• Caracas (Venezuela)

BBC Mundo

Al instante

¿Por qué es tan difícil que Argentina vuelva a tener un índice de inflación confiable?

El Instituto de Estadísticas de Argentina estuvo intervenido por 9 años durante el gobierno de Kirchner | Foto: Getty

El Instituto de Estadísticas de Argentina estuvo intervenido por 9 años durante el gobierno de Kirchner | Foto: Getty

El IPC Congreso difundido hace unos días dejó al índice de inflación anual de 2015 en 29,9%. Y el IPCBA, que calcula la Ciudad de Buenos Aires, fue de 29,6%.

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Obtener una cifra confiable para la inflación en Argentina es como encontrar una aguja en un pajar. A las mediciones realizadas por diversos organismos privados y distintos entes oficiales, que no siempre coinciden, se suma el desconcierto por la inexistencia de un número elaborado por el gobierno nacional.

El problema empezó durante los gobiernos de Néstor Kirchner y su viuda y sucesora, Cristina Fernández, en medio de denuncias por la supuesta manipulación de los datos del índice de Precios al Consumidor (IPC).

Esto provocó una profunda desconfianza de las cifras oficiales tanto dentro como fuera del país.

Y aunque una de las promesas del nuevo presidente de Argentina, Mauricio Macri, fue crear y publicar un índice de inflación confiable, esa parece, hasta el momento, una misión imposible.

¿Por qué?

Intervención del INDEC

Para entender un poco sobre esta gran incertidumbre se necesita explicar qué pasó con la inflación en los últimos años.

El Instituto Nacional de Estadísticas y Censos (INDEC) es el encargado de relevar y revelar el índice de precios al consumidor cada mes.

Pero en 2007, luego de numerosos intentos por frenar la inflación tras varios acuerdos de precios, el gobierno de Néstor Kirchner intervino el INDEC.

Cristina Fernández y Néstor Kirchner

El gobierno de Cristina Fernández decidió suspender la publicación de la medición de inflación del Indec en octubre del año pasado | Foto: AFP

Allí fue relevada de su cargo Graciela Bevacqua, en ese momento directora de precios.

Se ordenó suspender la metodología que ella lideraba para medir la inflación ycomenzaron las dudas sobre las cifras que se publicaban, tras denuncias de manipulación de los datos por parte de la oposición.

Esta situación hizo que consultoras privadas comenzaran a hacer públicos sus propios cálculos, cifras de inflación paralelas que el gobierno kirchnerista condenó e incluso multó.

La oposición en el Congreso entonces tomó esos datos, los promedió y comenzó a publicar las cifras de inflación en el denominado IPC Congreso.

Y, paralelamente, la la provincia de San Luis y la ciudad de Buenos Aires, en ese momento gobernada por el actual presidente Mauricio Macri, siguieron con sus mediciones locales de inflación, pese a que el gobierno de Kirchner las declaró ilegales.

Sin poder alcanzar un resultado satisfactorio y en medio del escándalo por las denuncias de manipulación de datos, en octubre de 2015, el gobierno de Fernández decidió suspender la publicación de la medición de inflación del Indec.

El último índice oficial arrojó un 14,3% anual en octubre del año pasado, mientras que el IPC Congreso en ese momento era de 25%.

¿Qué se busca ahora?

El gobierno de Macri se propuso crear un índice de inflación confiable en 8 meses.

Con ese objetivo, el mandatario nombró como director del Indec a Jorge Todesca, un economista que lideraba la consultora Finsoport, cuyas mediciones sobre la inflación le valieron una causa judicial en la era kirchnerista.

Y convocó también a la desplazada Graciela Bevacqua, para que vuelva a liderar el índice de inflación.

Tras las denuncias de manipulación de estadísticas, desde octubre de 2015 el Indec dejó de publicar el índice de inflación.

Tras las denuncias de manipulación de estadísticas, desde octubre de 2015 el Indec dejó de publicar el índice de inflación | Foto: Getty

En el mientras tanto, el INDEC aclaró que, hasta tanto concluya la elaboración de los nuevos números, se utilizarán como referencia del IPC, los valores elaborados por las direcciones estadísticas de San Luis y de la ciudad de Buenos Aires, descartando el índice Congreso.

El licenciado José María Donati, actual director General de Estadísticas y Censos de la Ciudad de Buenos Aires, explicó a BBC Mundo que el método que utiliza la Capital Federal está "basado en la estructura de gastos promedio de los porteños (habitantes de la capital argentina) y se efectúa un seguimiento en el tiempo de 628 bienes y servicios que componen esa estructura".

Cambios

Pero hubo un cambio de rumbo la semana pasada y el gobierno de Macri quiso acelerar los tiempos.

"No entiendo la urgencia para salir con un índice en dos meses", afirmó Bevacqua y decidió entonces dejar el cargo.

"Si se hace de cero, un índice de precios en dos meses no es creíble", explicó la exfuncionaria.

Las protestas por los aumentos de precios se sucedieron en el gobierno kirchnerista.

Las protestas por los aumentos de precios se sucedieron en el gobierno kirchnerista | Foto: Getty 

"Voté a Macri y estaba convencida de que venía una era de transparencia, pero lo cierto es que esto erosiona la credibilidad del INDEC y del Gobierno", le confió a BBC Mundo.

¿Por qué es tan difícil?

"La confiabilidad la vas a tener cuando se muestren cifras razonables", aseguró a BBC Mundo la licenciada Marina Dal Poggetto, directora ejecutiva del Estudio Bein, en Buenos Aires.

El Estudio Bein es uno de los que publican una estimación de inflación privada. La última, correspondiente a enero de 2016, fue de 2,8% mensual, 27,4% interanual y un 9,8% de inflación en los últimos tres meses (noviembre, diciembre y enero).

El IPC Congreso difundido hace unos días dejó al índice de inflación anual de 2015 en 29,9%. Y el IPCBA, que calcula la Ciudad de Buenos Aires, fue de 29,6%.

"Hay una voluntad y conciencia de la necesidad de la recuperación de las estadísticas y desde el Congreso habrá una discusión para logar transparencia", dijo a BBC Mundo el economista y diputado por el Frente Renovador, Marco Lavagna, quien compone el equipo que difunde el IPC Congreso.

    La exdirectora técnica del Indec, Graciela Bevacqua, y el actual director del organismo, Jorge Todesca, durante una conferencia de prensa.

    La exdirectora técnica del Indec, Graciela Bevacqua, y el actual director del organismo, Jorge Todesca, durante una conferencia de prensa | Foto: Ministerio de Economa de Argentina

    Por su parte, el encargado de las estadísticas de la Ciudad de Buenos Aires considera que hay dos caminos para que la Argentina pueda volver a tener un índice de inflación serio.

    "Elegir una encuesta de gastos confiable, seleccionar un conjunto de bienes y servicios y capacitar a los recursos humanos que administra el INDEC para que hagan un relevamiento en todo el país. Ese proceso demora entre 9 y 12 meses", aseguró Donati a BBC Mundo.

    "La otra opción es utilizar un índice existente, e ir incorporando jurisdicciones provinciales a medida de que los precios que se releven. Este proceso tiene la ventaja de que se tendría rápidamente un resultado oficial que se iría robusteciendo con el paso del tiempo", opinó.

    Mientras que para la licenciada Bevacqua "no importa lo que hagan ahora, porque va a quedar el manto de sospecha".

    "Esto no ayuda en lo más mínimo a la credibilidad del INDEC, ni del Gobierno", le insistió a BBC Mundo.