales impedimentos para conseguir un comprador, es el precio que Caracas le quiere poner a sus instalaciones en territorio estadounidense.

Ramírez no quiso referirse a las informaciones reveladas el pasado 24 de julio por Argus Media según las cuales, Pdvsa tiene tres ofertas de entre 10 millardos y 15 millardos de dólares.

Lo que sí dijo Ramírez cuando le comentaron las informaciones que hablan de 10 millardos de dólares fue que Citgo vale más que eso.

Para Fadel Gheit, analista de Oppenheimer and Co, hablar de 10 millardos de dólares es exagerado. “Cuando miras a las transacciones de las refinerías en los últimos dos años, no ha pasado algo así”, le dijo Gheit a BBC Mundo.

La petrolera británica BP le vendió una refinería de 475.000 bpd en Texas a Marathon por 2,4 millardos de dólares.

Russ Dallen, de Caracas Capital Markets, coincide en que lo de los entre $10 millardos y $15 millardos es demasiado alto por tres refinerías.

“Creo que hay quien querría las refinerías pero más en el rango de entre $5 millardos y $7 millardos, tal vez, pero incluso en ese caso, nunca todo, sólo partes”, le dijo a BBC Mundo.

¿Interesados?

Dallen considera que sí pueden encontrarse interesados en adquirir partes de Citgo pero difícilmente toda la empresa.

También es de esa opinión Gheit, quien señala que “las grandes empresas no están interesadas en el negocio de la refinería, sólo las más pequeñas que son además filiales de las grandes”. “Las Exxon Mobil, las Chevron, las BP o Shell no tienen ningún interés en adquirir nuevas refinerías”.

Según lo aparecido en Argus Media, Pdvsa cuenta con tres posibles compradores que han hecho sus ofertas a través de los bancos Goldman Sachs, JP Morgan y Deutsche Bank.

Sólo HollyFrontier ha mostrado abiertamente su disposición a estudiar la posibilidad de comprar.

Pero públicamente, de momento sólo ha mostrado algo de interés la refinadora HollyFrontier, cuyo director ejecutivo, Michael Jennings, dijo el miércoles que siempre está estudiando las posibilidades para crecer y que si Citgo está en venta sería “un buen encaje”.

“Esta empresa tiene capacidad para adquirir Citgo, pero dudo mucho que esté interesada en todo, podrían ser selectivos y elegir una o dos de las refinerías, no toda la empresa”, opina Gheit.

Además, Gheit expresó sus dudas acerca de esa operación porque “eso doblaría el tamaño de la empresa y no les daría los activos que buscan”.

El arbitraje pendiente

En 2007, el entonces presidente Hugo Chávez resolvió nacionalizar la Faja Petrolífera del Orinoco en lo que sus partidarios consideraron el “rescate del petróleo para el pueblo”.

La expropiación afectó a los proyectos de las estadounidenses Chevron, ConocoPhillips y ExxonMobil, así como la británica BP, la francesa Total y la noruega Statoil.

Las principales causas pendientes de Venezuela en el Ciadi son con ExxonMobil y ConocoPhillips.

Sólo ConocoPhillips busca una compensación de $4,6 millardos ante el Ciadi, después de que en un momento dado llegaran a decir que exigían $30 millardos.

La demanda de ExxonMobil ante el Ciadi, que en un principio era de $12 millardos, se supone que debe ser resuelta inminentemente.

Antes, la petrolera estadounidense había acudido al centro de arbitraje de la Cámara de Comercio Internacional, donde obtuvo una indemnización de poco más de $900 millones. Venezuela entiende que ahí quedó resuelto y el propio Chávez llegó a adelantar su intención de no reconocer el fallo del Ciadi.

Es por eso que analistas como Dallen ven una de las razones para vender Citgo en que al deshacerse de los activos en Estados Unidos, Pdvsa estaría evitando que puedan llegar a ser incautados para hacer cumplir un laudo del Ciadi.

Pero otros expertos discrepan y consideran que las petroleras que tienen arbitrajes pendientes con Venezuela podrían tratar de impedir la venta si se consideran perjudicadas.

El abogado especializado en derecho civil internacional Carlos F. Gonzalez, de Diaz Reus Rolff & Targ, le dijo a BBC Mundo que la defensa de quienes han iniciado un arbitraje tratarán de hacer todo lo posible para asegurar que exista manera de cobrar lo que esperan.

“Investigaría la posibilidad de iniciar una acción argumentando que Pdvsa trata de deshacerse de bienes sabiendo que hay el arbitraje pendiente, que esos bienes tienen vínculo con el arbitraje y que lo hacen para bloquear o dificultar la posibilidad de obtener el pago futuro que se espera resuelva el laudo”, agregó Gonzalez.

“Siempre se puede. Las acciones legales se limitan solo por la creatividad de los abogados que manejan el tema”, agregó.

William Kirtley, abogado del bufete de arbitrajes Dugué & Kirtley, le dijo a BBC Mundo que “los tribunales de arbitraje tienen la posibilidad de impedir la venta de activos para preservar el status quo mientras está pendiente la resolución de una disputa” para el caso de que “sea probable que perjudiquen a una parte”.

"Tribunales estatales también pueden tomar medidas para apoyar el arbitraje”, agregó Kirtley.

Así las cosas, Pdvsa bien puede vender Citgo, pero no es tan fácil. Si es que encuentra un comprador dispuesto a poner el precio, lo menos que puede esperar es enfrentarse a una previsible batalla legal en tierra estadounidense.

Contenido relacionado: